Hidrovía: a dos meses de que finalice la concesión, se celebra la primera reunión del Consejo Federal

El encuentro se realiza este lunes con entidades y actores interesados en la vía navegable.

La Hidrovía Paraná – Paraguay define su futuro en las próximas horas. Este lunes desde las 10, el Ministerio de Transporte convocó a la primera reunión del Consejo Federal Hidrovía para definir objetivos y los próximos pasos.

La concesión a la empresa Hidrovía SA finaliza este año y el tiempo comienza a acabarse para tomar una decisión. Por este motivo, el Gobierno creó un espacio de coordinación política y estratégica para la administración de la Hidrovía Paraguay-Paraná, que presidirá el Ministerio de Transporte, conducido por Mario Meoni, y estará integrado por el Ministerio del Interior, y Desarrollo Productivo, además de las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe. 

Este evento se transmitirá vía satélite abierto para todos los canales del país y también habrá transmisión mediante streaming abierto. La reunión abordará todo lo referido a la concesión de la obra pública de la vía navegable troncal de la Hidrovía Paraguay-Paraná.

También participarán, organizaciones no gubernamentales, organizaciones sindicales y otros entes u organismos públicos o académicos con interés en la materia. De este modo, podrán participar de modo virtual los 50 organismos invitados para cercar sus opiniones y posiciones.

Desde el Gobierno destacaron que la Hidrovía constituye la opción de transporte más relevante de la producción agrícola, tanto de graneles sólidos como líquidos. Esta vía navegable representa la salida de aproximadamente el 80% de la exportación nacional y es una de las vías naturales de mayor longitud del planeta con 3.442 kilómetros.

Según los números aportados, se transportan más de 100 millones de toneladas de carga, mercadería transportada en contenedores, carga de la industria automotriz, de la industria metalúrgica, la gran mayoría del transporte de pasajeros en la modalidad de cruceros, entre otras operaciones. También, constituye una de las vías centrales de transporte de gas natural, petróleo crudo y productos refinados, siendo de importancia vital para el abastecimiento energético del país.

Participan

Ministerio de Defensa de la Nación; Ministerio de Seguridad de la Nación; Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca; Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación; Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación; Prefectura Naval Argentina; Servicio de Hidrografía Naval; Instituto Nacional del Agua; Defensoría del Pueblo de la Nación Argentina; Universidad Nacional de San Martín; Universidad de Buenos Aires; Universidad Nacional de Rosario; Universidad Nacional del Litoral; Universidad Nacional de La Plata; Universidad Nacional del Nordeste; Universidad Nacional de Entre Ríos; Universidad Tecnológica Nacional; Consejo Federal de Inversiones; Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina, cuatro (4) representantes; Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante; Unión Industrial Argentina, dos (2) representantes; Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina; Consejo Portuario Argentino; Cámara de Puertos Privados Comerciales; Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas; Cámara Naviera Argentina; Federación de Empresas Navieras Argentinas, tres (3) representantes; Confederación Argentina de la Mediana Empresa; Confederación Intercooperativa Agropecuaria; Confederaciones Rurales Argentinas; Sociedad Rural Argentina; Asociación Argentina de Ingeniería Naval; Asociación Argentina de Ingenieros Portuarios; Asociación Civil Prácticos República Argentina; Centro de Navegación Argentina; Bolsa de Comercio de Rosario; Bolsa de Comercio de Santa Fe; Fundación Humedales; Fundación Taller Ecologista; Fundación Cauce Ambiental; Unidad de Información Financiera; Confederación General Económica; Intersindical Marítima Portuaria; Foro de Localidades Portuarias de la Provincia de Santa Fe; Municipio de Rosario (Provincia de Santa Fe); Municipio San Lorenzo (Provincia de Santa Fe); Municipio de San Martín (Provincia de Santa Fe); Comuna de Timbúes (Provincia de Santa Fe); Movimiento Arraigo y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas.

Agrofy News

Ver Más

La Mesa de Enlace cruzó al titular del Renatre: qué le dijo en una carta

Carlos Iannizzotto (Coninagro), Jorge Chemes (CRA), Daniel Pelegrina (SRA) y Carlos Achetoni (FAA).

