Carne: con menos volumen, la Argentina subió un lugar en el ranking de exportadores

30/11/2021 – En octubre de 2020 ocupaba el quinto lugar y en 2021 para el mismo mes subió un puesto, aunque exportando un volumen menor. De un acumulado el año pasado hasta octubre de 731.237 toneladas pasó a 677.000 toneladas.

https://alfredosmondino.com/

Las exportaciones de carne argentina en octubre cayeron a 58.000 toneladas res con hueso, lo que significó un retroceso del 25% respecto de septiembre (78.000 toneladas) y 30% menos que las del mismo mes de 2020. En el acumulado del año sumaron 677.017 toneladas, un 8% menos que el mismo período del año pasado.

En el ranking de exportaciones, con datos de octubre, Brasil figura primero, a pesar del cierre de exportaciones hacia China (tras dos casos atípicos de vaca loca). Segundo quedó Estados Unidos y tercero India. El cuarto y quinto lugar lo vienen disputando la Argentina (677.017 toneladas) y Australia (660.000), ambos con tendencia a menores exportaciones. La Argentina, por limitaciones políticas, y Australia, por estar en una fase de retención y por problemas diplomáticos con China. Más atrás vienen Uruguay, Nueva Zelanda y Paraguay.

En 2020, la Argentina ocupaba el quinto lugar y en 2021 subió un puesto, pero exportando un volumen menor al del año pasado hasta octubre (677.000 toneladas vs. 731.237).

Las proyecciones de embarques para todo 2021 vienen bajando. En septiembre se esperaba llegar a un millón de toneladas, pero las exportaciones de octubre fueron menores a lo esperado y eso impactará en el volumen final anual.

Un cálculo preliminar indica que se podría llegar a 810.000 toneladas en todo 2021. La cifra resulta de considerar lo exportado realmente hasta octubre y estimar que en noviembre y diciembre se embarcará el equivalente al promedio de los últimos tres meses con datos. Claramente, la Argentina quedará lejos del millón de toneladas que se estimaba de manera optimista a principios de primavera, aproximadamente 100.000 toneladas por debajo de 2020.

El único consuelo es el aumento del precio internacional de la carne. En 2021, los precios FOB de octubre fueron 43% mayores respecto de octubre 2020. En tanto, el promedio de los 10 meses transcurridos de 2021 es 6% superior al 2020. Este factor compensará, en parte, lo que no se pudo vender debido a las restricciones impuestas por el Gobierno.

Francisco Ravetti
El autor es analista ganadero de AZ- Group
La Nación

Ver Más

Precios: definen medidas para la carne y continúa la disputa por las retenciones

30/11/2021 – El Gobierno proyecta un 2022 con precios de commodities elevados; anunciarán ampliación de cortes populares de carne y analizan suba de retenciones.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

El Gobierno conformó una mesa chica para seguir los precios, ante la premisa de que fue la pérdida del poder adquisitivo uno de los padres de la derrota electoral. Está conformada por los ministros Martín Guzmán, Matías Kulfas y Julián Domínguez, y el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, quienes coinciden en que en el 2022 continuará en alza de los precios internacionales de los commodities, lo que tendrá un fuerte impacto en el bolsillo. Pero, las diferencias pasan por qué medidas tomar.

Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, y Domínguez, de Agricultura, optarán por avanzar en una ampliación de la oferta de cortes populares de la carne. Para Feletti, no hay desacople posible sin subir retenciones y ampliar cupos de exportación. Con el aval de la vicepresidente Cristina Kirchner, le presentó un plan a Guzmán para que el consumo de carne vuelva a los valores de 2015, mientras que hoy está en el número más bajo de la década, y al mismo tiempo, aumentar los ingresos fiscales, algo que hasta podría ser bien visto por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Luego de cuatro meses con precios estables en la carne, después de haber aplicado un cupo a las exportaciones, la carne trepó 15% en las carnicerías y 8% en los supermercados, en la semana posterior a las elecciones. El alza desencadenó un pedido de reunión de Feletti a Guzmán, que derivó en la conformación de una mesa chica con Kulfas y Domínguez. Las diferencias se hicieron públicas: Feletti habló de subir retenciones, y Kulfas consideró que tuvo una “actitud que no es la más indicada”.

Luego de las diferencias públicas y de que Domínguez le asegurara a la Mesa de Enlace que no se van a cambiar las retenciones, el Gobierno tomará una primera medida que será anunciada en los próximos días. Consistirá en ampliar la oferta de los cortes populares que se venden en los supermercados, y asegurar para mediados de diciembre 20 mil toneladas en el mercado interno, de cara a las fiestas. Será para cortes parrilleros. “Nadie quiere mal humor social a fin de año”, aseguró una fuente oficial.

