El campo ya ingresó más de US$28.000 millones en lo que va del año

02/11/2021 – La liquidación de divisas de la agroexportación por granos y subproductos de los primeros diez meses de 2021 superó en un 66,6% el registro de igual fecha de 2020.

http://www.simone.com.ar/

La liquidación de divisas de la agroexportación marcó en octubre pasado otro nivel récord para ese mes en lo que va del siglo y registró, también, un nivel histórico considerando los primeros diez meses del año. Es una noticia que alivia al Gobierno en medio de la tensión cambiaria y las restricciones que aplicó a la importación para evitar un mayor drenaje de dólares.

Según un reporte de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), el mes pasado ingresaron 2.416.616.587 dólares. Eso representó una merma del 1% versus septiembre pasado pero un incremento del 40,8% en relación al mismo mes de 2020.

En tanto, si se considera lo ocurrido entre enero y octubre pasado, entraron al país divisas de la exportación de granos y subproductos por US$28.086.928.631. Este número significa un incremento del 66,6 % con respecto al mismo período del año pasado y es, según Ciara-CEC, un “récord absoluto para el mismo período desde comienzos de este siglo”.

La performance del ingreso de divisas tiene entre sus factores claves los precios de los granos, que se mantienen en un buen nivel.

“El mes de octubre marcó otro récord en relación al mismo mes de los últimos 20 años, indicando un año excepcional en cuanto a precios más allá de los enormes problemas de la bajante del río Paraná, conflictos sindicales y presión tributaria. Esto demuestra que, si pudiésemos disminuir la carga tributaria en soja, podríamos crecer mucho más en el ingreso de divisas sobretodo cuando el país no tiene otra fuente de dólares”, señaló Gustavo Idígoras, presidente de Ciara-CEC.

Vale recordar que el complejo soja, que representó el 27% de las exportaciones totales de la Argentina del año pasado, constituye el 16% (con 344.865 puestos de trabajo) del empleo de las cadenas agroindustriales.

Para el ejecutivo, “las divisas de la agroindustria significan el componente más importante para que el BCRA cuente con recursos para atender la demanda de dólares en las importaciones y el mercado interno”.

En un comunicado, Ciara-CEC destacó sobre el mayor ingreso de divisas: “El factor predominante fue el sostenido crecimiento de los precios internacionales, lo que compensó la menor cantidad medida en toneladas. Ese desempeño se alcanzó a pesar de los notables trastornos que produce la bajante del río Paraná”.

Lo que viene

Para el Gobierno, las exportaciones del agro son vitales porque además recibe dinero por derechos de exportación. En septiembre último, un informe macroeconómico de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) consignó que por derechos de exportación el acumulado entre enero y agosto de 2021 ascendió a US$6444 millones o $593.576 millones, “considerablemente superior a los US$2182 millones o $148.310 millones estimados en igual período del año anterior”.

En ese momento, la entidad proyectó que hasta fin de año el Estado recaudaría por retenciones otros US$2295 millones o $ 230.452, “por lo que el total anual se proyecta en US$8734 millones o $824.028 millones”.

“Esto representaría un incremento de 216% respecto del total recaudado en el año 2020 en concepto de derechos de exportación de los principales complejos agroindustriales”, señaló la Bolsa rosarina.

Fernando Bertello
La Nación

Ver Más

2021 cerrará con un aumento del 60% de las exportaciones de maquinaría agrícola

29/10/2021 – Pulverizadoras, sembradoras, repuestos de cosechadoras y sembradoras, embolsadoras y extractoras de grano, traccionan las ventas externas.

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

Según proyecciones privadas, las exportaciones de maquinaría agrícola cerrarán el año con un aumento de 60% en relación a 2020. Asimismo, los fabricantes estimaron que la facturación llegará a los 80 millones de dólares.

Vale señalar que, en los primeros nueve meses del año pasado, las ventas externas sumaron 31,9 millones de dólares, mientras que en el mismo lapso de 2021 llegaron a 50,5 millones de dólares, un incremento de 63%.

En este marco, pulverizadoras, sembradoras, repuestos de cosechadoras y sembradoras, embolsadoras y extractoras de grano son los rubros que traccionan las ventas al exterior.

Eduardo Borri, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), destacó que para 2022, el mercado internacional estará más normalizado. «Se podrá intensificar la vinculación comercial con los clientes en el extranjero», sostuvo.

No obstante, la cadena de valor no escapa a los problemas de logística que se presentan a nivel mundial y complican el comercio. Según Cafma, un contenedor a Estados Unidos incrementó diez veces su valor en los últimos meses.

Sin embargo, las exportaciones de maquinaria agrícola podrían llegar a los 100 millones de dólares en 2022. Y, de manera paulatina, apuntan a llegar a los 280 millones de dólares de facturación que se lograron en 2012, récord histórico.

