El gobierno flexibiliza las restricciones para exportar carne, salvo en cortes populares

10/12/2021 – En el marco del encuentro con las entidades agropecuarias, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, anunció la apertura total de las exportaciones para las vacas categoría D, E y F con destino a mercados emergentes.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, anunció este jueves la apertura total de las exportaciones para las vacas categoría D, E y F con destino a mercados emergentes, un pedido específico de las entidades agropecuarias. Domínguez confirmó el sostenimiento de los siete cortes preferidos por los consumidores en el mercado interno: asado, tapa de asado, vacío, matambre, falda, paleta, nalga y/o cuadrada, y anticipó un acuerdo con los frigoríficos exportadores para destinar una oferta adicional de carne, en el mes de diciembre, de 20 mil toneladas de determinados cortes.

El funcionario se reunió con autoridades de las entidades que integran la Mesa de Enlace para tratar de acordar una propuesta que permitiera generar «previsibilidad y confianza» en el sector de la carne , además de impulsar la producción y las exportaciones .

Del encuentro, que comenzó minutos después de las 18, participaron los presidentes de la Sociedad Rural (SRA), Nicolás Pino; de la Federación Agraria (FAA); Carlos Achetoni; de Confederaciones Rurales (CRA), Jorge Chemes, y de Coninagro, Carlos Iannizzotto. También participaron el gobernador santiagueño, Gerardo Zamora; el gobernador santafesino, Omar Perotti y ministros de las demás provincias ganaderas.

Plan Ganadero 2022-2023

https://www.ipcva.com.ar/

Domínguez, presentó durante la reunión a la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias el Plan GanAr 2022-2023, en el que se marcan los lineamientos de la política ganadera para los próximos dos años.

«La decisión del presidente Alberto Fernández es aumentar la producción de carne, tanto para facilitar el acceso a todos los argentinos como para generar previsibilidad y confianza a toda la cadena», afirmó Domínguez durante la reunión que se desarrolló en la sede de la cartera agropecuaria.

Por otra parte, Domínguez anunció la apertura total de las exportaciones para las vacas categoría D, E y F con destino a mercados emergentes, un pedido específico de las entidades agropecuarias.

Domínguez confirmó el sostenimiento de los siete cortes preferidos por los consumidores en el mercado interno: asado, tapa de asado, vacío, matambre, falda, paleta, nalga y/o cuadrada, y anticipó un acuerdo con los frigoríficos exportadores para destinar una oferta adicional de carne, en diciembre, de 20 mil toneladas de asado, tapa de asado, falda y vacío.

El Plan, que establece un esquema de beneficios «directo para los productores», consta de una línea de créditos por $100.000 millones a tasa subsidiada para aumentar la productividad; el sostenimiento de los cortes preferidos para el mercado interno a precios accesibles; la creación con rango institucional de un Consejo Consultivo con representantes de toda la cadena; y un nuevo esquema de exportaciones destinado a mercados emergentes

«Vamos a aumentar la productividad porque queremos producir más carne, con un horizonte claro para los próximos dos años: recuperar nuestro stock ganadero», sostuvo el ministro; y añadió: «Estamos trabajando sobre la certificación verde, la estrategia Marca País, y para garantizar la trazabilidad de nuestra ganadería sustentable».

Participaron del encuentro los titulares de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino; Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni; y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes; y, por Coninagro, Elbio Laucirica.

En tanto, Domínguez estuvo acompañado por los gobernadores de Santa Fe, Omar Perotti; y Santiago del Estero, Gerardo Zamora (en forma remota); la vicegobernadora de Entre Ríos, María Laura Stratta; el ministro bonaerense de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez; y la titular de la cartera pampeana de Producción, Fernanda González.

BCR News

Ver Más

Córdoba: el campo pidió “desarmar” todas las intervenciones en las exportaciones de carne

09/12/2021 – En la previa de la reunión del Gobierno con la Mesa de Enlace, las entidades provinciales dejaron en claro su postura.

http://lacesira.net/productos/

Este jueves, Domínguez recibe a la Mesa de Enlace para negociar por las exportaciones de carne. El sector agropecuario busca que haya una apertura total.

En este sentido, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias Regional Córdoba reclamó la liberación total de las exportaciones de carne. Además, pidió que cese en forma definitiva la intervención en los mercados de trigo y maíz. 

Las entidades locales mostraron preocupación y señalaron que no hubo consulta previa en la presentación de un “supuesto” plan ganadero. “No será posible alcanzar mayor producción de carne cuando se limita la demanda con cupos a las exportaciones”, detallaron las cuatro entidades provinciales.