Sin embargo, pese a la relación cercana que mantienen Feletti y Domínguez, en la Secretaría de Comercio Interior buscarán avanzar por otro camino. Feletti conversó con Cristina Kirchner del tema precios, quien le recomendó gestionarlo con Guzmán.

Los técnicos de la Secretaría armaron un informe con una simulación que llegó a las manos del ministro de Economía. Allí se establece que llevar las retenciones de carne del 9% al 12% y un cupo de exportación del 20%, podría derivar en un aumento de la oferta en el mercado interno, en conjunto con créditos para subsidiar la producción. El trabajo considera que las retenciones son nominalmente más bajas que en 2015, con precios internacionales más altos.

El informe agrega que el consumo actual, en 47 kilos per cápita de carne por año, el más bajo de la década, podría volver a 52 kilos, o sino, con retenciones de 15%, a 55 kilos por año, que fue la media del gobierno de Néstor y Cristina Kirchner.

Al desacople de precios locales se sumarían u$s 42 millones en ingresos por retenciones. El plan es incompatible con el de Agricultura, que busca llevar las exportaciones al millón de toneladas, y tener un coeficiente del 25-30% de exportaciones sobre lo producido. La Secretaría busca bajar ese coeficiente al 20%, y no al 12% como era hasta el 2015.

En una de las discusiones, Domínguez consideró que el problema no pasa por los precios, sino por los salarios. En la Secretaría de Comercio no existen herramientas ni para congelar el precio de la carne, ni para subir retenciones.

Hasta el momento, Feletti mantuvo reuniones con el consorcio ABC, el frigorífico Friar, consignatarios y Coto. Los exportadores plantean que al mundo le faltan proteínas, y que el mercado local nunca será robusto. Mientras, a la secretaría llegan reclamos de los intendentes: en carnicerías del tercer cordón del conurbano, solo se vende pollo o cerdo. Una parte de la coalición considera que, de no tomarse medidas, podría derivar en una crisis alimentaria.

Florencia Barragan
Ámbito

Ver Más

Urea a un precio histórico: más US$ 1000 la tonelada

30/11/2021 – Los fertilizantes siguen aumentando en términos absolutos y relativos. Por ejemplo, la relación urea-trigo tocó un récord internacional de 3,1.

http://www.simone.com.ar/

Según el analista Jeremías Battistoni de Az Group, redactor de un reciente informe de Actualización Comercial de Insumos, “la fuerte suba de precios de los insumos a nivel internacional han castigado la relaciones de precios, estas alcanzan niveles históricamente altos, lo que podría ser un indicador de debilidad para el sostenimiento de las mismas«,  

Continuando con su explicación, Battistoni explica que “los aumentos mas significativos inician a mediados de 2020, liderados por el precio de los granos. Para mediados de 2021, los granos superaban ampliamente la suba de los insumos, generando relaciones de precios históricamente positivas para los granos (pero) a partir de entonces, los granos – soja y maíz en el mercado de Chicago – han perdido valor, mientras que los insumos continuaron su recorrido alcista».

Consecuentemente, el aumento de los fertilizantes hay que analizarlo en relación al precio del grano y a las consecuencias negativas en lo que respecta a la productividad.

Los datos más relevantes según el informe (*)
Precio de la urea por tn.US$ 1.000
Relación urea-trigo histórica1.4
Relación urea-trigo actual3,1Trigo CME de 300 u$s/t
FOB Mar Negro para urea en 924 u$s/t
Importación de urea(record acumulado)1.29 mil. t.

(*) Actualización Comercial de insumos de Az Group sobre datos del BCRA, USDA, Indec, CECHA, CIAFA, AgBI y CREA.

«Cuando analizamos las relaciones de precios históricas, entre los precios de Chicago y los valores FOB para los fertilizantes encontramos que las relaciones actuales están históricamente castigadas. A modo de ejemplo analizaremos las relaciones urea-trigo. En promedio, esta relación fue de 1,4 t. de trigo por t. de urea para los últimos 10 años. En la actualidad, esta relación es de 3,1 a 1, tomando un valor del trigo CME de 300 u$s/t. y la referencia FOB Mar Negro para urea en 924 u$s/t. Otros momentos donde dicha relación se vio castigada, fueron en mayo 2012 con un pico de 2,3 y el máximo histórico alcanzado en septiembre de 2008, con una relación de 2,7 t. de trigo por t. de urea», agrega el especialista.