Las entidades del campo en la Mesa de Enlace les mandaron una carta a José Voytenco, secretario General de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) y presidente del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre), luego de que el dirigente se expresara sobre la informalidad en el sector y deslizara un pedido de mayor presencia del Estado en el Renatre.

Para los ruralistas de la Mesa de Enlace, esto último les recuerda a la experiencia del Renatea entre 2011 y 2015, cuando el Renatre -donde están las entidades del campo y el gremio- fue estatizado. Las entidades del agro fueron despedidas en ese momento del ente que otorga una libreta del trabajador, brinda un seguro de desempleo y hace fiscalizaciones sobre el trabajo informal.

“Nosotros tenemos un gran desafío por delante. Según los números del Indec del segundo trimestre de este año hablamos de más de 500 mil trabajadores en negro. Estamos hablando de más del 60% de trabajadores en negro en la actividad”, había dicho Voytenco a Infogremiales en diciembre de 2020. Después, en otras declaraciones hizo un pedido para modificar la ley del Renatre.

“En lo que respecta a su pedido de mayor intervención del Estado en detrimento de las entidades, cabe mencionar el fracaso del proyecto Renatea. No solo fue desarticulado por un contundente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que restituyó al Renatre con incontrastables argumentaciones jurídicas y legales sino que, durante la gestión del Estado, no solo no mejoraron los procesos de fiscalización sino que una de las prestaciones fundamentales del Registro, la prestación por desempleo, se mantuvo prácticamente inalterada, perjudicando a los trabajadores rurales a quienes debía proteger, lo que hace sospechar que la verdadera motivación de dicha fracasada estatización fuera la necesidad de hacerse de los recursos que administra el Registro. Por el contrario, en la gestión presente la actualización de dicho beneficio acompaña a las mejoras salarias aprobadas por la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA), en la que están representadas las tres partes”, dice un tramo de la carta, a la que accedió LA NACION, que la Mesa de Enlace le mandó el jueves pasado a Voytenco.

En el caso del Renatre, la presidencia se alterna entre las entidades del agro y la Uatre. Voytenco es el secretario general del gremio desde el año pasado luego del fallecimiento de Ramón Ayala. Voytenco ha dicho que quiere darle una nueva impronta al gremio. Con Ayala el sindicato estuvo cercano al gobierno de Mauricio Macri. Lo mismo sucedió cuando al gremio lo manejaba Gerónimo “Momo” Venegas, fallecido en 2017.

En la carta las entidades del agro recuerdan a Voytenco que “el gremio está debidamente representado en el directorio del organismo, máximo órgano de gobernanza, y hoy detenta su presidencia, por lo que puede proponer la optimización de todos los procesos que le preocupan, incluido el de fiscalización”.

“Los argumentos y cifras (sobre la informalidad) que exhibe no tienen en cuenta las particularidades y complejidades del sector agropecuario argentino, que como usted bien sabe, se encuentra atravesado por la realidad del trabajo temporario en infinidad de economías regionales y actividades productivas que implican y requieren un abordaje específico. En rigor, si dejamos de lado estas actividades, el trabajo registrado en el sector supera el promedio nacional”, dicen las entidades del agro en otro tramo de la carta.

La Nacion

Ver Más

Fuerte rechazo en el agro a una norma que podría suspender a las empresas por orden de Comercio

Si la Secretaría de Comercio le informa al Ministerio de Agricultura que una empresa no cumplió una norma ligada al consumo, la cartera agrícola la podría suspender de un registro para operar

Luego de que el Gobierno determinara que, para permanecer en un registro oficial, las empresas deberán cumplir con las normas, sentencias o laudos de organismos con competencia en el abastecimiento interno, en obvia referencia a la Secretaría de Comercio Interior, en la agroindustria se encendieron las luces de alarma. En diálogo con LA NACIONreferentes de varios sectores consideraron a la disposición como excesiva y advirtieron acerca de la repercusión que cualquier eventual infracción comercial podría llegar a tener en la actividad industrial.

