Financiamiento: cuáles son las opciones que siguen ofreciendo ventajas para el campo

24/11/2021 – Las tarjetas agropecuarias y los créditos para capital de trabajo e inversión ofrecen tasas que pueden ser negativas frente a la inflación proyectada.

http://www.simone.com.ar/

Las proyecciones de los economistas para los próximos meses adelantan una inflación anual mayor al 52% y mantenimiento de la presión sobre el tipo de cambio. En ese escenario probable, hay varias herramientas financieras orientadas al campo que ofrecen tasas negativas, que podrían ser aprovechadas por los productores para la compra de insumos, solicitud de créditos para capital de trabajo y para préstamos de largo plazo para inversiones en maquinaria agrícola, hacienda, etc.

La recomendación anterior fue formulada por Martín Nava, consultor financiero de AZ-Group en una reciente reunión virtual de la organización.

“En la compra acertada de insumos agrícolas se juega gran parte de la rentabilidad de la campaña”, adelantó Nava, que no vaciló en recomendar las tarjetas agropecuarias para ese propósito.

“Son las herramientas de financiación que dan más plazos para el repago, con las mejores tasas y están diseñadas para satisfacer las necesidades de una campaña agrícola”, ponderó.

“Se mantienen los convenios de las empresas insumeras con las tarjetas, pese al clima económico-político enrarecido y ofrecen plazos de pago de 180-360 días, con tasas que van del 24 al 43% nominal anual”, agregó.

La financiación con tarjetas bancarias incluye semillas, herbicidas e insecticidas, pero “últimamente se agregaron los fertilizantes, insumos que era difícil financiar porque se manejan grandes volúmenes con exiguos márgenes de ganancia”, destacó.

Los cheques pesificados son otra herramienta a la que pueden recurrir los empresarios para las compras de insumos agrícolas. “Pueden servir a quienes tienen cubierto el cupo de crédito de las tarjetas a raíz de la suba del precio de los insumos”, dijo Nava.

Las tasas más comunes rondan el 40% anual, con 180-270 días de plazo, condiciones “digeribles” para el sector, si se comparan con la devaluación/rendimiento implícita que muestra el Rofex, que trepa al 60% anual si se consideran los datos para mayo de 2022.

Otra herramienta útil para la campaña agrícola 2021/22 son los préstamos financieros para la compra de fertilizantes, con una tasa bonificada por tratarse de convenios con cinco empresas vendedoras, pero sin la intervención de tarjetas agropecuarias. También ofrecen tasa negativa en pesos, con 180-270 días para la devolución.

Frente un escenario económico volátil “se pueden combinar las distintas herramientas de financiamiento que son ofrecidas por las entidades y las insumeras en forma muy ventajosa, en función de la perspectiva de ingresos que tiene el sector a partir del valor aumentado de su producción y el valor futuro del dólar”, resumió Nava.

Créditos para capital de trabajo

Para acceder a los préstamos de capital de trabajo a tasas subsidiadas los empresarios deberán negociar con los bancos. Sucede que, luego de las PASO, el Banco Central emitió dos circulares. La primera buscaba destrabar las restricciones para que los agricultores que conserven en stock más del 5% de su capacidad productiva declarada de trigo y soja, accedan a las líneas para Inversión Productiva a tasas subsidiadas.

“La circular está vigente, pero tiene una redacción ambigua y le deja a los bancos discrecionalidad para aplicarla”, advirtió. Entonces, las empresas tienen que ir y negociar los préstamos porque la interpretación puede ser hacia un lado o hacia otro, para otorgar financiamiento al 33-35% anual y devolver en 12-18 meses”, completó.

La otra circular amplía al 7% del total de los depósitos de cada banco lo exigido para prestar a las empresas en el marco de las líneas de Inversión Productiva, lo que también suma posibilidades de ser sujeto de estos créditos.

Préstamos para inversión

La posibilidad de aprovechar créditos en pesos con tasa negativa también se extiende a la financiación de inversiones en bienes de capital. Se pueden emplear para invertir en una máquina por necesidad de recambio o para adelantar compras para renovación anticipada aprovechando condiciones ventajosas.

La banca oficial y privada ofrecen créditos en pesos desde el 23% anual y hasta 48 meses de plazo para adquirir maquinaria agrícola mediante convenios con fabricantes. Para herramientas de empresas que no tienen convenios suscriptos con los bancos, la tasa trepa al 35% anual fijo en pesos y hasta cuatro años de plazo. Es imprescindible contar con el certificado Mipyme y Censo Económico.

Ante una pregunta sobre cómo puede continuar la política cambiaria en esta nueva etapa de gobierno tras las elecciones, el experto estimó que el ritmo devaluatorio posacuerdo con el FMI es altamente probable que se incremente al compás del IPC mensual, aunque no se descarta, en un escenario menos probable, un salto del tipo de cambio si no se logran anclar las expectativas.