Relación  insumo-producto diferenciada por grano

SojaMaízTrigo
Las relaciones de canje muestran un fuerte retroceso, incluso respecto al mes pasado. Los saltos en el precio de los fertilizantes y agroquímicos impactan fuertemente en la capacidad de compra del grano. Las relaciones de compra muestran cierta recomposición para fertilizantes respecto al mes pasado.Con glifosato se deterioraron.El grano presenta muy buena capacidad de pago para atrazina, gasoil, hacienda y labores.Las subas en el precio compensan los aumentos de los fertilizantes, manteniendo las relaciones castigadas en niveles similares al mes pasado.La relación de compra para glifosato se vio deteriorada. Mantiene buenas relaciones contra atrazina.Tanto disponible como a cosecha, mantiene relaciones castigadas para compra de fertilizantes.

Precio de los fertilizantes a nivel internacional

PDALa referencia FOB Tampa alcanza los 715 u$s/t. reflejando un nuevo aumento en octubre, la suba corresponde a 30 u$s/t.El CFR Brasil, muestra un aumento de 53 u$s/t. respecto a octubre, alcanzando los 818 u$s/t. En octubre Brasil importó 574 mil t. de MAP, acumulando 4,2 mill. de t, récord ala fecha. Hacia fin de año, sus volúmenes de importación suelen recortarse.El mercado internacional se ve afectado por la ausencia de oferta de China. Los negocios CFR de los compradores activos superan los 1.000 u$s/t.
UreaNuevamente en noviembre, la urea muestra un comportamiento alcista. El FOB Mar Negro alcanza los 924 u$s/t, subiendo unos 192 u$s/t. en el mes. La referencia FOB Golfo asciende a 771 u$s/t, mostrando un incremento mensual de 77 u$s/t.El CFR Brasil alcanza los 850 u$s/t, con un incremento de 70 u$s/t. en el mes. Brasil importó 862 mil t. en octubre, alcanzando un récord de 6,2 mill. de t. en el año.Rusia anuncia cuotas de exportación de fertilizantes, el volumen se limita a 5,9 mill. de t, por un periodo de 6 meses. Esto reduce en un 8% el volumen exportable de urea, UAN y AN. Se suman límites de precios internos.La ausencia de China en el mercado restringe aún más la oferta.India vuelve a cerrar compras por volúmenes importantes (1,6 mill. de t.) mostrando aún un retraso del 12% interanual en los volúmenes de compra. Así, el mercado se restringe y el FOB en SE Asiático alcanza los $1000 u$s/t.

A nivel local

UreaINDEC publicó que en octubre se importaron 182 mil t. En el año el acumulado asciende a 1,29 mill. de t., récord para la fecha.El principal origen de las importaciones continúa siendo Egipto.Los volúmenes de importación suelen recortarse hacia diciembre.El precio CIF promedio de importación fue de 519 u$s/t. En el mercado local, la urea cotiza en 1.035 u$s/t. mostrando un leve aumento respecto al mes pasado de 15 u$s/t.Conforme los precios de referencia FOB, la paridad teórica de precio de reposición se ubica en 1.244 u$s/t. El mercado se mantiene enrarecido, con actores que retiran sus ofertas en momentos puntuales.
MAPINDEC publicó que en octubre se importaron 157 mil t. El acumulado en el año, es de 864 mil t, por encima del promedio y prácticamente alcanzando el acumulado a misma fecha en 2020.Los principales orígenes fueron China y Marruecos.El precio CIF promedio declarado en septiembre fue de 737 u$s/t, 12 u$s/t. por encima de los precios pagados en agosto.En el mercado local, el MAP cotiza en 900 u$s/t, sin cambios respecto a octubre. La paridad teórica de importación es de 993 u$s/t. conforme la referencia FOB. El mercado local continúa enrarecido con actores retirados en momentos puntuales.

BCR News

Ver Más

El sector productor tiene USD 4.700 M de soja y maíz por vender, el menor valor en 6 años

29/11/2021 – El stock de maíz y soja en manos del productor es el más bajo en 11 años en volumen, y el menor en 6 años en valor. La cadena comercial, en tanto, registra el stock más bajo en volumen en 4 años, pero el segundo más alto en valor.

http://oscarpourtau.com.ar/

De acuerdo al último informe de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos, «se estima que las existencias de maíz y soja en manos del productor agropecuario a inicios de noviembre (es decir, promediando la mitad de la campaña comercial de granos gruesos) asciende a 4.700 millones de dólares a lo largo y a lo ancho del país. En términos de dólares FOB, este valor es el más bajo de los últimos 6 años incluso a pesar de la revalorización de los precios, lo cual denota el ágil volumen de comercialización de la campaña actual».

Si miramos las toneladas, las estimaciones son inclusive más impresionantes ya que marcan otro piso. Los stocks estimados en manos del productor son más bajos que en el año 2010, fruto de la combinación de una caída en la producción de soja como consecuencia de la falta de agua y el mayor flujo de negocios durante la campaña. El gráfico adjunto permite observar la mentada caída en el valor de las tenencias de los principales granos gruesos en manos del productor en noviembre de 2021. Entre noviembre 2020 y noviembre 2021, esta disminución representa a 7 Mt, o el 65% de las tenencias.