El Gobierno hoy anunciaría un nuevo plan para 2022 y se espera que haya algún tipo de guiño para el sector. “Los mercados necesitan transparencia. Los argumentos oficiales de cuidar la mesa de los argentinos a través de una administración inteligente de la demanda ya son insostenibles”, manifestaron.

Este sector agropecuario argumentó que el problema de la carne no es la exportación, sino la situación económica del país. “El gobierno tendría que empezar a ocuparse de controlar la inflación. sin buscar chivos expiatorios. Por eso, reclamamos desarmar todas estas intervenciones nocivas que ocasionan importantes daños a la producción y a los consumidores”, concluyeron.

Agrofy News

Ver Más

Cepo a la carne: el campo y el Gobierno convalidaron el stock vacuno y se esperan anuncios

08/12/2021 – El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se reunió con los técnicos de la mesa de enlace para continuar con el esquema de exportaciones para 2022. No hablaron de maíz y trigo.

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, junto a funcionarios de la cartera, Senasa, Inta y decanos de Ciencias Veterinarias, se reunió este martes con los técnicos de las entidades de la mesa de enlace con el objetivo de avanzar hacia un nuevo esquema de exportación de carne para 2022. 

Como adelantó Clarín este lunes, en uno de los puntos que había diferencias entre los datos del gobierno y el sector privado era el stock vacuno, un tema clave ya que a partir de este dato se toman las decisiones.

Así, desde la cartera agropecuaria informaron que en el encuentro convalidaron la metodología establecida para el registro pecuario, que reafirma que al día de la fecha el stock de ganado bovino es de 53,5 millones de cabezas,

Luego, en abril de 2022, se volverá a actualizar dicha cantidad de animales y se volverá a analizar cómo continuará las políticas para la exportación de carne para el resto del año.

Según el borrador que les llegó a los titulares de la mesa de enlace la semana pasada, el Gobierno garantizaría para 2022 las exportaciones de Cuota Hilton, 481, EEUU, Israel, Colombia y Chile, como así también la exportación de 1 millón de vacas y toros categoría D y E”.

Pero dan por descontado que continuarán las restricciones para los 7 cortes populares que rige actualmente hasta fin de año, como son el asado de tira, tapa de asado, falda, matambre, vacío (cortes parrilleros) y cuadrada y paleta (para milanesas).

Según puso averiguar Clarín, los técnicos de los ruralistas pidieron que el 2022 comience directamente sin restricciones para las categorías que no afectan el consumo interno, como es la vaca de manufactura y de conserva.

Tras dicho encuentro, Domínguez acordó una nueva reunión para el próximo jueves a las 18 hs con los presidentes de las entidades agropecuarias para anunciarles el nuevo esquema de exportación de carne.

De todas maneras, trascendió que no hablaron sobre maíz y trigo, algo que había adelantado la portavoz de la Presidencia de la Nación, Gabriela Cerruti, el jueves pasado en una conferencia de prensa, cuando había dicho que “lo que va a presentar el ministro Domínguez es el plan 2022/23 para todo el sector: maíz, trigo y carne”.

Desde el Gobierno ven con preocupación la firmeza en las exportaciones de ambos cereales y buscan que no haya inconvenientes para abastecer el mercado interno.

Esteban Fuentes
Clarín Rural

Ver Más

Intervendrán sobre la exportación de trigo y maíz

07/12/2021 – Junto a la carne, trascendió que el Gobierno trabaja en nuevas reglas para precisar los saldos de las ventas externas de ambos cereales.

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

Además de buscar que se devele cuál será el futuro del cepo a las exportaciones de carne vacuna en 2022, en el sector agropecuario crece la expectativa por posibles medidas para el trigo y el maíz que el Gobierno se aprestaría a dar a conocer pasado mañana en un encuentro entre el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y la Mesa de Enlace. Mientras el Gobierno mantiene un fuerte hermetismo sobre este tema, trascendió en el sector privado que podrían fijarse las reglas “claras” a futuro para las ventas de los saldos al exterior de ambos cereales.

En carne, la semana pasada Agricultura le envió a las entidades del campo un documento donde ofrece “garantizar” las exportaciones de las cuotas arancelarias a Europa y los Estados Unidos, además de las ventas a Israel y Chile y sostener la exportación de carne de un millón de toros y vacas, estas últimas de categorías D y E -de descarte- para China, el mayor comprador del país.