Las entidades del sector destacaron que se empieza a percibir una reactivación en materia de comercio exterior. En efecto algunas fábricas empezaron a recibir pedidos de clientes que antes no estaban operativos. «Hay problemas con los plazos de entrega y los productos argentinos vuelven a ser una opción, la pandemia generó oportunidades a partir del desabastecimiento», señaló.

Pues bien, las empresas argentinas están atentas a estas nuevas oportunidades, y en paralelo se empiezan a organizar misiones comerciales. Una de ellas se llevará a cabo durante la segunda semana de noviembre, en donde un grupo de empresas cordobesas recorrerá países de Europa del Este.

BCR News

Ver Más

Agrodólares: por qué el campo liquidó un récord de divisas en octubre pese a las expectativas de devaluación

29/10/2021 – Pese a que octubre históricamente es el mes del año de menores ingresos de la agroindustria, la liquidación de divisas de los exportadores alcanzó un nuevo récord. A pocos días de finalizar el mes, se estima que respecto a octubre del año pasado, el sector generó dólares por u$s 2100 millones, un 22% más respecto al mismo mes del año pasado. De esta manera, el valor liquidado en los primeros 10 meses del año ascendería a 27.770 millones dólares. Se trata de un aumento de más de u$s 10.000 millones respecto de igual período de 2020, lo que significa que el país en lo que va del año recibió un 65% más de dólares.

http://lacesira.net/productos/

“Este año es excepcional por lo que esperamos que cierre alto en relación a mismo mes de años anteriores. El dato final lo publicaremos próxima semana”, señaló Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Uno de los aspectos llamativos sobre este nuevo récord de operaciones, es que usualmente los productores ante el escenario de ampliación de la brecha cambiaria y y rumores de devaluación, prefieren asegurarse reteniendo su producción.

Más allá de que el agro transita su fase descendiente, para noviembre y diciembre se proyecta que quedan por liquidar u$s 4200 millones y el año cerrará en un récord histórico, gracias al rally de altos precios, de u$s 32.000 millones.

Sin embargo, David Miazzo, economista jefe de FADA, apuntó: “Pensábamos que a esta altura del año, esperando una devaluación se iba a empezar a retrasar un poco las ventas, pero no hay ningún tipo de retraso. Puede tener que ver con los precios que son relativamente buenos, entonces hay mayor incentivo a vender”.

Y agregó: “Por otro lado, si bien crecen las expectativas de devaluación, tampoco es que se espera con tanto énfasis un salto del tipo de cambio, aunque se sabe que se va a empezar a mover más, entonces continúan vendiendo”.

Según datos oficiales consolidados del Indec, el complejo agroindustrial, incluyendo al biodiésel y derivados representó el 47,9% del total de exportaciones del país en 2020, con soja, girasol y sus derivados aportando 29,6%, y 17,4% de parte de los cereales. Mucho más atrás aparecen el complejo automotor (7,9%), petróleo (6,7%), carnes (6,1%), oro (4,3%) y pesca (3,2%).

Lara López Calvo
El Cronista

Ver Más

“Industrias de implementos agrícolas están entregando las maquinarias sin neumáticos”

28/10/2021 – Leandro Ingelmo, presidente de la Cámara del Neumático, se refirió a la difícil situación que atraviesa el sector.

http://oscarpourtau.com.ar/

La Cámara del Neumático hizo un reclamo a la Nación por las trabas a las importaciones y las repercusiones en la seguridad vial, ante la falta de dólares para importar y lograr abastecer la demanda.

En diálogo con BCR News, Leandro Ingelmo, se refirió a la difícil situación que atraviesa el sector: “En Argentina hay tres fabricantes de neumáticos, los cuales producen distintos elementos, pero no en su totalidad. Además, estos tres fabricantes abastecen a parte del mercado argentino, el resto está en manos de importadores de neumáticos. En tanto, estos tres fabricantes tienen inconvenientes a la hora de fabricar neumáticos, que requieren muchos insumos, más de 100, algunos de los cuales no se producen en Argentina y se tienen que importar, y ahí tienen un cuello de botella porque tienen dificultades para girar divisas para importar. Y también tienen otras dificultades como problemas gremiales y de logística, que hacen que la producción de neumáticos nacionales esté retrasada”, describió el dirigente.

Y repasó los inconvenientes los diferentes segmentos de vehículos: camiones, maquinaria agrícola, transporte y automóviles y camionetas: “En el caso de los camiones, hay problemas para la reposición de neumáticos, en Argentina y gran parte del mundo se recapan los neumáticos, es decir una posibilidad de reutilizarlos con un proceso que se llama recapado, pero este tipo de neumáticos no se pueden utilizar en la parte frontal de los camiones, o en los colectivos de larga distancia, donde se requieren neumáticos nuevos. Y los pocos neumáticos que se consiguen se están pagando sobreprecios. Otro problema es que los cascos que se utilizan para hacer el recapado tienen que estar en muy buen estado, y esta situación se están recapando muchas veces estos cascos y se deterioran, y están faltando estos cascos para recapar”, detalló Ingelmo.