«Si bien MAGyP discontinuó la publicación de la serie entre los años 2013 y 2015 del stock comercial, dificultando el cálculo de inventarios en poder del sector productivo, se nota una tendencia creciente del nivel de inventarios a largo plazo que se condice con la mayor producción», aclaran los especialistas. Sin embargo, midiendo el nivel de inventarios como proporción de la producción (línea roja), se observa que el ratio cayó en 2021, por cuarto año consecutivo, a un mínimo en 9 años según la información disponible.

Por otro lado, «si se analizan ahora el total de stocks estimados a noviembre de cada año se puede ver que, pese a la caída del valor de las tenencias por 710 millones de dólares respecto al año anterior, éste aún resulta el segundo más alto desde que se tiene registro, con 14.779 millones de dólares», comenta el informe. Sin embargo, ello se debe a un efecto precios ya que, si observamos el stock de granos en toneladas en manos de la cadena comercial, éste se mantuvo en un rango estable en los últimos 7 años.

«Al igual que en el caso del sector productivo, se puede observar una tendencia creciente en el volumen de stocks a noviembre que se registra a lo largo de toda la cadena comercial en las últimas décadas. Incluso pese al menor volumen de inventarios respecto a noviembre de 2020, éstos aún triplican los valores de comienzos del milenio», destaca el estudio. Sin embargo, nuevamente, estos datos deben ser mirados con relación a la producción de cada campaña, tal como se refleja en la línea de color rojo. En estos términos, el nivel de inventarios respecto a la producción para mediados de la campaña comercial (el mes de noviembre) tiende a mantenerse relativamente estable en el rango del 30% al 48% en los últimos 20 años.

Para finalizar, puede constatarse la alta fluidez de la comercialización esta campaña en base a las compras reportadas por exportadores e industriales a MAGyP. Como se ve en el gráfico adjunto, los productores están entregando la mercadería y no hay ningún retraso en la misma con respeto a otros años. En lo que va de la campaña 2020/21, los industriales y exportadores llevan compradas, según registros oficiales, el 72,6 % de la producción. Este valor se encuentra casi en línea de campaña pasadas. En el primer gráfico adjunto se encuentran seleccionadas las tres campañas comerciales más recientes, la comercialización de la nueva campaña comercial (2021/22) y las últimas tres campañas comerciales que, al igual que ésta, registraron problemas de falta de humedad adecuada para los cultivos. Se puede ver de esta manera que el productor vende aproximadamente el 40% de su producción antes de la cosecha o durante la cosecha y el 60% restante luego del período de cosecha.

Por otro lado, se puede observar que, en campañas con clima normal, gran parte de la producción de soja se vende hasta un 80 % sobre estos canales (industria y exportación). El resto de la soja se utiliza para otras actividades productivas no alcanzadas por el relevamiento de MAGyP (elaboración de expellers y balanceados, plantas no censadas, utilización del grano desactivado o sin desactivar para alimentación animal, entre otros) o para ampliar los stocks necesarios por los actores de la cadena (industrias de crushing, balanceados, productores o sector de alimentación animal). En los años de sequía, las ventas del sector a consumo final (industria y exportación) superan a la producción ya que los productores liquidan sus stocks para hacer frente a los gastos a lo largo del año.

Respecto a los stocks finales, y el discernimiento de cuáles se encuentran en manos de los productores, cabe aclarar que los números aquí presentados han sido estimados en base al flujo de absorción ya que no se encuentra con una base de datos de stocks en manos de los productores. La base histórica de stocks sólo se encuentra presente para los granos en manos de actores de la cadena comercial (acopios, industriales y exportadores). Por esto, «los datos estimados de stocks en manos de los productores deben ser tomados con su debida consideración», concluye el informe.

BCR News

Ver Más

Feletti reafirmó su postura del “desacople” de precios y anticipó el anuncio que busca dar el Gobierno

29/11/2021 – El secretario de Comercio Interior destacó que es imposible mantener una política de precios internos si no se interviene; no descartó cupos, retenciones o acuerdos.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

La carne, el trigo y el maíz son tres elementos fundamentales para el Gobierno. En este sentido, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, destacó que tiene que garantizarse el abastecimiento al mercado interno. Por otra parte, se prepara un anuncio a corto plazo.

Para lograr este punto y mantener los precios en la línea que busca el Gobierno, Feletti ratificó que se debe aplicar un desacople de precios. “Desacople es cualquiera sea el instrumento:  retenciones, cupo, un acuerdo para cruzar precios”, explicó. 