Las tasas de interés para el sector agropecuario podrán seguir siendo negativas y configurarán el sostenimiento de un marco de oportunidad muy conveniente para aprovechar en el final de esta campaña y la que viene.

La Nación

Ver Más

Piden avanzar con un proceso “gradual” de baja de las retenciones

24/11/2021 – Lo solicitaron las cadenas agrícolas en un discurso de cierre de año; “debemos empezarlo ahora”, señaló Luis Zubizarreta, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja (Acsoja).

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

Las cuatro cadenas de cultivos pidieron al Gobierno avanzar en un proceso “gradual” de baja de las retenciones para así aumentar las exportaciones. “Debemos empezarlo ahora”, dijo Luis Zubizarreta, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja). Esta entidad más la Asociación Argentina de Girasol (Asagir), Argentrigo y la Asociación de Maíz y Sorgo Argentino (Maizar) realizaron un evento de cierre de año en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires donde pidieron “poner los faros largos con políticas estables que no ahoguen la producción agroindustrial”.

En el discurso del cierre anual, el presidente de Acsoja se dirigió hacía el titular de la cartera de Agricultura, Julián Domínguez, presente en el lugar y le dijo: “Señor ministro: el momento es hoy. Cuente con nosotros para iniciar esta cruzada en donde se juega el bienestar de las futuras generaciones de argentinos”.

Antes había señalado: “Nosotros estamos convencidos de que, con medidas adecuadas, la explosión en nuestras exportaciones agroindustriales será rápida y tendrá un enorme impacto en nuestra economía y en el bienestar de toda la sociedad ya que no somos solo el campo, sino también industria y ciudad. En esto se juega el futuro del país, necesitamos que los líderes políticos adopten esta visión, Usted la entiende”. Zubizarreta estuvo rodeado por Alberto Morelli (Maizar), Miguel Cané (Argentrigo) y Enrique Moro (Asagir).

En el mensaje, Zubizarreta señaló que ahora es “el momento en que el país cambie de estrategia para revertir esta difícil situación”. Afirmó: “Entendemos que el proceso de rebaja de retenciones debe ser gradual, pero debemos empezarlo ahora. Dejar de mirar el corto plazo en donde el Estado se apodera de los márgenes de los pocos sectores competitivos -lo que nos viene llevando hace décadas por un lento declive- para pasar a potenciar esos sectores, pensando en agrandar la torta, aumentar nuestras exportaciones e iniciar el circulo virtuoso del desarrollo federal y la generación de empleo de calidad. Sin duda ello impactará positivamente en la recaudación aun con alícuotas menores”, afirmó.

En un comparativo de lo que sucedió en los últimos 50 años con la producción agrícola y con las exportaciones de granos de Brasil y de la Argentina, las cadenas mostraron que el país vecino aumentó 14 veces su producción y sus exportaciones se multiplicaron por 70; en tanto, en la Argentina la producción solo creció seis veces y sus exportaciones se duplicaron. En cuanto a la producción ganadera (aviar, porcina, vacuna) Brasil creció 10 veces y, en el mismo sentido, la Argentina solo lo duplicó en los últimos 50 años. En relación con la exportación de carne, mientras Brasil creció 60 veces, el país apenas la incrementó.

“En estos 50 años, la Argentina se embarcó en una política que priorizó el cortísimo plazo lo que implicó un nefasto sesgo antiexportador cuyos pésimos resultados están a la vista”, apuntó Zubizarreta.

Asimismo, señaló que se debe “lograr un tipo de cambio de mercado, un plan logístico integral manteniendo el buen trabajo que se viene haciendo en el rubro ferroviario e incluyendo una pronta licitación internacional de la Hidrovía, fomentar la adopción de tecnología para los cultivos con una justa retribución y control, profundizar la estrategia de agregado de valor en nuestras exportaciones, volver a poner los biocombustible en la agenda”.

Por otra parte, las cadenas pidieron que no se discrimine “al sector en cuanto a líneas de crédito o controles de precios o cierres de exportaciones”.

“Trabajar en un sistema de seguros agrícolas y garantizar la sustentabilidad ambiental de nuestros productos teniendo en claro que la agroindustria no es el problema sino parte de la solución como bien expreso usted en la cumbre de Glasgow”, sostuvo.

Por último, aseguraron que el sector está convencido de que, “con medidas adecuadas”, la explosión en las “exportaciones agroindustriales será rápida y tendrá un enorme impacto” en la economía del país.

La Nación

Ver Más

Domínguez habló del cepo a la carne y adelantó que ya piensa en las exportaciones de 2022

24/11/2021 – El ministro destacó que la restricción rige hasta el 31 de diciembre y remarcó que están trabajando para el posdecreto.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, habló sobre el precio de la carne y las exportaciones. En este sentido, sostuvo: “Ya vamos a hacer los anuncios, el decreto rige hasta el 31 de diciembre. Ya vamos a hacer los anuncios”.