Y en el caso del sector de transporte de cargas y de colectivos, “un neumático tendría que estar costando entre 45.000 y 50.000 pesos, lamentablemente se está pagando el doble. No se puede elegir marca, se está colocando lo que se consigue, hay mucha importación ilegal o informal, vía Paraguay, Uruguay o Chile. Esto hace a una demanda sostenida y la poca oferta”, comentó.

En el segmento agrícola, aseguró que “hay un problemón. Acá en Córdoba hay muchas industrias de maquinaria e implementos agrícolas y en varios casos están entregando las maquinarias sin los neumáticos. Es decir, comprás una máquina nueva y te la entregan con las llantas, pero sin las cubiertas. Es muy serio el problema”. Y señaló que “puntualmente ocurre en el segmento de implementos como mixer, sembradoras y los fabricantes no consiguen los neumáticos. Y se viene la época de cosecha”.

En cuanto al rubro de autos y camionetas, “un neumático dura unos 50 o 60.000 kilómetros, y la gente los sigue usando porque no se consiguen o se pagan sobreprecios, hasta 80.000 kilómetros. Acá está el foco del reclamo que hacemos las cámaras sectoriales al gobierno, que es la parte de seguridad. Es importante la cantidad de neumáticos que se ven tirados a los costados de las rutas, es decir, producto de que han sobrepasado su vida útil. En otros casos, ni siquiera pueden usar lo vehículos por la falta de esta mercadería”.

Por otra parte, el presidente de Cámara del Neumático sostuvo: “Hace muchos años que venimos trabajando con la Secretaría de Comercio, donde nosotros expusimos cuáles son los neumáticos que se están produciendo en Argentina, aquellos que no se están fabricando y los que no se van a producir nunca, porque hay algunos vehículos que requieren una tecnología de neumáticos que acá no se está fabricando y no se van a fabricar. Y demostramos que hay una línea de neumáticos, tanto de transporte como de vehículos particulares que deben importarse, no hay otra alternativa”.

Y finalmente, comentó: “Pirelli, un fabricante nacional, presentó un proyecto de inversión para la fabricación de neumáticos de motos, pero no alcanzan. Los que vendemos neumáticos estamos reponiendo con dos o tres años de retraso, es decir hay una gran masa de vehículos que hoy requieren neumáticos y no están”.

BCR News

Ver Más

El campo en alerta ante el aumento de costos de insumos

28/10/2021 – Los fertilizantes y herbicidas mostraron fuertes incrementos, lo que deterioró la rentabilidad del sector.

https://www.profertil.com.ar/

Un informe privado de la Consultora AZ Group asegura que el aumento de precios en los fertilizantes y herbicidas deterioró la relación insumo producto para la cosecha 2021/22. Es que se combinaron una serie de factores internacionales que generaron una fuerte suba de los insumos y eso tiene y tendrá impacto sobre los planteos agrícolas.

Jeremías Battistoni, que se desempeña como Analista de Mercados para AZ Group, aseguró a Ámbito que “las empresas más organizadas compraron insumos, pero los productores más pequeños trabajan sobre la fecha y son los que están comprando ahora”. El panorama no parece ser alentador, ya que según Battistoni “la relación insumo – producto ya no va a mejorar. Estamos atravesando la peor relación a nivel histórico. Con la recuperación de los valores de los granos, los insumos tomaron la misma tónica y eso complicó la ecuación. Aún si hubiera una baja global en el valor de los fertilizantes o herbicidas, como Argentina es tomadora de precios no los aprovecharía a corto plazo, porque desde que se hace un pedido hasta que efectivamente eso llega al productor, podrían pasar hasta tres meses, por lo tanto habría pasado el período de aplicación y ya tendría que pensar en la próxima campaña”.

Si bien la situación es preocupante, quienes anticiparon las compras de insumos sin dudas sortearon estos inconvenientes. Enrique Erize, titular de la Consultora Novitas aseguró a Ámbito que “los valores actuales de la urea son un problema, por lo tanto quien no compró va a tener dificultades”.PUBLICIDAD

Todo esto ocurre en un contexto de precios de commodities agrícolas que buscan recuperarse tras los mínimos valores alcanzados en octubre en el mercado de Chicago. Según Ariel Tejera, Responsable del Dpto. de Análisis de Mercados de la corredora Grassi, “lentamente quedaría atrás la presión típica de la época de cosecha”. El analista aseguró a Ámbito que “en EE.UU. se proyectan muy buenos volúmenes de producción y se estima recomposición de stocks en soja y maíz. Al mismo tiempo, en Brasil la siembra de soja avanza con clima a favor y expectativas de un volumen histórico. No hay que descartar precios firmes, pero quizás algo alejados de los máximos de este año”.