Cabe destacar que la mirada de este funcionario no coincide con el análisis del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. A pesar de que lo cruzaron por deslizar una posible suba de retenciones, Feletti ratificó su mirada.

“Cuando converso con las cadenas frigoríficas, ellos se plantean como objetivo exportar un millón de toneladas de carne. Si no hay un desacople, los argentinos van a cambiar para peor sus dietas”, sostuvo Feletti. Además, agregó que hay una mirada empresarial que quiere un modelo socioeconómico ligado a la exportación.

Carne: anuncios

Desde el Gobierno anticiparon que preparan medidas para contener los precios hasta las fiestas. En este sentido, Feletti afirmó que Domínguez está pensando en ampliar la oferta de carne de acá a fin de año a través de una negociación con los exportadores.

Agrofy News

Ver Más

Melconian frente a los productores agropecuarios: “No se pueden bajar los impuestos”

26/11/2021 – El economista Carlos Melconian destacó que en este momento no es viable reducir la carga impositiva que afecta al campo; para ello se debe bajar el gasto público.

http://oscarpourtau.com.ar/

“No se pueden bajar los impuestos”, sostuvo el economista Carlos Melconian luego de que el campo vuelva a recalcar la necesidad de la baja de las retenciones. Sin embargo, aclaró que no es imposible.

Durante un encuentro en la Sociedad Rural Argentina, se refirió a que en este momento y en estas circunstancias no se puede modificar la presión tributaria. El economista destacó que el contexto de déficit fiscal, gasto público “explosivo” y falta de acceso a la deuda hace imposible una reducción de los impuestos.

“Es imposible si no bajas el gasto”, aclaró. Además, detalló: “Si lo bajas (al gasto público) se armará la batalla campal de qué impuesto se modifica”. 

También explicó que Argentina tiene un problema tributario que se arrastra porque el kirchnerismo subió los subsidios y la presión fiscal no alcanzó para cubrirlos.

De todas maneras, se refirió al intento que hizo Macri por modificar los impuestos y destacó que los cambios mínimos no se notan. “Es muy complicada la situación”, enfatizó. “Para bajar los impuestos tengo que tener equilibrio fiscal y reducir el gasto público”, volvió a repetir. 

Por otra parte, el expresidente del Banco Nación destacó el trabajo de los productores. “A los más productivos de la economía hay que dejarlos trabajar. Lo que hacen lo hacen bien”, enfatizó.

Agrofy News

Ver Más

Karma histórico: la tentación de arbitrar entre consumo y exportación

25/11/2021 – El desacople en el precio de los alimentos que impulsan Roberto Feletti y Carlos Heller, tiene como intención principal capturar fondos agrícolas y distribuirlos con otros fines.

http://lacesira.net/productos/

Hay que tratar de juntar paciencia para volver a explicar lo que ya todos sabemos, salvo el flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, el legislador Carlos Heller y algunos más que insisten con la idea del “desacople”. Es el experimento K de hace quince años, cuando a través de los derechos de exportación (las consabidas retenciones) se intentó despegar a los precios internos respecto de las cotizaciones internacionales.

La teoría se llevó a la práctica con los principales productos del campo. Detrás del disfraz de “la mesa de los argentinos” se ocultaba la intención principal, que era capturar la renta agrícola y destinarla a fines más plausibles para el gobierno. Por ejemplo, sostener el gasto político, que incluye los recursos necesarios para capturar la voluntad popular. “Platita” que le dicen.

Iban por todo y los frenó la movilización del campo con el estruendoso fallido de la Resolución 125. Pero allí quedaron. Y allí quedaron también las esquirlas de la otra estrategia desacopladora: la prohibición de las exportaciones de carne vacuna, luego convertidas en una cuotificación administrada.

Digamos todo: a la restricción de los embarques decidida en su momento por la dupla Kirchner/Moreno, se sumó una espantosa sequía que diezmó los campos de pastoreo. Una combinación letal, que terminó con un achicamiento obsceno del stock bovino. Se estaba llegando a las 60 millones de cabezas y bajó a 50. Perdimos 10 millones de vacunos, y en proporción lo que más se achicó fueron las existencias de vientres. Eso es lo que estamos pagando hoy, cuando hay una estridente escasez de carne y el gobierno se siente tentado, de nuevo, a arbitrar entre consumo y exportación. Un karma histórico.

La vaca es como una máquina herramienta

El vientre es la máquina-herramienta de la cadena industrial de ganados y carnes. Son los tornos que convierten el sol, el agua y el suelo en terneros. Un proceso maravilloso de valor agregado, donde el ganadero opera como el organizador de una línea de montaje que funciona con robots inteligentes. Sin tener que gastar mucho en su formación, las vacas aprendieron hace muchos años a crecer y multiplicarse. Cuando están en edad de merecer, se alzan. El toro se aviva, le descubre el celo, la ve receptiva y le asesta un escopetazo certero en una relación consentida.