Según un análisis de entidades del agro, ese esquema implicaría que, contra las casi 800.000 toneladas de exportación que cerraría 2021, para 2022 los embarques serían de unas 200.000 toneladas menos que lo registrado en el año en curso.

Los técnicos de las organizaciones de los productores van a discutir hoy, en una reunión en Agricultura previa a la de los presidentes de la Mesa de Enlace con Domínguez, un número: 53,5 millones, que es el stock vacuno estimado por el gobierno nacional. Para las entidades hay más vacas que eso, lo que posibilitaría que en 2022 se pueda abastecer sin tensiones el mercado interno y la exportación, esta última sin ningún tipo de restricciones para los embarques.

En este contexto, se colaron el trigo y el maíz. Lo que ha trascendido es, según esperan en el sector privado exportador, el establecimiento de reglas de juego para el negocio a futuro de los saldos exportables. No habrá anuncios por retenciones, donde hoy ambos cultivos tributan un 12%.

Sobre el trigo y el maíz, las versiones van desde que habrá saldos exportables establecidos anualmente a una política que podría ir desde abrir los mismos por tramos. Vale recordar que, apenas asumió, en septiembre pasado Domínguez definió al trigo, el maíz y la carne como “bienes culturales” y señaló que el Gobierno debía “administrar con responsabilidad e inteligencia los saldos exportables” de los productos.

“En principio aclararían cómo piensan definir los saldos exportables”, señaló un industrial ligado con la exportación de granos y subproductos. Otro empresario señaló que la información que le llegó es que hay dos posturas al interior del Gobierno: “abrir de a poco o todo de una”.

Para tener en cuenta, las declaraciones juradas de ventas al exterior (DJVE) de trigo 2021/2022 -se está cosechando- que hacen los exportadores están prácticamente clavadas en 9.065.958 toneladas desde mediados de octubre pasado. Hubo un movimiento de poco más de 430 toneladas la semana pasada. En tanto, vienen anotándose DJVE de maíz para el ciclo 2021/2022 que ya ascienden a 14.135.400 toneladas del cereal.

Recelo

Las entidades del agro observan con recelo lo que ocurre tanto en trigo y maíz, ya que creen que hay una intervención indirecta del Gobierno. En octubre pasado, cuando para el ciclo 2020/2021 había anotadas 38,5 millones de toneladas, el Gobierno puso nuevos requisitos a los exportadores para que demostraran la compra de mercadería de esa campaña. Ahora las DJVE de ese ciclo pasado se ubican en 39.821.228 toneladas, nivel récord.

En este contexto, la semana pasada un grupo de diputados nacionales de Juntos por el Cambio (JxC) presentó un proyecto de resolución en el Congreso para que el Gobierno informe si está interviniendo los mercados de trigo y maíz y, además, hay funcionarios manejando todo con llamados a actores de la cadena comercial.

La iniciativa es de los legisladores Alicia Fregonese, Pablo Torello, Ingrid Jetter, Mónica Frade, Gerardo Cipolini, Claudia Najul, Gabriela Lena, Gustavo Menna, Hernán Berisso, Jorge Vara, Virginia Cornejo, Martin Grande, Soher El Sukaria y Alberto Asseff.

Fernando Bertello
La Nación

Ver Más

Noviembre fue el mes con mayor aumento de precios en la carne

07/12/2021 – De acuerdo al Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana, los precios del rubro tuvieron un alza promedio del 12,20%. En tanto, el asado superó el 17%.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

“Los precios de la carne aumentaron un 12,20% en noviembre”. El dato surge de un relevamiento realizado por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana.

Vale señalar que, en otros rubros, como almacén, el efecto del congelamiento de precios implementado desde la Secretaría de Comercio Interior es más visible, ya que el aumento promedio en noviembre, según el ISEPCI, fue del 1,77%. En tanto, los productos de verdulería tuvieron una variación intermensual del 3,60%.

«A mediados de mayo el gobierno implementó el cierre total de las exportaciones de carne; y a partir de fines de junio, las flexibilizó abriéndolas parcialmente. Entendiendo que las subas de sus precios internacionales provocaban injustificables traslados de esos incrementos al mercado interno. En los meses siguientes, los aumentos de las carnes se frenaron (-0,29% en julio, -0,33% en agosto, +0,67% en septiembre); y las subas de la Canasta Básica de Alimentos se hicieron más moderadas que en los meses anteriores (0,86% en julio; 1,57% en agosto; 2,22% en septiembre)», detalló el informe.