Otro dato a tener en cuenta surge del informe que emitió el pasado 12 de octubre el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), quién estimó la producción argentina de soja en 51 millones de toneladas. Con un año que repite fenómeno climático “La Niña”, es altamente probable que esa cifra no se logre. Erize recordó que “en años así, nuestra producción de soja cayó entre 10 y 15 millones de toneladas, por lo tanto si bajamos a 40 millones, eso podría representar una tendencia alcista”. Un escenario de éstas características podría amortiguar la compleja relación insumo – producto planteada para quienes no hayan sido precavidos o no hayan podido hacer frente a la compra de insumos cuando comenzó el año.

En medio de las dificultades del comercio global y la volatilidad de los mercados, en el plano doméstico todos los sectores productivos miran de reojo el comportamiento del dólar informal y esperan con gran expectativa el resultado de las próximas elecciones legislativas.

Según Erize, la ampliación de la brecha cambiaria podría generar en los productores cierta retracción a la venta, al menos hasta mediados de noviembre. “Creo que si gana el oficialismo, no tendrá que sentarse a negociar con la oposición y eso podría generar incertidumbre en los mercados. En cambio si el Gobierno no hace una buena elección estaría obligado a negociar y eso traería algo de paz a la economía”. Con estos datos se toman muchas decisiones económicas en un sector que cuando termine el año habrá aportado más de 32000 millones de dólares a la balanza comercial.

Daniel Aprile
Ambito

Ver Más

Crece la brecha de precios entre los mejores campos de la Argentina y de EE.UU

27/10/2021 – En zona núcleo la hectárea ronda los US$13.000 mientras en Illinois supera los U$S 26.000. El mercado inmobiliario rural local se encuentra atento al resultado electoral de noviembre.

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

La Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) publicó el Índice de Actividad del Mercado Inmobiliario Rural (InCAIR). El índice, que refleja la actividad del mercado inmobiliario rural en todo el país, tiene una base de 97,5 puntos que corresponde en forma histórica a su pico máximo registrado en septiembre del año 2011. El InCAIR de septiembre fue de 38,05 puntos, lo que lo ubica dentro del promedio anual y en un escenario de estabilidad.

En este contexto, Juan José Madero, presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR), dialogó con CNN Rosario y afirmó que: “En los últimos tres meses los valores del índice no marcaron grandes diferencias, siendo esto un indicador de cierta estabilidad, aunque con un nivel discreto de actividad”.

“A todos nos ha pasado que a campos que teníamos publicados ofrecidos para la venta nos contactaban para ver si se alquilaba hasta la venta”, comentó el Ingeniero repasando la VIII jornada de actualización del mercado inmobiliario rural. “Ocurre que la demanda para alquilar campos para la actual campaña agrícola 2021/2022 quedó insatisfecha”, completó.

Te dabas vuelta y ya lo habían alquilado. El mismo inquilino tuvo que hacer un sacrificio enorme para continuar su campo porque tenía alrededor diez interesados que ofrecían una diferencia mayor a la del año pasado”, agregó. En rigor, para los campos agrícolas se dio un incremento versus 2020 en torno de un 15% en quintales por hectárea.

Madero detalló que este aumento en la demanda se dio mientras la actividad, por la pandemia, fue declarada esencial y quedó exceptuada de las restricciones por el Covid. También influyó una mejora de precios en los productos del agro “que hizo más rentable el negocio”. Esto en una producción que, más allá de que los precios de los granos tienen una referencia con cotizaciones que siguen a un mercado internacional dolarizado, aquí las transacciones se materializan en pesos», destacó.

«A esos pesos que produjo el productor en general, y algunas otras actividades económicas, como nadie los atesora lo transforman en grano, carne y eso repercutió en la demanda inmobiliaria. Más teniendo el cepo no se puede convertirlos a dólares”, precisó Madero.

En este contexto, creció la demanda de campos para arrendar y superó a la oferta. En tanto, no ocurrió lo mismo con la compraventa, que no registró grandes inversiones y los montos de las operaciones no superaron los US$2 millones por negocio.

“Como se negocia en dólares, con el cepo, la política de restricciones, la presión impositiva, la incertidumbre, todo esto frenó la actividad y la hizo más cautelosa. No la detuvo, pero quedó amesetada”, señaló. Y se refirió a que “Si bien el resultado de las PASO trajo mejor ánimo para los inversores, en su mayoría se mantienen expectantes del resultado electoral del mes próximo. De ratificarse, es de esperar que la actividad tenga un repunte antes del verano”.

Explicó que, después de las PASO de 2019, el mercado inmobiliario de compraventa “se vino abajo”. Después llegó la pandemia y la dinámica histórica del mercado cambió, aunque a mediados del año pasado retomó una cierta normalidad.

En 2021 el mercado arrancó irregular, tras una última baja a comienzos de año fruto de las políticas restrictivas del Gobierno. En tanto, si bien mejoró el resultado operativo de la producción agropecuaria, los precios de la tierra no subieron.