La resolución del Ministerio de Agricultura, que fue publicada en el Boletín Oficial a principio de este mes, señala que quienes no estén en línea con los requisitos estipulados podrían ser suspendidos del Registro Único de la Cadena Agroindustrial (RUCA). Es decir, si la Secretaría de Comercio, por ejemplo, le informa a Agricultura que una empresa no tiene lealtad comercial o incumplió un convenio, la misma podría ser dada de baja de ese registro clave para poder trabajar tanto en el mercado interno como para exportar.

“Si lo que se busca con esto es que se cumpla con los acuerdos, puede ser peor el remedio que la enfermedad”, comentó Ércole Felippa, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL). “En nuestro caso, hoy no hay elementos objetivos que hagan presuponer que pueda llegar a haber desabastecimiento de productos lácteos. La producción nacional alcanza para abastecer normalmente la demanda local”, precisó el dirigente de la entidad que agrupa a las usinas lácteas generadoras del 65% de la leche que se procesa en el país.

Desde el CIL aseguran que lo único que podría complicar la situación sería algún acontecimiento ligado a lo climático u otra cuestión extraordinaria que provoque una baja de la producción. Sin embargo, más allá de ello, en el sector lácteo no encuentran motivos para tener problemas, ya que también cumplen con el programa de precios máximos acordado con el Gobierno.

Por su parte, desde la industria molinera consideraron a la medida como “un exceso”. Y agregaron que, al no poderse determinar la gravedad de la infracción en el comercio, la suspensión del RUCA podría producirse por factores externos a lo estrictamente productivo. “Una infracción comercial no tiene por qué generar que cesen las actividades industriales”, advirtieron.

En ese sentido, el analista económico Jorge Ingaramo apuntó que las consecuencias de la medida pueden llegar a ser impredecibles. “Lo importante es saber en qué momento se gatilla la suspensión del inscripto en el RUCA, porque si la mera denuncia de un consumidor genera que a una empresa se la suspenda, estamos en un problema. Esta incertidumbre afecta a las inversiones y hace que aumente el riesgo de la actividad empresarial”, dijo a LA NACION.

Consultada al respecto, una fuente de la industria de la carne consideró que “en algunos temas sensibles los límites no son tan claros”, pero que, en última instancia, todo pasa por el adecuado uso de las disposiciones que se haga en cada caso. “Es habitual que existan requisitos cruzados entre diferentes entes del Estado con el objeto de impulsar el cumplimiento de normas”, matizó.

Según precisa la resolución, lo que busca el Gobierno es “resguardar el derecho a la alimentación de las personas que habitan el suelo argentino, en un todo de acuerdo a los fines y principios que surgen de la propia Constitución Nacional”.

A su vez, detalla la necesidad de evitar que “las normas dictadas en materia de consumo o abastecimiento alimenticio se tornen en letra muerta por falta de efectos, o que tengan un efecto diferenciado que las torne ilusorias; pero sin tomar intervención o injerencia en los restantes procesos llevados adelante por los órganos con competencia en tales materias, sino solo ante los incumplimientos allí detectados”.

El RUCA permite a las empresas anotadas operar tanto en el mercado local como en el externo. Con estas nuevas obligación, el Gobierno suma exigencias a las ya agregadas el año pasado, cuando incorporó como requisito para ser incluido en el registro oficial cumplir con la liquidación de divisas. Ahora, este mecanismo se replica pero para el abastecimiento interno.

Precios atrasados

Otra cuestión que se enmarca a este problema es la del atraso de los precios. En enero, la Mesa del Trigo le pidió al Gobierno que establezca una fórmula de actualización para los precios máximos de la harina del cereal, ya que hace un año se encuentra congelado. Desde la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) pidieron en una reunión con los funcionarios que haya precios acordes con los valores actuales del trigo y de los índices inflacionarios previstos para el 2021.

En el sector molinero indican la existencia de una distorsión principal: la incompatibilidad de la política de precios máximos con un mercado de trigo que fluctúa a libre precio y que en el último año creció 65%, mientras que, a lo largo de ese mismo periodo, la harina controlada por el Gobierno tuvo un aumento total de 9%.

Pedro Lacour
La Nacion

Ver Más

Semillas forrajeras: invierten casi un millón de dólares en una planta

La firma Semillas Biscayart terminará de concretar una inversión de un millón de dólares en su planta de semillas forrajeras en Pergamino.