En declaraciones a la prensa que reprodujo La Nación, el ministro fue consultado por posibles modificaciones y remarcó que están trabajando. El tema carne es un talón de Aquiles del Gobierno y por eso pone especial atención.

Las últimas jornadas en Liniers mostraron una suba de precios en el animal en pie, que encendió las alarmas. Este incremento será trasladado a góndola, por este motivo un sector del Gobierno (el de Roberto Feletti) habló de nuevas medidas restrictivas para controlar precios.

Por su parte, Domínguez parece despegarse de esa situación. El ministro fue consultado por este tema y enfatizó: “No te voy a dar ninguna opinión sobre el tema”. Al mismo tiempo, se encargó de dejar en claro que tiene buena relación con el secretario de Comercio Interior.l

El ministro deslizó que no hay lugar para la reducción de embarques ya que remarcó que el país debe “exportar”.

Consultado nuevamente sobre el conflicto interno en el Gobierno por la carne, Domínguez remarcó: “No me van a ver perder mi tiempo discutiendo con nadie, venimos a trabajar y a resolver los problemas”.

Agrofy News

Ver Más

Fuerte presión impositiva a la soja: los productores pagan casi 5 dólares de impuestos por cada 1 que ganan

23/11/2021 – La carga tributaria en la cadena sojera es del 46% y ya tienen más peso los impuestos que los costos de producción. Así, los agricultores pagan casi 5 dólares de impuestos por cada 1 que ganan, según lo analizado el jueves en la sexta y última charla virtual del año de un ciclo organizado por Acsoja.

En el marco de “Soja 360″, los disertantes fueron el economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), David Miazzo, su colega de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Emilce Terré, y el asesor Santiago Saenz Valiente.

Asimismo, hubo una parte de debate a cargo del presidente de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca (BCBB), Carlos Sosa, su par de la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA), Juan Carlos Martínez, y el titular de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (BCER), Diego Maier.

El conversatorio fue presentado por el presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja), Luis Zubizarreta, y el vicepresidente de la entidad, José Basaldúa, quienes a su vez moderaron la actividad.

En su exposición, Miazzo se refirió a las principales conclusiones del trabajo realizado por FADA, dónde pormenorizó los impuestos que afectan a la cadena de esta oleaginosa y sus principales eslabones para comprender su composición. “El resultado más impactante es que, en el total del precio FOB de la soja, el 46% son impuestos y el 40% el eslabón de la producción. Vale decir que tiene más peso los impuestos que la propia producción de la soja en toda la cadena”, señaló.

Y remarcó, a la vez, que “los costos de producir, administrar, comercializar, transportar e industrializar la soja representan el 42% de su valor, mientras que el 46% son impuestos”.

“Se da una cuestión contra lógica, ya que se trata de producción de naturaleza federal y arraigada al suelo, y la mayor parte no vuelve a las provincias. Esta carga le resta espacio a la producción y a la inversión” resaltó.

En ese sentido, el informe de FADA resaltó que dos tercios de la carga fiscal que tiene la cadena son derechos de exportación, que no son coparticipables. “Resta espacio a la cadena para producir e invertir más, pero también resta espacio a los gobiernos provinciales y municipales”, señalaron.

Con respecto a la temática, Basaldúa, quien también integra la Comisión de Agricultura de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), analizó: “La política tributaria ha sido estructuralmente uno de los principales problemas que ha tenido el país y este tema debe ser tratado”.

Ante la pregunta de Zubizarreta sobre cuál es el camino para dar el salto en la producción y llegar a las 70 millones de toneladas, el dirigente añadió que justamente su intención era “alertar de esta situación”, porque “la Argentina en crisis no puede darse el lujo de ‘matar’ a su sector más productivo y eficiente”.

Brecha cambiaria, intervención e impuestos

Luego, Emilce Terré remarcó los US$ 30 mil millones que aportó el agro, especialmente la cadena de la soja en el último tiempo, a pesar de la brecha cambiaria y las altas tasas tributarias, que pudieron ser compensadas por la suba de los precios internacionales.

Así, la analista de la entidad santafesina planteo desafíos para superar la crisis, como controlar la inflación y acordar con organismos internacionales como el FMI y Club de Paris, para encontrar “acuerdos sostenibles y fundamentalmente no tener que depender de precios internacionales anormalmente altos”.

“El desdoblamiento cambiario ya es un hecho, está muy desorganizado y hay un desequilibrio que no lo hace tan previsible como uno quisiera. El modelo de tipo de cambio múltiple requiere que sea ordenado”, explicó.

En tercer lugar, Santiago Saenz Valiente, con una mirada aguda, sostuvo la “gran necesidad” de plantear una reforma tributaria, que sea “sana”, y contemple razonabilidad, es decir incluya “legalidad, equidad y capacidad de contribuir.”