A la estabilidad de precios el propietario la convalida, el inversor ya va viendo que va quedando estable y se empieza a arrimar a la zona de negociación. El inversor estaba muy hostil y vio que acá, por lo menos, estamos en un piso, en un plafón que va a seguir proyectándose”, expresó.

En el caso de la zona núcleo, los valores son similares al 2009, y la hectárea ronda los US$13.000, Madero proyectó: “Puede haber algún rebote porque estamos en el piso y esos campos son los últimos que bajan y los primeros que empiezan a subir; después el resto (de las zonas) copia”.

Hay tres zonas que tienen el mejor suelo del mundo: “La zona núcleo Argentina, el Cinturón Maicero de Estados Unidos y el Este de Ucrania. En Argentina ronda los U$S 13.000 la hectárea, mientras que en Illinois supera los U$S 26.000”, aclaró. La diferencia entre las dos zonas “es el marco institucional, la falta de crédito y la imposibilidad de proyectar a largo plazo”, y esto es “una buena noticia, porque depende de que nosotros hagamos las cosas bien cómo país”.

Del otro lado del mostrador, quienes tienen intención de comprar son, en un 80%, productores que se agrandan o venden campo en un lugar para comprar en otro. El porcentaje restante corresponde a empresarios industriales que encuentran refugio de capital en la tierra.

Todos ellos buscan campos agrícolas principalmente en la zona pampeana, luego tierras mixtas (agrícolas-ganaderas) y después ganaderas. “La decisión de venta sigue estando pero está en niveles pisos”, explicó. Respecto de los valores de las operaciones, este año rondaron los US$2 millones y hubo “muchas” en el orden de un millón de dólares. Por encima de valores de US$5 o 6 millones de dólares “no pasó nada”, concluyó.

BCR News

Ver Más

Más que un “rescate”, Sancor le pidió al Gobierno apoyo para recuperar la deuda de Venezuela

27/10/221 – La cooperativa aseguró que no ha recibido ninguna propuesta para encausar la situación crítica que viene atravesando en los últimos años, luego de que el gremio lácteo se reuniera con Manzur.

http://lacesira.net/productos/

La cooperativa láctea Sancor emitió un comunicado en el que se refirió a las versiones sobre un supuesto “rescate” que estarían impulsando la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra) y el Gobierno nacional, sin hacer parte a la propia cooperativa.

“Todos hablan de SanCor, pero nadie habla con SanCor”, se titula el documento que publicó la empresa con base en Sunchales y en el que afirmó que no ha recibido ninguna propuesta, al tiempo que reclamó que su Consejo de Administración tiene elaborado un plan que ya fue presentado a autoridades nacionales y provinciales, pero sobre el que nunca tuvo respuesta.

“En los últimos días se han publicado informaciones y opiniones sobre la situación de Sancor y su futuro. Al respecto, señalamos que, el Consejo de Administración de Sancor no ha recibido ninguna comunicación ni propuesta de administración, apoyo financiero y/o de reestructuración de la Cooperativa”, señala el comunicado.

En el mismo, Sancor recuerda que desde 2017 hizo un importante proceso de reestructuración operativa, financiera y societaria que le permitió sostener sus operaciones productivas y comerciales. Y que lo hizo con el compromiso y la participación de los productores asociados, empleados, proveedores, clientes y consumidores.

Hoy en día, procesa unos 650 mil litros por día, con una dotación de 1.700 empleados.

Plan de Recuperación

Con respecto a su situación, la cooperativa repasó que “hace aproximadamente 18 meses, elaboró una versión actualizada de su plan, que le permitiría crecer y brindar certidumbre y seguridad a su futuro. En él se prevé alcanzar un volumen diario promedio de producción de 1,2 millones de litros de leche, con proyección a 1,5 millones”.

Desde Sancor aseguraron que, con este nivel productivo, se aseguraría el normal funcionamiento futuro y el pago de todas las obligaciones.

Pero para poder alcanzarlo, “es imprescindible acceder al financiamiento del capital de trabajo destinado a la mayor adquisición de materia prima e insumos, el que de acuerdo al plan presentado a las autoridades, podría obtenerse a través de: aportes financieros o de inversión de organismos y/o instituciones públicas y/o privadas; apoyo gubernamental para el cobro de la deuda contraída por la República Bolivariana de Venezuela, por la provisión de leche en polvo; y la constitución de un Fondo de Garantías destinado exclusivamente a la compra de materia prima e insumos”.

Según Sancor, este plan “ya fue revisado y validado por consultores designados por organismos oficiales, y fue presentado a las autoridades sindicales y de los gobiernos nacional y de las provincias de Santa Fe y Córdoba”.

Bajo este panorama, el problema que denunció Sancor es que “aún no hemos tenido respuestas concretas en materia de financiamiento y de recupero de la deuda del exterior”.