Mientras que “en octubre volvieron paulatinamente las subas: Carne: +1,78%; Canasta de Alimentos +2,47%; y en noviembre, se fueron nuevamente para arriba: Carne: +12,20% Canasta de Alimentos: 5,77%», amplió el reporte.

Este jueves, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se reunirá con la Mesa de Enlace, con el objetivo de definir los pasos a seguir en 2022 respecto a la comercialización de carne al exterior.

No obstante, al interior del Gobierno, existen distintas posturas. Tanto Domínguez como el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, proponen subsidiar al sector ganadero para aumentar la producción y subir la oferta, con el consiguiente descenso de precios. Por su parte, Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior, plantea desacoplar los valores locales de los internacionales y aumentar las retenciones.

El rubro carnes solo en noviembre aumentó un 12,20%, los productos de verdulería 3,60% y los de almacén “solo” subieron 1,77%. El último punto destacar dentro del relevamiento es que los mayores aumentos registrados de octubre a noviembre en el rubro de la carne, son de cortes muy consumidos por los argentinos.

Así, a pesar de que el incremento promedio del rubro fue del 12,20%, algunos cortes tuvieron alzas mayores en su precio por kilo: asado 17,57%, picada 11,32% y nalga 14,47%.

BCR News

Ver Más

Se viene una pelea decisiva por las exportaciones de carne de 2022

06/12/2021 – Las entidades de la Mesa de Enlace quieren demostrar al Ministerio de Agricultura que habría un mayor número de cabezas bovinas disponibles para atender sin tensiones el mercado interno y la exportación.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

De cara a una semana clave para el futuro de las exportaciones de carne vacuna, la Mesa de Enlace buscará mostrarle al Gobierno que está haciendo proyecciones erróneas sobre la hacienda hoy disponible, el panorama para 2022, y que, en este contexto, existe suficiente ganado para atender tanto el mercado interno como para sostener el ritmo de crecimiento de las exportaciones sin tensiones para los precios.

Pasado mañana, en la sede del Ministerio de Agricultura de la Nación, y previo a un encuentro del jueves del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, con los presidentes de las entidades de la Mesa de Enlace, los técnicos de las organizaciones del campo asistirán para dar este debate.

Hace unos días, Agricultura giró a las entidades un documento donde, entre otros puntos, habla de “garantizar las exportaciones de cuota Hilton, 481, EEUU, Israel, Colombia y Chile, como así también garantizar la exportación de un millón de vacas y toros categoría D y E”. En el agro hay voces que deducen que, contra las cerca de 800.000 toneladas de carne que cerraría como exportación 2021, en 2022 la iniciativa oficial significaría exportar unas 200.000 toneladas menos. Se trata de una vuelta de tuerca al cepo oficial a la carne.

En el documento del Gobierno se dice, además, que entre 2018 y 2020 la ganadería perdió 1,5 millones de cabezas vacunas y que esto representa un “alto grado de tensión” para la actividad pecuaria.

Para las entidades de los productores agropecuarios, el Gobierno está partiendo de datos erróneos que lo llevan a hacer proyecciones y querer imponer restricciones sobre una base equivocada.

Miran este número: 53,5 millones de cabezas. Se trata de la cifra oficial que dio como tenencia el stock en manos de los productores sobre fin de 2020 y casi en el nivel de la primera campaña de vacunación ocurrida este año -desde el el 1° de marzo- y cuyo procesamiento final de resultados estuvo disponible a mediados de año.

El punto es que, para los productores, si se vacunaron esas 53,5 millones de cabezas, no se ha considerado en las proyecciones oficiales de stock la faena realizada entre enero y marzo inclusive ni la cantidad de animales que por diversas causas se murieron.

Ya en octubre pasado, vale recordar, el Ministerio de Agricultura de la Nación en un informe conjunto con INTA había insistido en que, ahora pensando para fin de 2021, el stock alcanzara los 53,5 millones de cabezas.

En este contexto, habría como mínimo 1,1 millones de cabezas más respecto de lo estimado que, pensando en 2022, reportarían 250.000 toneladas extra de carne.

Números

“Sin duda el número no es 53,5 millones de cabezas, sino más. La producción es superior, suficiente para sostener un consumo de 48 kilos por habitante por año (hoy ronda los 47 kilos) y exportar 900.000 toneladas (el próximo año)”, señaló una fuente de la producción al tanto de la discusión que va a dar la Mesa de Enlace.