“Esta estructura defectuosa está plagada de riesgos para los emprendedores, se debe instalar la educación tributaria para así concientizar sobre el pago de impuestos justos y equitativos para así evitar evasiones”, planteó Saenz Valiente.

Finalizando, participó del debate y análisis Juan Carlos Martínez (BCC), quién sostuvo que más allá de la situación se deben generar propuestas en materia impositiva y productiva. “Esto nos afecta directamente porque no se trata sólo de aguantar la carga tributaria, sino de no poder invertir debido a la falta de previsión, cambio de reglas y falta de equilibrio, enfrentando no sólo los riesgos del mercado cambiario sino también los impositivos”.

Carlos Sosa (BCBB) coincidió con su anterior expositor y agregó que de acuerdo a sus estimaciones la evaluación del riesgo no sólo es tributaria, más la intervención de los mercados, sino que también existe un factor negativo en los insumos y en los costos de logística, que genera una “incertidumbre interna”.

Por último, Diego Maier (BCER) añadió que en este escenario hay que ponderar una actividad sobre otra priorizando cuál es la que menos impuestos afronta, en lugar de que sea por propio incentivo o estímulo.

“En el marco de un debate sumamente productivo y determinante no quedó duda alguna que en materia fiscal es necesario visibilizar y poner en la mesa de diálogo necesidades fundamentales para que el sector productivo siga generando más crecimiento”, concluyeron desde Acsoja.

TN Campo

Ver Más

A lo Moreno, el Gobierno habilitó un cupo para la exportación de maíz: qué empresas se anotaron

17/11/2021 – Fueron cerca de 800 mil toneladas del cereal las que registraron los exportadores.

http://www.simone.com.ar/

Ayer circuló un mensaje a través de Whats App que revolucionó al mercado de granos y hoy se confirmó que el Gobierno habilitó un “cupo” para la exportación de trigo y maíz.

Exportación de trigo y maíz

Los exportadores anotaron ayer 791 mil toneladas de maíz, cuando el mesaje ayer decía que se habilitaba 1 millón de toneladas del cereal 2020/21.

Este mensaje, que no confirmaron fuentes oficiales, habría llegado a los exportadores a través de un llamado telefónico, pero en algún momento se pasó a texto y comenzó a circular. Casualmente, pese a las bajas de Chicago, ayer el maíz diciembre del mercado de futuros local subió. Esto hizo acordar a las prácticas de Guillermo Moreno, secretario de Comercio de Cristina Kirchner.

También se registraron DJVE de trigo, cuando el mensaje ayer anticipaba 100 mil toneladas del cereal 2020/21 y 500 mil toneladas de la campaña 2021/22. 

Ahora, para “liberar” nuevas exportaciones el Gobierno esperaría a conocer cuál será el volumen efectivo de la cosecha.

También reflejó la confirmación del rumor el ex secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Santiago del Solar:

Las empresas que anotaron maíz ayer fueron:

En la página de la Bolsa de Comercio de Rosario se puede consultar la evolución de las ventas al exterior de productos agroindustriales seleccionados, entre los que se encuentran los principales granos y subproductos que produce y embarca Argentina.

Agrofy News

Ver Más

En el 2022 el agro aportará US$ 35.966 millones

17/11/2021 – Para el año 2021, la nueva estimación de exportaciones de los principales productos del sector agroindustrial se ubica en US$ 36.968 millones.

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

«La proyección de exportaciones de los principales productos del sector agroindustrial para el 2022 alcanza US$ 35.966 millones, US$ 510 millones más que en la estimación de octubre, aunque US$ 1.002 millones por detrás de año en curso», así lo destaca el último informe Panorama de Mercado elaborado por la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Y agrega que «Estacionalmente, se espera que el mayor valor de las exportaciones se alcance en mayo, para cuando se proyectan despachos al exterior por US$ 3.799 millones«. Esto se debe principalmente a los envíos al exterior estimados de «maíz en grano cuando se cosechen los maíces tempranos y de productos del complejo soja a medida que se generalice la recolección de la oleaginosa». Asimismo, también se proyecta un elevado valor de las exportaciones para el mes de julio (US$ 3.770) cuando comience a ingresar el maíz tardío.

«Para el año 2021, la nueva estimación de exportaciones de los principales productos del sector agroindustrial se ubica en US$ 36.968 millones (US$ 317 millones más que en la estimación de agosto producto de una mejora en los precios FOB del trigo y del maíz)», comentan los especialistas.

Por otro lado, un elemento a destacar es que, en base a los embarques del mes de octubre y los precios FOB promedio del mes, las exportaciones de los principales productos del sector se estiman en US$ 2.939 millones, el mayor valor de la historia para ese mes.

De esta manera, en los primeros 10 meses del año, las exportaciones mensuales de los principales productos del sector alcanzaron sistemáticamente un récord para igual mes de años anteriores. Además, se destaca que el mes de agosto fue el mes en el que el valor de las exportaciones de estos productos alcanzó su mayor valor de la historia para cualquier mes, registrando envíos al exterior por US$ 3.897 millones.