A los nueve meses, nace el ternero. Del pasto a un ser vivo, que aprende a respirar ayudado por su madre. Que se come la placenta y le da el calostro, protegiéndolo de los primeros ataques bióticos. Después, lo amamanta durante seis u ocho meses, lo que determine el productor, que sigue atenta y apasionadamente su evolución hasta el destete.

Después vienen la recría y finalmente la terminación, a campo o a corral, en un proceso que viene acumulando sapiencia desde el hombre de las cavernas, que pintaba toros. Pero en estas pampas se sabe mucho de esto. Basta leer las “Instrucciones para los Mayordomos de Estancias” del rico hacendado Juan Manuel de Rosas.

Pero hay un detalle interesante. A diferencia de otras industrias, en la actividad ganadera la máquina herramienta es también el producto final. Te lo explico: si tenés un torno que hace tornillos, y de pronto hay demasiados tornillos y no los podés vender, lo resolvés parando el torno o dedicándolo a otra cosa. Y si la cosa no mejora, se lo vendés a alguien que lo puede necesitar, por ejemplo, para hacer ejes. Mientras tanto, no necesita comer para mantenerse vivo.

La vaca es diferente. Si no hay mercado para el producto, o si no te dan las cuentas, hay que sacarla del campo porque mantenerla viva cuesta. Pero en esta situación nadie la quiere, así que la mandás a faena. Y el resultado de esta acción es que hay más carne en el mercado. La tormenta perfecta. Es la fase de liquidación.

El funcionario de corte populista se pone contento, porque la abundancia de oferta hace bajar los precios. Pan para hoy y hambre para mañana, pero eso le quedará al gobierno que viene. O, como dijo alguna vez Guillermo Moreno, nos comeremos hasta la última vaca. Fue lo que pasó en Cuba, donde hace tiempo se quedaron sin bovinos, vino el racionamiento y conseguir un pollo es un lujo que se celebra.

Lo que sucede ahora está además exacerbado por la inflación, la sensación de que “esto revienta y no hay que quedarse en pesos”. Como los animales alcanzan un peso de faena y hay que venderlos, los engordadores buscan terneros para reponer y mantener la rueda en marcha. El precio del ternero acaba de romper todos los récords históricos, lo que es una excelente señal de confianza sobre el futuro de la actividad.

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, había puesto una condición cuando aceptó el cargo, hace algo más de un mes: reabrir las exportaciones de carne. Se había logrado mejorar el clima de diálogo con las entidades de la producción y la industria frigorífica, con una buena expectativa de ampliación de los embarques. Ahora la estridencia de Feletti, apoyada por Heller y seguramente por buena parte de los economistas de La Cámpora, pone tensión en un momento en el que el horno no está para bollos.

Si bien el futuro de la actividad es brillante (un negocio que mueve 40 mil millones de dólares a nivel global, con todos los grandes actores internacionales operando a pleno), el riesgo de que prospere la visión tradicional mete mucho ruido en la cadena. Y esto se extiende al resto de las proteínas animales, ya que hay vasos comunicantes entre todas ellas. Un castigo a la actividad ganadera bovina incide en la industria avícola, porcina y de todo bicho que camina y va a parar al asador.

Ojalá que el agua no llegue al río.

Héctor Huergo

Ver Más

Trigo: las compras del sector exportador para la campaña 21/22 ascienden a 10,31 millones

25/11/2021 – En el caso del maíz, las compras acumuladas de la exportación para el ciclo 21/22 totalizan 10,6 millones de toneladas.

http://oscarpourtau.com.ar/

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación publicó el reporte semanal donde informa las compras de cereales y oleaginosas por parte de los sectores exportador e industrial. En cuanto a la soja, las compras acumuladas de la exportación del ciclo 21/22 alcanzan las 400 mil toneladas; mientras que la industria lleva adquiridas 2,9 millones de toneladas de la misma campaña, 8% menores respecto a igual fecha del año anterior.

En cuanto al trigo, las compras del sector exportador para la campaña 21/22 ascienden a 10,31 millones toneladas de las cuales 7,9 millones de toneladas presentan fijación de precio; un año atrás dicha cifra era 5,8 millones de toneladas. Para la campaña 20/21, la exportación acumula compras del cereal por un total de 12,8 millones de toneladas.

Por último, en el caso del maíz, las compras acumuladas de la exportación para el ciclo 21/22 totalizan 10,6 millones de toneladas, cifra 500 mil toneladas menores al registro de igual fecha del año anterior. Mientras que para la campaña 20/21 la exportación presenta compras acumuladas en 40,8 millones de toneladas.

