Brecha cambiaria: se retrasa la venta de soja y es la menor en 19 años

05/07/2022 – Los chacareros se desprendieron del 44% del total de la cosecha sojera. Solo cobran el 30% del precio lleno.

https://www.profertil.com.ar/

Pese al buen precio internacional, los productores agropecuarios están retrasando las ventas de soja por la incertidumbre económica del país. Fundamentalmente, se da por la brecha cambiaria que existe -y que se profundizó hoy- entre el dólar oficial -al que venden los productores- y los dólares alternativos.

Según los últimos datos oficiales al 22 de junio, los productores comercializaron este año, 19,09 millones de toneladas de soja, un 44% de la producción que alcanzó los 43,8 millones de toneladas, contra los 22,9 millones de toneladas de la campaña pasada (50% de la cosecha)

Más allá de lo negociado, solo se le ha puesto precio al 25% de la producción, mientras que el año pasado más del 35% ya tenía precio cerrado.

Según analizó la Bolsa de Comercio de Rosario, en esta campaña se está dando la menor comercialización de la oleaginosa de los últimos 19 años en términos absolutos. “Hay que ir hasta la campaña 2003/04 para encontrar un registro inferior medido en toneladas para esta fecha del año”, aseguró la entidad en un informe publicado recientemente.

En el caso del maíz, no hay grandes diferencias con respecto al año previo. El volumen comercializado del cereal hasta el 22 de junio alcanzó los 30,3 millones de toneladas (61%) contra los 31 millones de toneladas (59%) para la misma época.

Ariel Tejera, analista en la corredora Grassi, sostuvo que en Argentina, el productor “ahorra” en soja. “Se trata de un mecanismo para mantenerse dolarizado”, apuntó.

El analista explicó que las decisiones de venta van a estar atadas a las necesidades financieras, la evolución de las cotizaciones del poroto, los precios relativos frente a los demás productos, y, en particular, la evolución de la brecha cambiaria.

“Mientras mayor es la brecha, mayor expectativa de devaluación, menor incentivo a vender”, aseguró David Miazzo, economista Jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA)

La brecha cambiaria entre el dólar oficial y los dólares alternativos se profundizó tras conocerse la salida de Martín Guzmán y el ingreso de Silvina Batakis al frente al Ministerio de Economía.

El precio FOB de la soja cotizó este lunes a 597 dólares, y teniendo en cuenta el valor del dólar MEP que cerró en 270 pesos y las retenciones (33%), el productor solo recibe el 30% del total, o sea, 180 dólares.

El productor está ante una encrucijada. Vender para aprovechar los altos precios internacionales que pueden bajar o mantener para capturar una futura devaluación del tipo de cambio oficial”, analizó el economista. “Probablemente, se termine dando lo que se da todos los años, que se va vendiendo a medida que se necesita capital de trabajo para afrontar deudas de la campaña pasada y pagar insumos y alquileres para la campaña que viene”, coincidió.

Precisamente, en la jornada de este lunes los productores bajaron fuertemente las ventas de granos. Según el sistema oficial Sio-granos, los chacareros vendieron 118.000 toneladas de granos -56.000 toneladas de maíz y 38.000 toneladas de soja- contra las 240.000 que se habían vendido el lunes anterior. También estuvo por debajo del resto de los días de la semana anterior, que habían estado por encima de las 300.000 toneladas.

Esteban Fuentes
Clarín Rural

Ver Más

¿Qué está pasando con el gasoil en Argentina?

04/07/2022 – Frente a un aumento de la demanda de gasoil del 27%, la oferta aumenta un 22%. El costo de importación de gasoil supera al precio en surtidor, poniendo un límite al crecimiento de las importaciones.

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

El contexto de escasez y complejidad de acceso al gasoil en diversas provincias argentinas tiene múltiples factores. Primeramente, la producción de gasoil en Argentina se mantiene prácticamente sin cambios respecto a 2021, considerando el acumulado de los primeros cinco meses del año. Osciló en 4,1 Mt

Sin embargo, el nivel de producción mensual de enero a mayo del 2022 estuvo marcada por una fuerte volatilidad. «Como oportunamente destacamos en una edición anterior de este Informativo Semanal, la generación de gasoil en Argentina en febrero de este año fue la más baja desde 2014, sin computar la pandemia», destaca el último informe elaborado por la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos .

Habría incidido en la baja productiva, una parada técnica programada en la refinería de Campana (Axion Energy) en febrero que habría durado unos 45 días. Asimismo, la refinería en Campo Durán (Refinor) estuvo parada en gran parte de marzo. Superados estos aspectos técnicos la producción retomó un fuerte crecimiento en los últimos meses. Consecuentemente, la producción de gasoil en mayo pasado fue la mayor desde enero de 2011.