Descontando la faena realizada, desde las entidades de la producción quieren demostrar a Agricultura que el número es mayor y en esa tarea se embarcarán sus técnicos pasado mañana con Agricultura. Están procesando el número final que se presentará, pero, según aclaró una fuente, como mínimo hay 1,1 millones de cabezas más disponibles.

“Lo que maneja la Mesa de Enlace es que hay stock y la previsión también es para abastecer tranquilamente al mercado internacional y el interno. Con esa postura van los técnicos para decir que están haciendo mal los números. No es 53,5 millones de cabezas, eso seguro”, señaló una fuente.

“Se va a discutir quién tiene la razón con respecto al stock. No hay necesidad de mantener cerradas las exportaciones”, indicó otra fuente.

Fernando Bertello
La Nación

Ver Más

Los empresarios agropecuarios buscan defenderse de la inflación: qué estrategias aplican

03/12/2021 – Un 71% de los empresarios de CREA que necesitaron adquirir insumos importados en los últimos cuatro meses indicaron que registraron inconvenientes para adquirirlos.

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

Un 65% de los 1146 empresarios CREA que respondieron la encuesta SEA realizada en noviembre pasado indicaron que prevén que la situación económica argentina dentro de un año será peor que la actual, mientras que otro 27% estima que seguirá sin cambios. 

Empresas agropecuarias

En ese contexto, los empresarios consultados indicaron que están emprendiendo diferentes estrategias defensivas para intentar resguardar capital ante una economía inflacionaria, entre las cuales se incluyen coberturas de precios de productos e insumos, como así también instrumentar integraciones productivas o comerciales con el propósito de incrementar el volumen del negocio sin aumentar los costos fijos.

Un problema recurrente informado por los empresarios consultados es la creciente dificultad para conseguir insumos importados que resultan críticos para el desarrollo de la actividad agropecuaria.

Un 71% de los empresarios que necesitaron adquirir insumos importados en los últimos cuatro meses indicaron que registraron inconvenientes para adquirirlos. Los mayores problemas –por orden de importancia– ocurrieron con neumáticos, repuestos, fitosanitarios, maquinaria y fertilizantes.

La intención de siembra de cultivos agrícolas para el ciclo 2021/22 muestra una pequeña suba de la participación del área de maíz, mientras que en el caso del girasol y el sorgo se proyecta una reducción respecto del ciclo anterior.

En lo que respecta a ganadería, las restricciones hídricas presentes en buena parte del norte argentino perjudicaron las condiciones de los rodeos de cría bovinos, mientras que en la zona pampeana, en general, la situación de los mismos es adecuada.

Comenzó a registrarse un proceso de retención de vientres en la mayor parte de las regiones CREA, el cual se encuentra asociado a la necesidad de resguardar el capital de las empresas frente a la creciente depreciación del peso argentino.

La mayor parte de los empresarios lecheros consultados espera un incremento de la producción sostenido en base tanto al aumento de producciones individuales como del rodeo lechero. Buena parte del fenómeno se explica por una situación climática benigna para la actividad que permite expresar la contribución de aportes nutricionales y tecnológicos orientados a mejorar el confort de las vacas lecheras.

Agrofy News

Ver Más

Cepo a la exportación de carne: el Gobierno le avisó a la Mesa de Enlace que las restricciones seguirán en 2022

03/12/2021 – Los embarques se reducirían de las 800 mil toneladas exportadas este año a 600.000 el año que viene, según el borrador que Agricultura le mandó a los dirigentes del agro. El campo propondrá liberar todo menos los 7 cortes para parrilla y milanesas.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

El cepo a las exportaciones de carne seguirá en 2022 y será más estricto: los volúmenes de envíos al exterior se reducirían 25% respecto de este año, según el borrador que recibió la Mesa de Enlace desde el ministerio de Agricultura y Ganadería que conduce Julián Domínguez.

“El 2021 va a terminar con cerca de 800 mil toneladas exportadas y el Gobierno apunta a que en 2022 sean 600 mil toneladas”, sacó cuentas Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), en base a lo propuesto por el MAGyP.

El cálculo se basa en que desde el ministerio plantean “garantizar las exportaciones de cuota Hilton, 481, EEUU, Israel, Colombia y Chile, como así también garantizar la exportación de 1 millón de vacas y toros categoría D y E”.

Ese esquema implica prorrogar la situación actual pero, como entró en vigencia el 20 de mayo, en las cifras del 2022 se “perderían” los buenos números de los primeros meses de 2021, que mostraron un promedio mensual de 75.000 toneladas de res con hueso.