Desagregando por producto, para el año 2021 se proyecta un incremento en el valor de las exportaciones de harina/pellets de soja respecto de la estimación de octubre. Esto se debe a un mayor tonelaje estimado a exportar, principalmente de derivados del poroto. Asimismo, se prevé un incremento en el valor de las exportaciones de maíz ante una mejora en los precios FOB recibidos por el cereal. «Este incremento más que compensa la caída estimada para el aceite de soja, el aceite de girasol y el biodiesel«, destacan los especialistas.


De esta manera, las exportaciones del complejo soja para el año que corre se estiman en US$ 22.481 millones, el complejo maíz se apunta con US$ 8.710 millones mientras que el complejo trigo aportaría US$ 3.406 millones. El complejo girasol y el complejo cebada generarían despachos por US$ 1.262 y US$ 1.108 millones, respectivamente.

Las proyecciones para el 2022 presentan un panorama similar. Los mayores precios FOB proyectados para el maíz, para el trigo y para el poroto de soja dejan como saldo un incremento en el valor de las exportaciones de estos productos respecto de la estimación de octubre. Para el caso de la harina/pellets de soja, en tanto, un aumento en las toneladas proyectadas a exportar más que compensan los menores precios FOB recibidos por este derivado.

Así, el complejo soja generaría exportaciones por US$ 20.687 millones en el 2022, US$ 1.794 millones menos que el valor estimado a alcanzar en el año que corre, producto de menores precios FOB proyectados para el año próximo respecto de los recibidos en el 2021. El complejo maíz aportaría US$ 8.819 millones, levemente por encima (US$ 109 millones) del guarismo del 2021.

Para el caso de los granos amarillos, el mayor tonelaje proyectado a exportar más que compensa los menores precios FOB previstos para el año próximo. El complejo trigo alcanzaría despachos por US$ 4.097 millones, US$ 692 millones más que en el 2021, producto tanto de un mayor saldo exportable como de un incremento en los precios FOB proyectados. Por último, «los complejos girasol y cebada alcanzarían exportaciones por US$ 1.272 y US$ 1.090 millones respectivamente, guarismos prácticamente idénticos alcanzados en el año actual«, concluye el informe.

BCR News

Ver Más

Luis Lacalle Pou: “Nos vamos a abrir al mundo porque le tenemos fe a nuestros productores”

17/11/2021 – El Presidente de Uruguay participó de un acto de inicio de la cosecha de trigo; se iniciaron las negociaciones con China para un TLC.

http://oscarpourtau.com.ar/

Lacalle Pou destacó el rol de los productores: “Ni el clima ni el precio es algo que uno pueda decidir ni incidir”. También subrayó la postura del gobierno: “Nuestro equipo no hace la separación tantas veces arengada campo-ciudad”.

“No le tengo miedo a la palabra subsidio” ni “tabúes”, sostuvo Lacalle Pou en la inauguración de la cosecha de trigo en Dolores que reprodujo el portal Telemundo. También afirmó que los gobernantes tratan de ser justos y equilibrados en la distribución de los tributos, y justificó haber mantenido precios de combustibles. “Dijimos ‘vamos a no cobrarle a la gente más caro el combustible y mantengamos el precio con las ganancias que tuvo el Estado'”, explicó y remarcó: “Esas son las políticas proactivas a las que no les tenemos que tener temor. Son recursos de la gente que se vuelcan oportunamente”.

Además, el presidente reafirmó su compromiso de buscar acuerdos con otros países. “Nos vamos a abrir al mundo porque le tenemos fe a nuestros productores, a nuestra gente y van a jugar en primera división en cualquier lugar del mundo si logramos hacer acuerdos”.

Sobre la apertura a nuevas posibilidades de mercados, el ministro del MGAP, Fernando Mattos, explicó: “Estamos haciendo gestiones para la aprobación del sorgo y trigo a China. El TLC abre una abanico enorme de posibilidades para los productos que tenemos hoy y otros que no tenemos y podemos comenzar a producir hoy”. “Debemos apoyar a la generación de capacidad a través de la educación con UTU, UTEC y con todas las autoridades educativas; esta base es la que va a ser que sea posible el manejo de toda esta maquinaria para producir”

A su turno, el presidente de la Asociación Agropecuaria de Dolores, Andrés Alayón, destacó el trabajo en materia de seguros agropecuarios como política de estado. Alayón agregó que esta solicitud había sido traslada al ministro Mattos, y el subsecretario Ignacio Buffa. Agregó además que resulta interesante ampliar el área de cultivo a través de mayor cantidad de áreas de riego,  “como productores y con referencia a la ecología somos parte de la solución y no del problema”

Por su parte, el ministro Mattos en su discurso felicitó a la Asociación Agropecuaria de Dolores por la inauguración de la cosecha de trigo, a productores por este segundo gran año de cultivos de invierno y también por la inauguración de su nueva sede, luego del dramático impacto que generó el tornado del 2017. 