Y argumentó que “si bien la cooperativa mantiene sus operaciones corrientes, es indispensable aumentar en el corto plazo el volumen de procesamiento de leche para evitar sobresaltos y dudas sobre sus posibilidades de éxito”.

“Desde el inicio del proceso de reestructuración, SanCor continúa siendo una cooperativa de productores lecheros, se mantiene abierta al diálogo y a escuchar ideas y propuestas dirigidas al logro de los objetivos establecidos. En este sentido, SanCor recibirá, analizará y definirá toda iniciativa que le sea presentada y que resulte útil y beneficiosa para sus asociados y partícipes del sistema pero que, a la fecha, no hemos recibido”, insistió en el final del comunicado.

Agrovoz

Ver Más

“No hay neumáticos por ningún lado”: La odisea de los contratistas para conseguir repuestos en plena campaña

26/10/2021 – Desde el sector alertan que deben viajar a diferentes lugares del país para conseguirlos. Además, los precios son exorbitantes.

http://www.simone.com.ar/

No hay neumáticos por ningún lado, buscamos una medida determinada y no la encontramos. Y ello conduce a este malestar que tenemos entre los colegas contratistas y los productores. Bien sabemos que cuando se rompe un neumático en cosecha, no se dispone de mucho tiempo para su reposición”. Así expresa su preocupación Fredy Simone, presidente de Cámara Bonaerense de Contratistas Rurales y vicepresidente de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (FACMA).

“Pero estamos previendo que para la cosecha de trigo, que es tan exigente en tiempos a punto de parecer una carrera, la falta de neumáticos seguirá siendo un grave problema” dice. 

El tiempo que se pierde en las tareas del campo, significa mucho dinero y buena parte no se recupera, porque se traducen en la reducción de los rindes a cosecha.

Fredy Simone
Fredy Simone

A esto se le suma el riesgos de que las pérdidas se incrementen debido a los días en que la cosecha permanece en el campo innecesariamente debido a las ineficiencias generadas por causas ajenas al sistema.

La siembra fuera de tiempo, también genera pérdidas de rinde, debido a que no se respetan las fechas que imponen los híbridos y variedades que se utilizan en la producción de alimentos.

Además, advirtió es alta la anarquía que rodea la definición del precio de una cubierta. En un momento, se pasa de un valor de 100 mil pesos a otro de 200 mil o más, y quien tiene para la venta una medida de neumático pide cualquier precio, porque no se sabe si se podrá reponer esa mercadería.

“Con lo cual, claramente no podemos culpar al que tiene la mercadería ya que ante la falta de reposición, es totalmente entendible por parte del proveedor que defienda su negocio para no descapitalizarse, ya que al desconocer el precio de reposición es imposible tener un precio de venta”, indicó.

“Estamos conviviendo esta situación hace largo tiempo y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca entiende el problema y siempre nos escucha, pero la solución no depende de esos funcionarios”, dice Simone.

Claramente, alguien debe resolver este problema pero por alguna razón no lo hace. Y seguramente es el problema que hay en la economía del país con el dólar. Pero, es claro que si no podemos hacer caminar las máquinas no podremos levantar la cosecha, es decir no podremos producir” contextualiza.

En octubre del año pasado, es decir hace un año, desde FACMA y otras entidades del sector, se hicieron presentación ante las autoridades nacionales, comentándole en ese momento, que en la Argentina se producen neumáticos, pero ni en la cantidad y calidad que se precisan.

“Si en el agro se utilizan 100 tipos de rodados neumáticos diferentes, Argentina puede producir 5 de esas 100. Y esas 5 no son de la calidad que se precisa. En nuestro país no se fabrican neumáticos de alta flotación, y no se hacen radiales al menos de las características que se precisan”, dijo.

En aquel momento, luego del envío de aquellas notas algo de mercadería comenzó a entrar, pero muy poco, y luego se volvió a la parálisis y ahora el problema es serio para los contratistas y para la producción agropecuaria Ocurre que la dinámica se las cubiertas en como la del combustible, se consumen y requieren abastecimiento, y además, cada máquina lleva su medida de neumático.

“Por otro lado, no olvidemos que se ha invertido mucho dinero en tener equipos con cubiertas radiales para manejar mejor la compactación de los suelos, y también apuntando a la aplicación de orugas de goma. Pero es notable que estos procesos que se dan en nuestro sector no sean percibidos más allá del entorno de la producción” sostiene.

Esta claro que aumentando los costos y bajando la eficiencia en los procesos productivos no se contribuye a reducir el costo de los alimentos, subraya Simone para finalizar.

Juan B. Raggio
Clarín Rural

Ver Más

Con pocas cubiertas nuevas, resurgió de las cenizas una vieja práctica

25/10/2021 – Productores y transportistas de granos y cereales recurren cada vez más al neumático recapado ante lo que alertan como dificultades para adquirir el producto.

http://oscarpourtau.com.ar/

Las aventuras que deben atravesar contratistas, transportistas de hacienda y productores agropecuarios para hacerse de un neumático para sus camiones, tractores y maquinarias agrícolas son colosales. Hacer hasta 400 kilómetros en busca del preciado producto se ha convertido en algo habitual y rutinario. La situación es preocupante, según alertaron a LA NACION, y se inscribe, entre otros problemas, en las dificultades para la importación.