Desde el lado de la oferta las importaciones merecen un párrafo aparte. Las mismas se han duplicado con creces en el período Enero-Mayo: de no superar del millón de toneladas en dicho periodo en el 2021 a romper la barrera de los dos millones este año. Considerando la producción de gasoil en conjunto con el volumen importado en lo que va del año, la oferta de gasoil se encuentra más de un 22% por encima del año pasado. Este dato se vería ampliado aún más si consideramos que los stocks de gasoil al iniciar el 2022 estaban casi un 30% por encima del almacenamiento del año pasado.

Cabe preguntarse entonces de dónde surgen los problemas de abastecimiento de gasoil en un marco de oferta creciente. Aquí entra en juego el fuerte crecimiento que se ha visto en la demanda de gasoil en nuestro país.

Por una parte, la demanda de gasoil para generación de energía en estos primeros cinco meses del año se incrementó con fuerza, pasando de representar el 14% -en el 2021- a más del 21% del consumo nacional de gasoil en el 2022. La falta de gas natural para generar energía estimuló un alza en el uso de gasoil para dicha producción.

En segundo lugar, el consumo de gasoil para transporte, que representa el grueso del consumo interno de este combustible fundamental, creció casi un 18% interanual. El campo argentino cosechó en estos meses la mayor cosecha de trigo de la historia y dos relevantes cosechas de maíz y soja, además de otros cultivos de importancia en nuestro país, a pesar de que el año Niña impidió que se rompieran más récords productivos. La demanda de transporte de granos se eleva en vista de estos niveles de cosechas.

No conforme con ello, se observó también una mayor demanda de transporte particular en vista del progresivo retiro de restricciones por la pandemia y un importante repunte de la actividad económica. El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) se ubica un 5,1% por encima del año pasado, dando cuenta del incremento del nivel de actividad en los primeros cuatro meses del año.

De esta manera, el crecimiento del 22% de la oferta acumulada (producción + importaciones) no alcanza para paliar el repunte del 27% en la demanda. Esta situación nos lleva a un volumen de stocks finales más de un 4% por debajo del año pasado, siempre considerando el período Enero-Mayo.

En resumen, este complejo escenario se contextualiza en un marco de:

A)    La producción de gasoil no logra sostener una tendencia creciente
B)    Fuerte repunte de las importaciones
C)    La necesidad de gasoil para generar energía eléctrica por falta de gas natural, en conjunto con un mayor consumo por una actividad económica creciente, presionan a la baja los stocks de gasoil

¿Por qué no podrían crecer aún más las importaciones?

Los precios de importación del gasoil han mostrado una tendencia fuertemente creciente en los últimos meses, que alcanza el 70% de enero a mayo de este año, superando por mucho el alza de los precios internos del gasoil, valuados al tipo de cambio de referencia “A” 3500 del BCRA.

Consecuentemente, existe un desincentivo económico a importar gasoil y venderlo en el mercado interno en vista de la dinámica alcista de los precios internacionales, no haciéndolo viable económicamente.

La preocupación de la Bolsa de Comercio de Rosario, entre otras entidades, con relación a medidas que afectaron al transporte de granos. 

En un comunicado de esta semana, la Bolsa de Comercio de Rosario, en conjunto con las Bolsas del País y diversas cámaras de la agroindustria, expresaron su preocupación por los efectos negativos que provocó la medida llevada a cabo durante la semana por transportistas autoconvocados, ante la falta de gasoil y otros reclamos de actualización tarifaria. La misma provocó interrupciones del tránsito de camiones en distintos puntos del país, con especial foco en la zona del Gran Rosario, zona núcleo, Bahía Blanca y Quequén. Esto impidió el normal funcionamiento de las terminales portuarias, imposibilitado que otros transportistas puedan acceder a dejar sus cargas en las mismas.

BCR News

Ver Más

La menor demanda global y el temor a una recesión golpean a los precios agrícolas

04/07/2022 – China ha comprado menos pero necesita abastecerse. La guerra, el informe del USDA y el clima en Estados Unidos, entre otros factores.

https://www.nitrap.com.ar/

Los mercados de granos continúan volátiles, porque las inquietudes oscilan desde las tensiones geopolíticas mundiales hasta los temores en la caída de demanda de los principales países importadores. Una preocupación son las negociaciones con Rusia sobre la implementación de un corredor alimentario, que siguen siendo muy difíciles pero también las restricciones de exportaciones de países productores de materias primas, los problemas climáticos y la inflación mundial de alimentos.