El mandatario respondió sobre el tema “estuvimos trabajando en los seguros agropecuarios, que es una inquietud que todo el sector manifiesta…los seguros agropecuarios deben ser una política de estado”. Agregó que “estamos trabajando para disminuir los costos productivos del país… el gobierno está comprometido con la producción, con bajar los costos, con conservar el equilibrio de la economía”

En relación a la biotecnología Mattos comentó “Tenemos un criterio científico y no ideológico a la hora de aprobar los eventos transgénicos, estamos ampliando el menú de posibilidades en cultivos de invierno trabajando con colza y canola”.

Agrofy News

Ver Más

El campo volverá a generar excedentes históricos este año

15/11/2021 – La actividad agrícola contribuirá a la reactivación. El papel de Estados Unidos, China y Brasil en el escenario mundial de commodities.

http://www.ladulceseguros.com.ar/

Es probable que Argentina no logre pasar el terreno de las ideas, en los planteos de cambiar el pago de la deuda con bonos o acciones ambientales. Lo real es que logrará introducir el tema en la agenda del sistema financiero internacional que intuye que –a largo plazo- todo lo que se relaciona al cambio climático, problemas ambientales y calentamiento de la atmósfera profundizará el primer lugar en la atención de la opinión pública mundial y las distintas regiones el planeta.

Por ahora, este tipo de iniciativas no está en marcha y no existen las acciones con este tipo de características que se estén transando comercialmente. “Sólo han tomado protagonismo porque se trata de un año de grandes cumbres que buscan definir políticas que podrían comenzar a regir en el mediano y largo plazo”, reconoció el analista internacional Jorge Castro, quien sin desestimar este tema, consideró que lo inmediato pasa por un análisis de la economía mundial que ha comenzado un proceso de expansión en este nuevo período post pandemia.

En este punto, aclaró que Estados Unidos y China encabezan la recuperación de la economía mundial. “El primero se prepara para crecer por el orden del 6.5 % anual y la segunda economía del planeta que está representada por el gigante asiático se perfila a un crecimiento del 8 o 9 %”, subrayó Castro.

Viento a favor

Asimismo, consideró que Argentina se encuentra en una situación extremadamente favorable por el precio récord de los commodities agrícolas que le significó a nuestro país un ingreso extra de 11 mil millones de dólares, superando todas la previsiones del 2020.

“Este es el dato más importante a tener en cuenta, sumado a los precios de los combustibles en el contexto mundial, que están permitiendo que los derivados del complejo de vaca muerta se vendan con aumentos por el orden de 8 veces en el término de un año”, dijo Castro.

El analista, le sumo un punto más favorable para nuestro país y se relaciona con Brasil. Se espera que el principal socio comercial de Argentina, crezca en un guarismo de 5.5 % anual, y en definitiva, termine sumándole casi 3 puntos porcentuales a nuestro país.

Por ahora, varios analistas coinciden en considerar que los problemas argentinos van más allá de la economía, y se vinculan al alto vacío de poder que viene generando la política. “Es el principal obstáculo que hay que sortear en lo mediato, si no otra vez se va a perder la oportunidad de aprovechar un momento extraordinario de la economía mundial en expansión. Aunque suena extraño, el sector agropecuario está transitando y traccionando uno de los mejores momentos comerciales de los últimos 20 años.

En la última década, los excedentes del campo han batido todos los récords y la actividad se prepara para un nuevo ciclo agrícola con resultados favorables. El gran inconveniente está situado en una ausencia de acompañamiento con un cuadro macroeconómico.

Según el economista Damián Di Pace (Focus Market), saliendo del optimismo, la observación debe centrarse en Brasil y los posibles movimientos en su economía en los próximos años. “Si devalúa su moneda (Real) y nosotros seguimos con una inflación del 52 % y un tipo de cambio del 26, es probable que de forma inmediata quedemos fuera del juego”, resaltó.

Este especialista interpreta que el problema es de las políticas económicas donde la economía siempre –en un contexto eleccionario- se ve vencida. “Vemos que se han promovido muchas variables macroeconómicas que se encuentran retrasadas. Va a haber que corregirlas y tendrá un costo”, enfatizó agregando que hay que acomodar los cuadros y tener en cuenta que los aportes del campo ayudan mucho, son variables no sostenibles, pero tampoco resuelven.

Leonardo Stringaro
Agroclave

Ver Más

La maquinaria agrícola le da nueva vida a las localidades del interior

15/11/2021 – El sector atraviesa uno de los mejores años. La producción de tractores y sembradoras supera antiguos récords y el empleo supera al de 2018.

http://www.simone.com.ar/

El sector de la maquinaria agrícola atraviesa uno de los mejores años, con la producción de tractores en el país en su mejor nivel desde 1986 y la de sembradoras en un nuevo máximo desde 2012, y un alza en los puestos de trabajo formales con números superiores a los existentes en 2018.