Ya la semana pasada, la empresa de fabricación de neumáticos nacional Fate había advertido a sus clientes de una reprogramación en las entregas de los productos. “Nos vemos imposibilitados de ser provistos de la materia prima necesaria para la fabricación de nuestros productos. La situación informada, la cual resulta imprevista e inevitable y que va más allá de nuestra voluntad, tiene como consecuencia inevitable la parada en la producción y la reasignación de productos que se encuentran a disposición para la venta”, decía en una nota que se filtró a los medios. Sin embargo, luego la firma dio superado el tema. “Ya se ha reestablecido la normalidad total del abastecimiento. No tenemos problemas ni con el Banco Central, ni tampoco estimamos que vayamos a tener problemas con insumos críticos”, señaló el CEO de la empresa, Javier Madanes Quintanilla.

En este contexto, en el interior comenzaron a venderse cubiertas provenientes de China que, según los comerciantes, son de un stock de 2016. “Cosa que le quita la garantía al producto. Hoy es lo único que se podría llegar a conseguir nuevo: una cubierta china, de inferior calidad, que antes estaba a $40.000, ahora se vende a más de $90.000”, informaron.

Asimismo, volvió a resurgir de las cenizas una práctica antigua y casi olvidada: el recapado de los neumáticos que, si bien era una alternativa secundaria en donde los clientes lo tenían como auxilio para eventuales circunstancias, en la actualidad se convirtió en casi la única posibilidad para seguir trabajando.

Desde siempre, las gomerías y comercios del rubro tomaron las cubiertas usadas como parte de pago para sacar una nueva. Sin embargo, esa posibilidad se ha vuelto escasa y solo queda comprar una recapada, entregando la goma en uso para que esta sea recapada también.

Alejandro Castell tiene 45 años y desde los 16 que anda arriba de los camiones. De familia de transportistas, ni bien terminó la escuela primaria su padre lo subió al camión como acompañante para que aprenda el oficio. Tiene el depósito en la localidad bonaerense de Trenque Lauquen, pero vive en Tres Lomas.

Para el empresario camionero Alejandro Castell (de anteojos), lo preocupante es el precio exorbitante que cobran por los neumáticos recapados
Para el empresario camionero Alejandro Castell (de anteojos), lo preocupante es el precio exorbitante que cobran por los neumáticos recapados

Hoy posee siete camiones que transporta hacienda y cereales, entre otras cosas. “Me están entregando dos cubiertas nuevas por mes cuando necesito al menos ocho. Lo que me obliga a comprar recapadas para salir del paso”, contó a La Nación.

“Lo preocupante es que me cobran la goma recapada hasta un 80% de lo que vale una nueva, es un precio exorbitante. Hace un par de meses conseguí dos neumáticos de fabricación nacional a $140.000 cada una, lo que en realidad debería valer no más de $60.000”, agregó.

Si bien tiene tres camiones parados por falta de personal, señaló que tampoco podría ponerlos a trabajar en la ruta porque no tiene manera de equiparlos. “Antes tenía 60 cubiertas nuevas en stock en el depósito pero hoy no tengo ninguna, solo unas 10 cubiertas que se están recapando. Me he achicado lo más que pude, hace cinco meses que pongo plata de mi bolsillo porque debo seguir trabajando”, indicó.

“Antes con cada flete de hacienda te pagabas una cubierta. Hoy un viaje está $70.000, donde le echás $34.000 de gasoil y un neumático cuesta más de $130.000”, graficó y agregó que, a pesar de que son de fabricación local, tampoco hay llantas de aluminio.

Del otro lado del mostrador está Javier Peñalva, que si bien tiene un pedazo de campo, hace tiempo lo arrienda. Desde los 18 años es comerciante en el mismo pueblo donde vive Castell. Tiene un local donde especialmente vende cubiertas para camiones y para maquinaria agrícola.

“No se consigue nada. Se cortó el círculo de cubiertas nuevas. Hoy tengo un stock pequeño que no quiero vender y liquidar para no descapitalizarme”, señaló. Describió que, al ser revendedor y comprarle a una distribuidora, está más complicado aun: “Somos los más perjudicados. Hoy solo me entregan un 20% de lo habitualmente me entregaban”.

En este contexto, dijo que con la “escasez grande” que existe en todo el país, en los últimos tiempos han venido clientes nuevos de otros pueblos vecinos a comprarle. Y así también, su propia clientela se ha trasladado a otras ciudades para tratar de conseguir un producto que a él le faltaba.