En la segunda parte de este año las exportaciones bajaron por el cepo. Las restricciones se establecieron primero en forma total, y luego con una base de 50% autorizada, más las excepciones referidas. Así, los volúmenes se redujeron hasta 50.000 toneladas en junio y julio. En tanto, entre agosto y octubre promediaron las 65.000 toneladas por mes.La evolución mensual de las exportaciones de carne refleja que este año, a partir de junio, por el cepo, hubo una merma respecto de los volúmenes embarcados en 2020.

La evolución mensual de las exportaciones de carne refleja que este año, a partir de junio, por el cepo, hubo una merma respecto de los volúmenes embarcados en 2020.

De esa manera, si se mantiene el esquema actual durante  todo el año próximo, los embarques reflejarían la reducción de un cuarto respecto del volumen de este año.

La perspectiva no satisface a la Mesa de Enlace, que contraofertará liberar todo menos los 7 cortes más consumidos en el mercado interno (asado de tira, tapa de asado, falda, matambre, vacío, cuadrada y paleta; los primeros 5 parrilleros y los últimos 2 para elaborar milanesas).

“Estamos convencidos de que no faltará carne, por eso proponemos la apertura total de exportaciones”, le dijo a Clarín el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino. Argumentó que “nuestro país produce 3 millones de toneladas de carne vacuna al año y eso permite llegar a un consumo per cápita de proteínas animales de 115 kilos por año, sumando pollos y cerdos”.

Reunión clave la semana próxima

Sobre eventuales protestas, Pino dijo que esperan tener una reunión positiva con Domínguez, que recibirá a la Mesa de Enlace el jueves 9 a las 17 hs. en el ministerio para buscar soluciones consensuadas.

Desde la Mesa de Enlace buscan sumar el aval de las demás cámaras del sector para apuntalar la propuesta de liberación general –excepto los 7 cortes populares- en la negociación con el Gobierno.

De hecho, en la propuesta del Gobierno se plantea la conformación de un Consejo Consultivo, que presidiría el ministro Domínguez con la participación de representantes de las entidades de la Mesa de Enlace y otras de la cadena de ganados y carnes, incluidos los matarifes, y exportadores, entre otros.

Pese a las críticas, Pino se manifestó dispuesto a integrar esa comisión de seguimiento. “Podemos reunirnos cada 3 meses, por ejemplo – sugirió-, e ir chequeando, pero la clave es generar confianza y ofrecer condiciones rentables y previsibles para poder seguir en la actividad y aumentando la producción como quiere el Gobierno”.

Propuesta que por ahora no convence

El borrador oficial propone mantener el actual esquema de “exportación administrada”, con sutiles cambios respecto de lo actual, y pone el acento en mayor financiación para aumentar la producción, “a través del Banco Nación y el Banco de la Provincia de Buenos Aires, con una importante línea de créditos para el fomento de la ganadería con tasas bonificadas por el Ministerio.

Además, el MAGyP se compromete a “acompañar el proyecto de Ley Régimen de Fomento al Desarrollo Agroindustrial Federal, Inclusivo, Sustentable y Exportador, que otorga beneficios impositivos para la recría y el aumento de kilajes de faena”.

Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria opinó que “es incompatible el estímulo vía financiamiento con una proyección de congelamiento o baja en el precio de la hacienda producto de una regulación de la exportación. Por eso, estamos viendo de qué manera se puede consensuar otro esquema”.

Por ahora, parece un diálogo sin entendimiento de fondo, con los productores que representa la Mesa de Enlace por un lado y el ala de control de precios encarnada por el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti en el otro polo. El ministro Domínguez se ubica en el medio y por ahora parece tener mejor diálogo con el sector privado que con el funcionario de su Gobierno abocado a manejar la inflación.

Al respecto, Pino ponderó su “pragmatismo para demostrar que se ocupa de los temas”. En el mismo sentido, Chemes compartió con Domínguez una exposición en Santa Cruz y coincidió con el ministro en el rechazo a la suba de retenciones que propuso Feletti.

Pero en el Gobierno hay dos visiones en cortocircuito. Mientras la línea de Feletti considera que el camino para controlar la inflación cárnica es restringiendo las exportaciones o aumentando las retenciones, Domínguez busca acuerdos con los frigoríficos que permitan evitar sobresaltos en los precios para los consumidores argentinos, como pasaporte para los embarques.