En el primer semestre se produjeron 3.178 tractores, la mejor cifra desde 1986 y 1.141 sembradoras, el mejor inicio de año desde 2012, precisaron fuentes oficiales.

De acuerdo al Indec, en los primeros ocho meses de 2021 la producción de maquinaria agrícola es récord en lo que va del siglo XXI. Supera en 15,1% el pico previo (2017) y en 113,2% eln nivel de 2019.

Después de haber estado prácticamente inactiva durante tres años, a fines de 2019 la fabricante de cosechadoras Vassalli de Firmat volvió a producir cosechadoras. En 2020 fabricó 60 unidades, con 350 personas empleadas.

En el primer cuatrimestre se dispararon las ventas de repuestos de cosechadoras Vassalli y en tres meses de 2021 vendieron la misma cantidad que en todo 2020.

Crucianelli, que fabrica sembradoras en Amstrong, por primera vez en su historia colocará más de 1.000 equipos, con un incremento de 65% interanual. Evalúa desarrollar un plan de expansión en Brasil. Actualmente emplea a 377 personas (en los últimos 12 meses sumó 140 empleados) y espera llegar a 400 para fin de año.

Metalfor, de Marcos Juárez, lanzó un nuevo modelo de cosechadora.

Con toda su producción comprometida hasta mayo, Apache fabricó este año 160 máquinas y proyecta alcanzar las 200 el año próximo y superar las 300 en 2025. Para ello, duplicará la capacidad instalada para 2025 con una inversión de u$s 3 millones.

El repunte del sector se debe al buen momento del agro, los créditos a tasas accesibles y la sustitución de importaciones (en 2019, alrededor de 45% de los patentamientos del sector eran de origen nacional y hoy ronda el 62%).

En términos de empleo, el sector creó más de 1.600 puestos de trabajo formales desde diciembre de 2019, con una suba del 14% respecto a su nómina previa; y, actualmente, el empleo formal en el sector por encima de 2018. En lo que va de 2021, creó alrededor de 100 puestos de trabajo formales por mes.

La Capital

Ver Más

A diferencia de Argentina, Brasil exporta 1 tonelada de carne por cada 5 toneladas de maíz

15/11/2021 – Analizando la evolución de los despachos de maíz y de carne bovina, aviar y porcina durante los últimos 20 años en ambos países, hoy Brasil exporta 1 tt de carne por cada 5 de maíz, mientras que Argentina despacha 1 por cada 40.

http://oscarpourtau.com.ar/

Brasil y Argentina son los dos grandes proveedores de alimentos sudamericanos, pero, si bien comparten un perfil agroexportador, la composición de estas exportaciones es considerablemente diferente, afirman en el último informe de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos

Brasil es el tercer mayor productor de maíz y el segundo exportador del grano amarillo a nivel mundial. En las últimas 20 campañas (1999/00-2019/20) la producción de maíz brasileño se triplicó, resultando en grandes saldos exportables que llevaron a multiplicar por 5 las ventas de grano amarillo al exterior. Sin embargo, no todo el crecimiento productivo doméstico derivó en exportaciones maiceras, sino que el maíz sirvió como insumo para potenciar el desarrollo de los sectores cárnicos, que gozaban ya de un fuerte arraigo en la actividad rural brasileña. En el período considerado, las exportaciones de carne bovina, porcina y aviar crecieron casi 7 veces.

El gráfico que sigue ilustra cómo Brasil pasó de exportar más carne que maíz en 1999, para despachar en la actualidad 5 toneladas de maíz por cada tonelada de carne exportada. Si bien las exportaciones de la industria cárnica no pudieron seguirles el ritmo a los despachos de maíz, guardan una relación muy estrecha que es vital si se tienen en cuenta los precios pagados por uno y otro producto en los mercados internacionales. «A modo de referencia, en el año 2020 el valor medio de la tonelada exportada de maíz brasileño fue de US$ 170, mientras que el precio promedio de las toneladas de carne exportadas fue de US$ 2.300«, destacan los especialistas.

Argentina, que es el cuarto productor y tercer exportador de maíz en el mundo, ha transitado un camino muy diferente. En los últimos 20 ciclos (1999/00-2019/20) la producción de maíz argentino se triplicó, llevando a las exportaciones a multiplicar 3,5 veces su volumen. A diferencia de Brasil, donde las exportaciones de carne crecieron en mayor proporción que las del grano sin procesar, en Argentina los despachos cárnicos se multiplicaron por 3 en este período, por debajo del crecimiento de las exportaciones del grano.