“Uno tiene la buena voluntad de solucionarle los problemas a los productores pero escapa mi posibilidad de hacerlo, no tengo los medios. Lo que hago con mis clientes habituales y de años es entregarle la mercadería y cobrarle cuando lo logre reponer. Recién ahí le pongo el precio. Por lo menos le soluciono el problema”, detalló.

Los consultados por LA NACION piden reglas claras para seguir trabajando. Para Castell, la situación actual se va agravar aun más. “Esto recién comienza. Estamos sobre la cosecha y ahora empieza el verano y el desgaste es mayor. Debe ser el peor momento desde que tengo camiones. No conseguís nada y si lo conseguís es con sobreprecios. Es inviable trabajar en este país”, dijo. En tanto, Peñalva indicó que, sin insumos, es difícil seguir: “Con esta capacidad esto no funciona. Esperamos que esto pase y se normalice”.

Mariana Reinke
La Nación

Ver Más

Retenciones: críticas del campo a un beneficio para el sector petrolero si exporta granos

22/10/2021 – Las empresas de hidrocarburos podrán usar un crédito fiscal de un programa de refinación para el pago de derechos de exportación si venden productos agrícolas; rechazo en la agroindustria, que pide igual trato.

http://lacesira.net/productos/

Un fuerte malestar se generó en la agroindustria por la decisión del Gobierno de otorgar, por decreto al sector petrolero, la posibilidad de usar el crédito fiscal de un programa de refinación para el pago de retenciones si sus empresas venden granos al exterior. En el agro se quejan de que se le da a otro rubro un beneficio que se le negó a la actividad.

La medida se conoció hoy en el Boletín Oficial, con el decreto 722 que lleva la firma del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Según la norma, se podrán usar los certificados de crédito fiscal previstos por el artículo 3° del decreto 2014 de 2008, en el marco del Programa “Refinación plus”, al pago de derechos de exportación. Vale recordar que el decreto de 2014, firmado por la expresidenta Cristina Kirchner, disponía créditos fiscales transferibles aplicables al pago de retenciones para la actividad para empresas del rubro. Buscaba así incentivar la construcción de nuevas refinerías o ampliación de la capacidad. Ahora, con la excusa de que el sector petrolero pueda terminar de aprovechar el incentivo, con el nuevo decreto el Gobierno lo amplió a mercaderías del agro pero siempre para firmas del sector petrolero.

En el sector de la exportación de granos esta medida cayó mal porque dicen que se había pedido usar el crédito fiscal de IVA de exportación como compensación ante las retenciones, pero el Gobierno lo denegó.

“Este tema había sido tratado en el Consejo Agroindustrial (CAA) con la AFIP y lo rechazó porque necesitaba de una ley para avanzar y no tenía las condiciones legales”, señaló Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC).

Idígoras consideró: “Hay una arbitrariedad con un beneficio a una empresa estatal petrolera contra todos los exportadores”. Añadió: “Beneficia a las petroleras que tienen posición agrícola y, en particular, a YPF que es la que está más activa en el mercado”.

Según el decreto 722, el crédito fiscal se podría aplicar para trigo, aceite de soja y girasol, cebada, maíz, sorgo, entre otros productos.

En el sector de los exportadores de granos sostienen que el Gobierno tiene pendiente de pago con las empresas del rubro unos 7000 millones de pesos del IVA exportación. Es dinero, apuntan, que al no tenerlo le resta capacidad de pago a los exportadores a la hora de comprar materia prima. Por ello, interpretan que se le da una ventaja al sector petrolero que se quiera dedicar a la actividad.

“Para las empresas exportadoras el crédito pendiente es una carga, pero se da alivio a otro sector”, señaló otra fuente ligada con la exportación.

Más críticas

El enojo no es solo entre los exportadores de granos y subproductos, sino que, indicó una fuente del CAA, también hay malestar en otras actividades de la agroindustria. En rigor, trascendió que el decreto conocido hoy sería analizado próximamente en el marco del CAA.

En el gremialismo rural también tomaron nota de lo sucedido. Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), señaló que va a poner en consideración de sus pares de la Mesa de Enlace lo sucedido.

“Esto está mostrando claramente que es un gobierno que le pega al campo. Esto es una afrenta”, dijo Chemes. Apuntó sobre el beneficio para la actividad petrolera: “¿por qué no hacen lo mismo con el campo”?

En una refinadora, se refirieron de esta manera a lo publicado en el Boletín Oficial: “Como hay una disminución de exportación de productos refinados, se permite aplicar los certificados fiscales en la exportación de cereales y granos. Es una medida que puede ser para todos, pero en la práctica el único refinador que exporta cereales es YPF. Si el mercado crece, las demás empresas pueden beneficiarse. Pero, si querían hacer una medida que beneficie a toda la industria, hubieran permitido usar esos créditos para descontar el impuesto a las Ganancias y no lo hicieron. Como solo se aplica para descontar derechos de exportación de granos, hoy solo beneficia a YPF”.

Fernando Bertello
La Nación

Ver Más