BCR News

Ver Más

Financiamiento: cuáles son las opciones que siguen ofreciendo ventajas para el campo

24/11/2021 – Las tarjetas agropecuarias y los créditos para capital de trabajo e inversión ofrecen tasas que pueden ser negativas frente a la inflación proyectada.

http://www.simone.com.ar/

Las proyecciones de los economistas para los próximos meses adelantan una inflación anual mayor al 52% y mantenimiento de la presión sobre el tipo de cambio. En ese escenario probable, hay varias herramientas financieras orientadas al campo que ofrecen tasas negativas, que podrían ser aprovechadas por los productores para la compra de insumos, solicitud de créditos para capital de trabajo y para préstamos de largo plazo para inversiones en maquinaria agrícola, hacienda, etc.

La recomendación anterior fue formulada por Martín Nava, consultor financiero de AZ-Group en una reciente reunión virtual de la organización.

“En la compra acertada de insumos agrícolas se juega gran parte de la rentabilidad de la campaña”, adelantó Nava, que no vaciló en recomendar las tarjetas agropecuarias para ese propósito.

“Son las herramientas de financiación que dan más plazos para el repago, con las mejores tasas y están diseñadas para satisfacer las necesidades de una campaña agrícola”, ponderó.

“Se mantienen los convenios de las empresas insumeras con las tarjetas, pese al clima económico-político enrarecido y ofrecen plazos de pago de 180-360 días, con tasas que van del 24 al 43% nominal anual”, agregó.

La financiación con tarjetas bancarias incluye semillas, herbicidas e insecticidas, pero “últimamente se agregaron los fertilizantes, insumos que era difícil financiar porque se manejan grandes volúmenes con exiguos márgenes de ganancia”, destacó.

Los cheques pesificados son otra herramienta a la que pueden recurrir los empresarios para las compras de insumos agrícolas. “Pueden servir a quienes tienen cubierto el cupo de crédito de las tarjetas a raíz de la suba del precio de los insumos”, dijo Nava.

Las tasas más comunes rondan el 40% anual, con 180-270 días de plazo, condiciones “digeribles” para el sector, si se comparan con la devaluación/rendimiento implícita que muestra el Rofex, que trepa al 60% anual si se consideran los datos para mayo de 2022.

Otra herramienta útil para la campaña agrícola 2021/22 son los préstamos financieros para la compra de fertilizantes, con una tasa bonificada por tratarse de convenios con cinco empresas vendedoras, pero sin la intervención de tarjetas agropecuarias. También ofrecen tasa negativa en pesos, con 180-270 días para la devolución.

Frente un escenario económico volátil “se pueden combinar las distintas herramientas de financiamiento que son ofrecidas por las entidades y las insumeras en forma muy ventajosa, en función de la perspectiva de ingresos que tiene el sector a partir del valor aumentado de su producción y el valor futuro del dólar”, resumió Nava.

Créditos para capital de trabajo

Para acceder a los préstamos de capital de trabajo a tasas subsidiadas los empresarios deberán negociar con los bancos. Sucede que, luego de las PASO, el Banco Central emitió dos circulares. La primera buscaba destrabar las restricciones para que los agricultores que conserven en stock más del 5% de su capacidad productiva declarada de trigo y soja, accedan a las líneas para Inversión Productiva a tasas subsidiadas.

“La circular está vigente, pero tiene una redacción ambigua y le deja a los bancos discrecionalidad para aplicarla”, advirtió. Entonces, las empresas tienen que ir y negociar los préstamos porque la interpretación puede ser hacia un lado o hacia otro, para otorgar financiamiento al 33-35% anual y devolver en 12-18 meses”, completó.

La otra circular amplía al 7% del total de los depósitos de cada banco lo exigido para prestar a las empresas en el marco de las líneas de Inversión Productiva, lo que también suma posibilidades de ser sujeto de estos créditos.

Préstamos para inversión

La posibilidad de aprovechar créditos en pesos con tasa negativa también se extiende a la financiación de inversiones en bienes de capital. Se pueden emplear para invertir en una máquina por necesidad de recambio o para adelantar compras para renovación anticipada aprovechando condiciones ventajosas.

La banca oficial y privada ofrecen créditos en pesos desde el 23% anual y hasta 48 meses de plazo para adquirir maquinaria agrícola mediante convenios con fabricantes. Para herramientas de empresas que no tienen convenios suscriptos con los bancos, la tasa trepa al 35% anual fijo en pesos y hasta cuatro años de plazo. Es imprescindible contar con el certificado Mipyme y Censo Económico.