Nadie se anima a presagiar si primará la visión enfocada en el control de precios en el mercado interno o la de apuntalar la producción, el empleo y los dólares por exportaciones.

Mauricio Bártoli
Clarín Rural

Ver Más

El Gobierno presiona para reforzar el cepo a la carne y pide una gran oferta para las fiestas

03/12/2021 – El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, les anticipó hoy a los exportadores de carne vacuna, aunque sin precisar un número exacto, que para 2022 la intención del Gobierno es reforzar el cepo a este producto. O sea, que se exporte menos que en 2021. Además, el funcionario hizo un pedido: que para Navidad y Año Nuevo el sector destine para el mercado interno una “oferta muy importante” de este producto a precios bajos.

http://lacesira.net/productos/

Estos fueron los planteos centrales del funcionario, según pudo reconstruir  La Nación tras un encuentro que directivos del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC mantuvieron con el ministro. La reunión fue “dura” para los exportadores, que fueron a escuchar qué prevé Agricultura ya que el 31 del actual vence formalmente el actual cepo a las exportaciones.

En los primeros diez meses del año, las ventas al exterior cayeron un 8% versus igual período de 2020. En volumen alcanzaron las 676.000 toneladas res con hueso. Las previsiones son que 2021 finalice con un volumen cercano a las 800.000 toneladas, unas 100.000 toneladas menos respecto del año pasado.

Según trascendió, de las palabras de Domínguez, aunque no dio un número preciso, a los presentes en la reunión les quedó claro que el Gobierno quiere que se coloque en el exterior menos carne que este año. Las aspiraciones de volumen de los exportadores para 2022 no coinciden con las del Gobierno.

En rigor, tras el cepo, la expectativa tanto en las entidades de la producción como en la industria es que se liberen por completo las exportaciones. Esta semana, Agricultura había girado a las organizaciones de la Mesa de Enlace una propuesta de cara a 2022 donde se prometía “garantizar las exportaciones de cuota Hilton, 481, EEUU, Israel, Colombia y Chile, como así también garantizar la exportación de un millón de vacas y toros categoría D y E”.

Por las palabras que expresó Domínguez, a los empresarios ligados con la exportación les quedó claro que, a priori, no se podrá repetir el escenario de este año. Paradojas del cepo, aunque con menor volumen, por una inferior oferta de Australia, la Argentina hasta el momento había avanzado del quinto al cuarto puesto como exportador mundial. LA NACION intentó obtener una declaración oficial sobre el encuentro, pero no obtuvo respuesta hasta el cierre de esta edición.

Más oferta

Tras la posición que sentó Domínguez respecto de las exportaciones de 2022, los exportadores se reunirán internamente para definir los pasos a seguir. Convocarán a una reunión de Comisión Directiva del ABC. Del lado oficial se les dio el mensaje de seguir conversando en los próximos días.

Otro tema que puso sobre la mesa el funcionario fue el pedido para que, de cara a Navidad y Año Nuevo, los exportadores vuelquen “una oferta muy importante” de carne para “la mesa de los argentinos”, según los términos que el mismo Domínguez habría usado.

Vale recordar que los exportadores ya tienen con el Gobierno un acuerdo para colocar en el mercado interno unas 6000 toneladas de carne vacuna a precios reducidos. Ahora, Agricultura reclama una oferta extra para las fiestas. En tanto, anticipó que luego se hablará del acuerdo de carne para 2022.

La semana pasada, los exportadores de ABC se habían reunido con el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti. Allí el funcionario también fue duro, aunque dejando en claro que estaba para “cuidar el bolsillo” de los argentinos y que no se disparen los precios.

Además de Feletti, la renunciada subsecretaria de Comercio Interior, Débora Giorgi, era quien hacía un seguimiento del mercado. En rigor, diversas fuentes del sector dicen haber recibido llamados de ella para que los valores de la hacienda no aumentaran antes de las elecciones, misión que fue un fracaso. Los precios igual subieron.

Fernando Bertello
La Nación

Ver Más

Cepo a la carne: el campo hará una contrapropuesta para las exportaciones de 2022

02/12/2021 – De cara a la reunión la próxima semana con el ministro de Agricultura Julián Domínguez, desde la Sociedad Rural Argentina pedirán una liberación de los embarques; para Confederaciones Rurales Argentinas las ventas externas no deben tener restricciones.

http://lacesira.net/productos/

Cuando faltan exactamente 30 días para que formalmente finalicen las restricciones a las exportaciones de carne vacuna, impuestas por el Gobierno hace más de seis meses y luego que se conociera el documento que el Ministerio de Agricultura envió a las entidades del campo con la idea de mantener un esquema administrado, con algunas concesiones, la Mesa de Enlace irá con una contrapropuesta a la reunión con el ministro Julián Domínguez, el jueves 9 próximo.