Con el foco puesto en sostener la alta calidad de las semillas en todo el proceso, la compañía Semillas Biscayart, ubicada en Pergamino, provincia de Buenos Aires, terminará de concretar en marzo una inversión cercana al millón de dólares en su planta de tratamiento de semillas forrajeras para ampliar su capacidad productiva.

La empresa se especializa tanto en la investigación y producción de semillas forrajeras, como en los cultivos de servicio, sorgos y césped y celebró sus 35 años en el mercado con un plan de inversiones orientado a maximizar la capacidad y optimizar la calidad de sus procesos de tratamiento.

“El objetivo es ofrecerles a los productores, a través de nuestra extendida red de distribuidores, una semilla con la mejor calidad posible. Este siempre ha sido el norte de nuestra empresa y lo seguimos sosteniendo 35 años después”, afirmó Martín Biscayart, director de la firma.

Las inversiones están direccionadas sobre todo a la planta de tratamiento existente, que fue diseñada especialmente para semillas forrajeras. Allí se incorporó una máquina de prelimpieza para tratar hasta 20 toneladas por hora y una secadora para recibir entre cinco y seis toneladas por hora.

Además, se instaló un circuito de norias y sinfines para acompañar con mayor eficiencia todo el procesamiento, una nueva descarga hidráulica, un sistema de termocuplas con sensores de temperatura y monitoreo a distancia, además de un sistema de automatización PLC y una palletizadora automática.

El proyecto de mejoras se completa con la construcción de naves de depósito de más de mil metros cuadrados y una cámara de frío de 1720 metros cúbicos. “Tenemos un fuerte compromiso con la producción ganadera. Adecuar nuestra planta nos permite mantener un eficiente control en los procesos de calidad y asistir, con una semilla de excelencia, a las necesidades del productor lechero o de carne”, remarcó el director de la semillera.

La Nacion

Ver Más

El campo insiste en que no forma precios: “El 41% del chango del supermercado son impuestos”

Confederaciones Rurales Argentinas lanzó una campaña que muestra que, de la tranquera a la góndola, los precios aumentan hasta siete veces. Se quejó de una “caza de brujas igual que en la Inquisición”.

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) insistió este miércoles en que el campo no es formador de precios y disparó contra la “caza de brujas” que pesa sobre el campo y que “es igual que en la Inquisición”.

“Decir que los productores agropecuarios somos formadores de los precios pagados por el consumidor final en góndola, no es solo una falta de veracidad técnica, es también un desconocimiento pleno de cómo funciona el andamiaje productivo del país”, subrayó CRA en un comunicado.

De acuerdo con la entidad confederada, los productores son los primeros en mérito, porque son los que aportan la materia prima para la generación de alimentos; pero son el último eslabón de la cadena en el flujo monetario, “ya que el mismo inicia en el consumidor final y va desandando hacia atrás hasta llegar al productor”. 

“Esto es lo que hace que el productor sea un tomador de precios en el mercado y no un formador”, sintetizó CRA.

En la práctica, la confederación que preside Jorge Chemes aseguró que los productores gestionan costos y no precios. “Establecemos nuestra estructura productiva en base a los precios que el mercado refleja para nuestros bienes”, continuó. 

El peso del Estado

En este marco, citó algunos ejemplos prácticos: el trigo multiplica siete veces su precio de la tranquera a la góndola, y dos de esas siete son impuestos; la leche y la carne se multiplican por cuatro y una es por los impuestos; los pollos se expanden 4,47 veces de la granja a la góndola, y 1,38 es consecuencia de los tributos que inciden en la comercialización. 

Precisamente, la entidad consideró que el componente impositivo es el principal responsable de la inflación. “El 41 por ciento de lo que cargamos en el chango de un supermercado son impuestos”, subrayó. 

De acuerdo al Departamento Económico de CRA, hoy en día para comprar la misma cantidad de alimentos de la canasta básica que se adquirían con 100 pesos en enero de 2017, se necesitan 383 pesos.

Según CRA, “la inflación en Argentina se genera por las políticas monetarias, la presión fiscal y las intervenciones viciosas en las cadenas de precios”, y no por los productores.