Con un mayor saldo exportable maíz en el final de la década de 1990 que Brasil, Argentina no pudo aprovechar el insumo para potenciar las exportaciones de productos de mayor valor agregado, como la carne. De hecho, estos despachos estuvieron en gran parte del período limitadas por cupos o altos derechos de exportación. En 1997, el país exportaba una tonelada de carne por cada 36 de maíz. Esta diferencia logró reducirse en los primeros años del nuevo milenio, pero actualmente se ubica en torno a las 40 toneladas de maíz por tonelada de carne exportada.

Esta composición exportadora priva a la economía argentina de capturar el valor agregado que deriva de transformar la exportación de proteína vegetal en proteína animal. En 2020, el valor medio de la tonelada exportada de maíz argentino fue de US$ 160, mientras que el precio promedio de las toneladas de carne exportadas fue de US$ 2.780.

Breve racconto de la comercialización externa de carnes en Argentina durante los últimos 20 años

Para comprender las fluctuaciones en las exportaciones de carne argentina durante las últimas dos décadas es imprescindible hacer un repaso de los principales sucesos económicos y políticos que impactaron en el mercado.

En 1991, Argentina disolvió la Junta Nacional de Carnes, eliminándose las restricciones y retenciones a la exportación. Hacia finales de la década se dio por erradicada la aftosa, hecho que permitió la reapertura de los mercados internacionales para la carne argentina. En 1997, año de inicio de la serie de tiempo graficada, Argentina exportaba 299.000 toneladas de carne bovina (por un valor de US$ 780 millones FOB). Es decir, despachaba 5 veces las exportaciones de Brasil obteniendo un valor FOB casi 4 veces al logrado por el país vecino.

En 2001, Argentina sufrió un rebrote de la aftosa que resultó en una caída temporal de exportaciones que recuperarían un dinámico crecimiento en los años sucesivos. Pero en el año 2005, se reinstauraron los precios de referencia, se limitó el peso de faena, se eliminaron los reintegros a frigoríficos exportadores e impusieron derechos de exportación a la carne del 15%. En 2006, se cerraron las exportaciones por 180 días incumpliendo los compromisos por cuota Hilton. A las retenciones se le sumaron cupos de exportación (ROE rojo) y encajes, entrando así en una etapa de comercio exterior administrado.

Paralelamente, Brasil había sostenido un crecimiento espectacular de sus envíos externos de carne y en 2006 ya exportaba 3 veces el volumen en toneladas despachado por argentina por un valor 2,5 veces mayor.

Tras una década con un mercado duramente intervenido, la colocación de carne argentina fluctuaba entre 200.000 y 400.000 toneladas al año, cuando Brasil se mantuvo por encima de 1.000.000 toneladas en nueve de los diez años.

A partir del año 2016, quedaron sin efecto las retenciones a las exportaciones de carne que, aprovechando el auge de la demanda China, triplicaron su volumen y valor en el corto período entre 2015 y 2019. En diciembre del 2019, las retenciones a la carne se incrementaron al 9%. En el año en curso, el sector cárnico volvió a ser intervenido, primero con la creación de las Declaraciones Juradas de Exportación de Carne y luego por el cierre parcial temporal de exportaciones.

Respecto a la carne porcina, la Argentina todavía no ha explotado las óptimas condiciones que tiene la carne porcina para ver crecer su producción y exportación. La balanza comercial porcina fue sostenidamente negativa en los últimos años para nuestro país y si bien en el último año la exportación de carnes de cerdo se duplicó y se logró torcer ese histórico saldo negativo, el cierre de exportaciones del 2021 dificulta que el comercio exterior vuelva a crecer por encima de este nivel. Más aún, hasta el mes de septiembre se acumulan exportaciones porcinas por cerca de US$ 39 millones, mientras las importaciones en este mismo período del 2021 ya superan los US$ 66 millones.

En este marco, las comparaciones del comercio exterior de carne de cerdo argentino con el brasilero quedan fuera de escala. Nuestro principal socio comercial ha logrado dinamizar con mucho más ímpetu que la Argentina sus exportaciones.

Distinto es el panorama para la cadena aviar de nuestro país. Argentina raramente requiere importaciones de carne aviar, al mismo tiempo que exporta en montos muy superiores al comercio exterior porcino. No obstante, el comercio exterior aviar aún no logra romper las históricas exportaciones del año 2013, exportando en 2020 menos de la mitad del valor comercializado en este año récord.

Un panorama de reconversión de muchos países de importadores a productores de pollo limitaría las posibilidades de apertura comercial de nuestro país. Al mismo tiempo, las sostenidas recesiones de los últimos años limitaron el consumo interno de carne aviar, lo que redundó en limitaciones en aprovechar las oportunidades del sector. No obstante, «en lo que va del año la faena de aves viene recuperándose sostenidamente respecto al fatídico año 2020, atravesado por la pandemia, en lo que puede leerse una señal positiva para la cadena aviar en nuestro país», concluyen los especialistas.

BCR News

Ver Más