En este sentido, Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), señaló que asistirán con algo superador. “Nuestra propuesta se va a diferenciar bastante de la que nos hicieron llegar. Debemos mostrar y convencer al Gobierno para que pongan en nosotros y en toda la cadena productiva un voto de confianza: que las cosas funcionan liberando las exportaciones y que incluso mejorarán”, dijo a LA NACION.

Señaló que no entiende cuál es la “desesperación” del secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, por la carne vacuna. “En vez de festejar cómo creció el consumo de carne de pollo y de cerdo, formando parte de la dieta proteica animal de los argentinos, se hace hincapié en la baja del consumo vacuno. Es buscar un problema donde no lo hay, porque en definitiva todo es proteína animal”, detalló. Feletti en los últimos días mantuvo reuniones con distintos representantes de la cadena de la carne, desde exportadores a cámaras ligadas con el consumo interno.

Si bien entiende que “todos deben cooperar para que la Argentina salga de la crisis”, no está de acuerdo con el intervencionismo: “Es molesto que de manera constante se amenace con una suba de retenciones. Las palabras cepo, cierre, restricción son cosas que joroban en demasía”.

Como informó este medio, Agricultura envió a las entidades una propuesta para 2022 de “garantizar las exportaciones de cuota Hilton, 481, EEUU, Israel, Colombia y Chile, como así también garantizar la exportación de un millón de vacas y toros categoría D y E”.

Por su parte, Jorge Chemes, titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), indicó que la propuesta enviada por Agricultura “es un bosquejo de buenos deseos, donde no hay números certeros”.

Según Chemes, el Gobierno busca una exportación controlada y no quiere que se pase de las 600.000 toneladas de carne vacuna para tener unas 200.000 toneladas como fusible (2021 cerraría con ventas cercanas a las 800.000 toneladas). “La idea que tienen es que una mesa conformada por nosotros y otros actores de la cadena vaya monitoreando, abriendo y cerrando, la exportación, de acuerdo a si se repone o no el stock, como hacía el exsecretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, con los ROEs (registro para exportar)”, detalló.

En rigor, en la propuesta de Agricultura se hace saber de la creación de un Consejo Consultivo integrado por integrantes de las diversas entidades ligadas a la carne. “Se reunirá con la finalidad de realizar el seguimiento de la producción cárnica y las eventuales correcciones futuras”, dice el escrito.

Otro punto que observó Chemes en la propuesta de Domínguez es que solo están incluidas las categorías D y E en la vaca de descarte: “Deben ampliar a la C, porque entre las tres categorías solo hay diferencias sutiles”.

Para el dirigente de CRA, hay una cuestión de confianza que se “rompió”. El campo dejó de creer por las políticas cambiantes del Gobierno hacia el sector. “Nosotros pedimos que abran las exportaciones de carne sin límites ni restricciones y la cadena cárnica se compromete a dejar en el mercado interno los cortes parrilleros”, añadió.

En el mismo sentido, el titular de la Rural sostuvo que se necesita que en lo inmediato se libere la exportación de carne para luego ir viendo cómo evoluciona el negocio. “En un sector del Gobierno se empecinan en sostener una premisa equivocada. No se deben desacoplar los valores internos de los internacionales porque son cosas diferentes. No va a haber baches ni desequilibrios”, aseguró. Por el contrario, insistió que el Gobierno debería apuntar a ser duro con los exportadores que trabajaron de manera ilegal, con el llamado “rulo cárnico” que en definitiva perjudicó a toda la cadena.

Con cautela y prudencia, Pino y Chemes son optimistas a la hora de encontrar un acuerdo con el Gobierno. Para Domínguez, acordar con la Mesa de Enlace no es algo menor. Su objetivo cuando asumió fue limar asperezas con el campo encontrando soluciones en este aspecto. Sería una suerte de espaldarazo donde la pulseada interna quedaría de su lado. Para las entidades también, porque de lo contrario el titular de la cartera de Agricultura perdería poder frente a la Secretaría de Comercio y las decisiones del sector volverían a pasar de nuevo por ese lugar.

Mariana Reinke
La Nación

Ver Más