“Buscar culpables en vez de soluciones, tener diagnósticos de situación basados en posiciones ideológicas y no académicas, lleva a una caza de brujas que solo da lugar a más incertidumbre y miedo del futuro”, remarcó la entidad.

Y repitió: “Por falta de información, de conocimiento, por ignorancia o por una ideología carente de sustento y desacoplada de la verdad, de la realidad; se establece una suerte de “caza de brujas”, que es (al igual que en la inquisición) querer echarle la culpa de una situación que en Argentina ya es estructural a los que no solo no la tienen, sino que también son los que hoy trabajan para que en la mesa de cada uno no pasen las privaciones que vemos en otros países cercanos”.

Agrovoz

Ver Más

Al campo: aconsejan aprovechar las tasas negativas para financiarse

El Banco Central de la República Argentina obliga a las entidades a prestar una determinada cantidad de dinero al 30% anual fijo en pesos. Si no concretan estos créditos, el BCRA los sanciona.

“El escenario para el financiamiento de los productores puede calificarse tranquilamente como de oportunidad”, dijo el especialista Martín Nava. “Las empresas tienen la oportunidad de hacer inversiones con préstamos a largo plazo u obtener capital de trabajo para evolución con tasas de interés negativas en pesos”, agregó, al hablar en un reciente webinar organizado por AZ-Group.

Nava dijo que el actual gobierno reeditó la línea de Inversión Productiva, con tasas de interés muy bajas, menores a la inflación y a la evolución del tipo de cambio. Ocurre que el Banco Central de la República Argentina obliga a las entidades a prestar una determinada cantidad de dinero al 30% anual fijo en pesos. Si no concretan estos créditos, el BCRA los sanciona.

Esta línea de préstamos blandos para pymes es muy conveniente para el sector agropecuario, porque permite hacer inversiones de todo tipo en agricultura y ganadería, a 48 meses, con la tasa mencionada durante todo el periodo del crédito, según precisó. Se puede optar por garantía prendaria o leasing. También hay créditos al 30% anual para capital de evolución, a 12 y 18 meses.

Según señaló, para competir con esa línea, algunos bancos han salido agresivamente con líneas propias. Puso como ejemplo que el Banco Santander dispuso un cupo de préstamos para inversiones de todo tipo al 23% anual fijo en pesos.

“Las tarjetas agropecuarias también ofrecen buenas alternativas a los productores. Otorgan financiación de corto plazo para la compra de insumos ganaderos y agrícolas con una tasa que puede ir del 23 al 30% anual y plazos de 180 a 360 días”, indicó.

Nava también recomienda la negociación de cheques de pago diferido. “Los productores pueden desprenderse con mucha facilidad de estos valores pesificados provenientes de negocios ganaderos o de forwards y obtener contado entregándolos a entidades financieras. Por ejemplo, para plazos de hasta 90 días, se puede conseguir una tasa del 17% anual para el descuento, mientras que si el plazo es entre 91 y 270 días sube al 19%”, expresó.

“Este festival actual de tasas negativas es de dudosa sostenibilidad a futuro”, advirtió Nava. Justificó esa afirmación en que los bancos deben pagar 37% anual a los ahorristas y en que se proyecta una tasa de inflación del 50% anual para 2021.

“Puede ocurrir que se mantengan tasas bajas hasta las elecciones de octubre, pero eso también dependerá de la marcha del acuerdo con el FMI y de la evolución del tipo de cambio, entre otras variables”, adelantó.

“Quien tenga pensado tomar créditos para evolución o para inversión podría aprovechar las oportunidades existentes hoy, porque no hay garantía de que tasas tan negativas se mantengan el año que viene”, concluyó.

La Nacion

Ver Más

El campo no es formador de precios

Decir que los productores agropecuarios somos formadores de los precios pagados por el consumidor final en góndola, no es solo una falta de veracidad técnica, es también un desconocimiento pleno de cómo funciona el andamiaje productivo del país.

Los productores somos el eslabón primario de todas las cadenas, aquel donde empieza el flujo de materia prima que luego llega a la mesa de cada hogar; somos el primero en mérito, aquel que enciende la maquinaria productiva y transformadora del país; no lo dice un sector, lo dicen los números, las estadísticas, lo muestra nuestra participación en las exportaciones, en el PBI, en el empleo formal privado.