Ante una pregunta sobre cómo puede continuar la política cambiaria en esta nueva etapa de gobierno tras las elecciones, el experto estimó que el ritmo devaluatorio posacuerdo con el FMI es altamente probable que se incremente al compás del IPC mensual, aunque no se descarta, en un escenario menos probable, un salto del tipo de cambio si no se logran anclar las expectativas.

Las tasas de interés para el sector agropecuario podrán seguir siendo negativas y configurarán el sostenimiento de un marco de oportunidad muy conveniente para aprovechar en el final de esta campaña y la que viene.

La Nación

Ver Más

Piden avanzar con un proceso “gradual” de baja de las retenciones

24/11/2021 – Lo solicitaron las cadenas agrícolas en un discurso de cierre de año; “debemos empezarlo ahora”, señaló Luis Zubizarreta, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja (Acsoja).

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

Las cuatro cadenas de cultivos pidieron al Gobierno avanzar en un proceso “gradual” de baja de las retenciones para así aumentar las exportaciones. “Debemos empezarlo ahora”, dijo Luis Zubizarreta, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja). Esta entidad más la Asociación Argentina de Girasol (Asagir), Argentrigo y la Asociación de Maíz y Sorgo Argentino (Maizar) realizaron un evento de cierre de año en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires donde pidieron “poner los faros largos con políticas estables que no ahoguen la producción agroindustrial”.

En el discurso del cierre anual, el presidente de Acsoja se dirigió hacía el titular de la cartera de Agricultura, Julián Domínguez, presente en el lugar y le dijo: “Señor ministro: el momento es hoy. Cuente con nosotros para iniciar esta cruzada en donde se juega el bienestar de las futuras generaciones de argentinos”.

Antes había señalado: “Nosotros estamos convencidos de que, con medidas adecuadas, la explosión en nuestras exportaciones agroindustriales será rápida y tendrá un enorme impacto en nuestra economía y en el bienestar de toda la sociedad ya que no somos solo el campo, sino también industria y ciudad. En esto se juega el futuro del país, necesitamos que los líderes políticos adopten esta visión, Usted la entiende”. Zubizarreta estuvo rodeado por Alberto Morelli (Maizar), Miguel Cané (Argentrigo) y Enrique Moro (Asagir).

En el mensaje, Zubizarreta señaló que ahora es “el momento en que el país cambie de estrategia para revertir esta difícil situación”. Afirmó: “Entendemos que el proceso de rebaja de retenciones debe ser gradual, pero debemos empezarlo ahora. Dejar de mirar el corto plazo en donde el Estado se apodera de los márgenes de los pocos sectores competitivos -lo que nos viene llevando hace décadas por un lento declive- para pasar a potenciar esos sectores, pensando en agrandar la torta, aumentar nuestras exportaciones e iniciar el circulo virtuoso del desarrollo federal y la generación de empleo de calidad. Sin duda ello impactará positivamente en la recaudación aun con alícuotas menores”, afirmó.

En un comparativo de lo que sucedió en los últimos 50 años con la producción agrícola y con las exportaciones de granos de Brasil y de la Argentina, las cadenas mostraron que el país vecino aumentó 14 veces su producción y sus exportaciones se multiplicaron por 70; en tanto, en la Argentina la producción solo creció seis veces y sus exportaciones se duplicaron. En cuanto a la producción ganadera (aviar, porcina, vacuna) Brasil creció 10 veces y, en el mismo sentido, la Argentina solo lo duplicó en los últimos 50 años. En relación con la exportación de carne, mientras Brasil creció 60 veces, el país apenas la incrementó.

“En estos 50 años, la Argentina se embarcó en una política que priorizó el cortísimo plazo lo que implicó un nefasto sesgo antiexportador cuyos pésimos resultados están a la vista”, apuntó Zubizarreta.

Asimismo, señaló que se debe “lograr un tipo de cambio de mercado, un plan logístico integral manteniendo el buen trabajo que se viene haciendo en el rubro ferroviario e incluyendo una pronta licitación internacional de la Hidrovía, fomentar la adopción de tecnología para los cultivos con una justa retribución y control, profundizar la estrategia de agregado de valor en nuestras exportaciones, volver a poner los biocombustible en la agenda”.

Por otra parte, las cadenas pidieron que no se discrimine “al sector en cuanto a líneas de crédito o controles de precios o cierres de exportaciones”.

“Trabajar en un sistema de seguros agrícolas y garantizar la sustentabilidad ambiental de nuestros productos teniendo en claro que la agroindustria no es el problema sino parte de la solución como bien expreso usted en la cumbre de Glasgow”, sostuvo.

Por último, aseguraron que el sector está convencido de que, “con medidas adecuadas”, la explosión en las “exportaciones agroindustriales será rápida y tendrá un enorme impacto” en la economía del país.

La Nación

Ver Más