Sin embargo, somos el último eslabón de la cadena en flujo monetario ya que el mismo inicia en el consumidor final y va desandando cada eslabón en la cadena hasta llegar al productor. Esto es lo que hace que el productor sea un tomador de precios en el mercado y no un formador. 

Los productores gestionamos costos y no precios, establecemos nuestra estructura productiva en base a los precios que el mercado refleja para nuestros bienes, resultado de nuestra producción; y es que “en una cadena comercial no hay más dinero para repartir que el que un consumidor paga por ese bien o servicio”.

Cómo podemos ser formadores de precios, si de lo que le pagan al productor:

  • El Trigo multiplica 7 veces su precio al llegar al consumidor final y 2 de esas 7 son IMPUESTOS.
  • Si la Leche multiplica 4 veces su precio y 1 vez de esas 4 son IMPUESTOS.

ü  Si la Carne Bovina se multiplica 4 veces su precio y 1 vez de esas 4 son IMPUESTOS.

ü  Si el grano utilizado para la alimentación del pollo parrillero se multiplica 4,47 veces y 1,38 son IMPUESTOS.

Es por esto que, si por falta de información, de conocimiento, por ignorancia o por una ideología carente de sustento y desacoplado de la verdad, de la realidad; se establece una suerte de “Caza de Brujas”, que es (al igual que en la inquisición) querer echarle la culpa de una situación que en Argentina ya es estructural a los que no solo no la tienen, sino que también son los que hoy trabajan para que en la mesa de cada uno no pase las privaciones que vemos en otros países cercanos.

Cuando dicen: “¿Por qué suben los precios?” En Argentina hay dos componentes excluyentes en la formación de todos los precios:

Los impuestos (41% de lo que cargamos en el chango de un supermercado son impuestos) y la inflación, en Argentina durante el 2020 fue de 36,1%, mientras que otros países como Uruguay alcanzó el 8,1%, México el 3,5%, Chile el 3,1%, Perú solamente 2,6%.

De acuerdo al Departamento Económico de CRA, desde Enero del 2017 a hoy Febrero del 2021:

  • La Carne se multiplicó por 4,3 veces
  • La Leche en Góndola se multiplicó 4,4 veces
  • El Gasoil se multiplicó 4,3 veces

·       La Canasta básica se multiplicó 4,23 veces

·       El dólar oficial del Banco Nación se multiplicó 5,8 veces.

Para entenderlo mejor, en enero de 2017 con $100 se podía comprar una combinación y una cantidad determinada de productos de la canasta básica, mientras que para comprar hoy en febrero de 2021 esa misma cantidad y combinación necesitas $383, la inflación en Argentina se genera por las políticas monetarias, la presión fiscal y las intervenciones viciosas en las cadenas de precios.

En economía como en la vida, se puede hacer cualquier cosa, lo que no se puede, es evitar las consecuencias de sus actos.

Buscar culpables en vez de soluciones, tener diagnósticos de situación basados en posiciones ideológicas y no académicas, lleva a una caza de brujas que solo da lugar a más incertidumbre y miedo del futuro.

CRA
Confederaciones Rurales Argentinas

Ver Más

Transporte de granos: la tarifa sube 24% en Córdoba y ya rigen los nuevos valores nacionales

En la provincia, la actualización se aplicará a partir de que comience la cosecha de maíz, en marzo. Cuáles son los precios que se fijaron para viajes de alcance nacional.

La Mesa del Transporte de Cargas Agropecuarias de Córdoba convalidó esta semana un ajuste del 24 por ciento en la tarifa de granos y afines para la cosecha 2021.

Así lo informó la Federación Cordobesa del Transporte Automotor de Cargas (Fecotac) y precisó que, hasta el inicio de la recolección, que generalmente ocurre con los primeros lotes de maíz en marzo, se trabajará con la tarifa llena acordada en octubre pasado.

“Sí, se actualizará a partir de las primeras trillas en cada zona”, confirmó a Agrovoz el presidente de Fecotac, Pablo Trapani.

De todos modos, vale recordar que estos valores son orientativos: la Mesa lo único que hace es reunir a los actores de la cadena (transportistas, ruralistas y dadores de carga) para que acuerden un precio que luego la idea es que sea respetado, aunque no es obligatorio, porque no deja de ser una negociación privada.

En este marco, Fecotac anunció que la próxima semana realizará reuniones regionales con el fin de repasar y coordinar las medidas a adoptar en procura de la defensa de la tarifa y la prioridad de carga de los transportistas locales.

Asimismo, destacó la coincidencia que hubo en la Mesa de trabajar de manera urgente en medidas concretas que permitan resolver el problema de la alta informalidad en el sector del autotransporte, que distorsiona el mercado, generando fuertes caídas de la tarifa.

Actualización

Trapani mencionó además que ya se fijó una reunión para el 7 de abril, para volver a revisar los números. Cabe recordar que en, lo que va del año, los combustibles están teniendo un promedio de un ajuste por semana, y eso encarece el principal costo de los transportistas que es el gasoil. 

Por ejemplo, el Índice de Costos Logísticos Nacionales que el Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) elabora para la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), arrojó en enero un aumento del 4,3 por ciento en los costos con transporte, lo que elevó la inflación interanual al 39,6 por ciento. 

“La suba se debió, en gran medida, al incremento del combustible, cercano al 10 por ciento, con tres aumentos seguidos durante el mes”, indicaron desde la Cedol.

Del mismo modo, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) afirmó que, “impulsados por la mayor suba del combustible en dos años, los costos del transporte de cargas aumentaron casi cinco por ciento en enero”.

En concreto, el incremento del primer mes del año fue del 4,7 por ciento, llevando el acumulado anual a 38 por ciento, valores similares a los medidos por la UTN para la Cedol.

“El principal responsable del aumento fue el combustible, principal insumo del sector, que escaló un 10 por ciento respecto de los valores de diciembre de 2020”, coincidió Fadeeac.

Tarifa nacional

Son los valores que surgieron en el marco de la Mesa de Negociación Participativa que acordó un ajuste del 22,5 por ciento, debate que ocurrió en el medio de las fuertes protestas realizadas por transportistas autoconvocados en reclamo de mayores precios.

Mientras tanto, este viernes la Subsecretaría de Transporte Automotor de la Nación oficializó las nuevas tarifas de referencia para el transporte de cereales y oleaginosas a nivel nacional.

Así, los nuevos valores por kilómetro y tonelada, para viajes de alcance nacional.

Favio Re
Agrovoz

Ver Más

Un cordobés, nuevo presidente de Aapresid

En la primera vez en la historia que se presentaron dos postulantes, David Roggero, de Laboulaye, fue elegido para comandar la entidad durante los próximos dos años.

La Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) vivió este jueves una jornada histórica: por primera vez, dos candidatos se presentaron para aspirar a comandar la entidad por los próximos dos años.

Tras la renuncia de Alejandro Petek a fines del año pasado, quien asumió fue José Luis Tedesco, de la regional Chacabuco. 

Tedesco se presentó como candidato, pero encontró un rival: David Roggero, de la regional Laboulaye, quien terminó siendo el ganador de la votación por un amplio margen.

Roggero es un ingeniero agrónomo de 49 años que encabeza una empresa familiar en el sur de Córdoba. Además de ser socio fundador de la regional de su ciudad, también fue fundador de la Chacra Sur de Córdoba y fue uno de los primeros productores certificados con el Protocolo Agricultura Sustentable Certificada de Aapresid.

Actualmente, era el director adjunto del programa REM (Red de Manejo de plagas) de Aapresid y desde 2015 integraba el comité ejecutivo de la entidad, habiendo sido vicepresidente entre 2017 y 2018. 

Vale mencionar que hacía 13 años que la entidad no tenía un presidente cordobés: el último había sido Jorge Romagnoli, de la regional Los Surgentes-Inriville. 

Tras ser electo, Roggero declaró: “Tenemos que entre todos uno de los lemas de Aapresid: que nadie sabe tanto como sabemos todos juntos”. 

Agrovoz

Ver Más

Alberto Fernández tras la reunión con la Mesa de Enlace: “Tuvimos un diálogo constructivo”

El Presidente pidió “garantizar una ganancia a quien produce, pero protegiendo a los más vulnerables”. Aunque hay “disidencias” entre el agro y el Gobierno, por ahora no habrá suba de retenciones

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, consideró “constructivo” el diálogo que mantuvo el miércoles por la tarde con los integrantes de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (Ceea).

En un mensaje que emitió por Twitter a la medianoche, Fernández explicó: “Abordamos el problema de la inflación de los alimentos y acordamos buscar un camino para que la suba de los precios internacionales no afecte a los precios internos en desmedro de millones de argentinos y argentinas”.

Según el funcionario, el agro manifestó su “voluntad de trabajar juntos para revisar los precios de la cadena de producción, para encontrar una solución consensuada para evitar que suban los alimentos ligados a la producción agrícola y ganadera”.

“Estamos ante el desafío de garantizar una ganancia a quien produce, pero protegiendo a los más vulnerables. Todos debemos trabajar sin egoísmos priorizando el interés colectivo”, completó el mandatario. Por su parte, el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentos, Luis Basterra, confirmó que el Presidente le manifestó a la Mesa de Enlace que no tiene “voluntad ni intención” de modificar las retenciones.

Lo hizo tras participar del encuentro que mantuvieron los ruralistas con el mandatario nacional, luego de que éste amenazara con incrementar los derechos de exportación si no bajan los precios de los alimentos, y de que los representantes del campo le contestaran con un durísimo mensaje.

Según señala La Voz, Basterra admitió que esa fue una de las principales conclusiones de la reunión, aunque subrayó que existen “disidencias” con la opinión del agro de que su incidencia es muy baja en la formación de los valores que se pagan en las góndolas.

En concreto, tras el encuentro, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, aseguró que “no va a haber incremento de retenciones ni intervención en los mercados” y explicó que se acordó con el gobierno seguir analizando “cómo funcionan las cadenas (de comercialización)”.

“Se entendió que nuestra participación en el precio final es baja”, remarcó Chemes. Sin embargo, Basterra ofreció otra versión: si bien coincidió en que los equipos técnicos analizarán los eslabones de la cadena de comercialización para precisar las estructuras de costos, se diferenció al admitir que “hay disidencias” con los expuesto por los representantes de la Mesa de Enlace. 

Puntualmente, que para el Gobierno no es tan baja como argumenta el campo la incidencia de los precios internacionales que se pagan por los granos en el precio final de los alimentos.

Diálogo

“Llegamos al compromiso para que cada uno sea partícipe del objetivo central expuesto por el Presidente: que la mesa de los argentinos tenga alimentos accesibles”, sintetizó Basterra.

Por el lado del Gobierno, además de Basterra y del Presidente, estuvieron la vicejefa de Gabinete, Gabriela Todesca Bocco, el canciller Felipe Solá y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz. La Mesa de Enlace, en tanto, estuvo representada por los presidentes de las cuatro entidades: Chemes, Carlos Iannizzotto (Coninagro), Carlos Achetoni (Federación Agraria Argentina) y Daniel Pelegrina (Sociedad Rural Argentina).

“Acá no se trata de encontrar villanos sino ver qué compromiso puede sumar cada sector, sin que se pierda la rentabilidad, pero entendiendo que hay determinados productos que tienen que llegare a la mesa de los argentinos”, continuó el ministro de Agricultura, en tono dialoguista.

En relación a la estructura de costos, Chemes pidió revisar la responsabilidad que tienen todos los eslabones: la industria, la comercialización, la distribución y también el Estado con los impuestos.

Basterra dijo, sin embargo, que la discusión central de la reunión no pasó por una revisión del actual esquema impositivo, pese a que la dirigencia rural dejó asentada su posición. “Tampoco se discutió sobre el IVA”, mencionó.

En la reunión, además, el titular de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, anunció que el campo se sumará a la mesa del Consejo económico y social para “construir hacia futuro”, porque “la economía se tiene que sanear”. 

Sobre los precios de los alimentos, opinó: “Se nos culpa por los precios pero hay un problema de falta de ingresos que es producto de la inflación. Eso es lo que hay que controlar”.

Por su parte, el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, reconoció que “hubo un acercamiento” y destacó que se haya acordado establecer “una hoja de ruta que es el diálogo”. 

Agrovoz

Ver Más