El mercado comenzó este mes en tono defensivo para el maíz, la soja y el trigo. La mayor parte de la presión vino de la mano de la ausencia de las compras de los fondos. Esto fue más notable en el complejo de la soja, ya que incluso con las cifras favorables de los informes del USDA del jueves (29), el mercado está más preocupado por la disminución de la demanda de exportaciones que hemos visto en las últimas semanas.

No solo no estamos viendo una demanda de exportación de soja, sino que las reservas actuales se están eliminando en el mundo. El bajo volumen comercial antes del largo fin de semana festivo afectó a todos los contratos, al igual que los informes meteorológicos mixtos. El apoyo provino de las preocupaciones sobre los pronósticos meteorológicos a largo plazo, principalmente en los cereales en EE.UU.

El mayor interés en las exportaciones estadounidenses sigue centrado en la demanda de China, que en los últimos meses ha sido un comprador activo de materias primas de la otra potencia global, pero eso está empezando a desvanecerse. La acumulación de reservas internas, los márgenes de procesamiento deficientes y las restricciones de Covid se han combinado para reducir la demanda de China de productos básicos.

Una caída en los precios de la soja es una oportunidad para el mercado. La reciente caída de los precios hace que la soja sea más atractiva para los compradores, especialmente para China. La demanda debería intensificarse porque la nación asiática aún no está completamente abastecida.

Según analistas de mercados la cobertura de necesidades de soja de China son las siguientes: para mayo: 100%, para Junio: 100%, para julio: 81%, para agosto: 61%, para septiembre: 13%, para octubre: 43%. China todavía necesita comprar 8-9 millones de toneladas de soja para finales de septiembre.

Con todo, los márgenes de molienda se han reducido recientemente en China y ahora comienzan a ser mixtos. La política de cero Covid allí sigue siendo el principal punto de presión sobre ello y la molienda se encuentra actualmente en su nivel más bajo en los últimos cuatro meses, ya que los suministros de harina han aumentado más del 300% en este tiempo. Si bien esto es negativo, los márgenes del aceite de soja siguen siendo muy altos y brindan apoyo. Es poco probable que veamos un repunte de las importaciones. Esta situación ya está pasando en el mercado.

En el caso del maíz en Chicago, los precios están en su punto más bajo desde principios de marzo de 2022. En el mes de junio, la posición de septiembre de maíz acumuló una caída del 13,28%. En los primeros seis meses de 2022, la variación fue positiva en un 25,37%.

Con respecto al trigo en Chicago, los precios han caído casi un 40% desde un máximo en marzo y están cercanos a los precios anteriores a la invasión y guerra en Ucrania el 23 de febrero de 2022. Durante la semana que pasó el trigo en Chicago perdió cerca de un 10%.

Por el lado de la soja en Chicago, cerró la jornada de este viernes (1) con pérdidas de más del 3%. El contrato de soja para la posición julio cayó 18 hasta 597,45 US$/tonelada y para la posición agosto la soja bajó 3,25%, 18,65 US$/tonelada menos para concluir la jornada a 554,74 US$/tonelada.

El informe del USDA provocó aversión al riesgo

Luego del informe del USDA del jueves (30) de existencias trimestrales y área de EE.UU., el mercado buscó encontrar su posicionamiento con una mentalidad general de aversión al riesgo en todos los mercados. Los inventarios superiores a lo esperado y las débiles exportaciones semanales ayudaron a ejercer presión sobre las cotizaciones.

El informe sorprendió al mercado con un área muy por debajo de las expectativas en soja, las preocupaciones sobre la economía mundial y el mal desempeño del maíz y el trigo pesaron en los precios.

Por el lado de la soja, el área estimada por el USDA para EE.UU. se proyectó en 600.000 hectáreas por debajo de lo que esperaban los operadores del mercado, prevé que se siembren 36 millones de hectáreas. Un 5% más que el año pasado. En comparación con el año anterior, la superficie implantada ha aumentado en 28 de los 29 estados que realizaron estimaciones en EE.UU.

Por el lado del maíz, el área sembrada estimada por el USDA en EE.UU. se ubicó en 37,5 millones de hectáreas, 500.000 hectáreas por debajo de las estimaciones de los analistas. En la comparación interanual, el incremento en el área implantada fue del 2%, equivalente a unas 700.000 has.

Estos números provocarán algunas alteraciones en los balances de nuevos cultivos en el informe del USDA del 12 de julio, especialmente en la soja.

El clima en Estados Unidos marcará las próximas cotizaciones

Los pronósticos meteorológicos de 30 días muestran que las condiciones actuales probablemente persistirán. Se espera que casi todo el territorio agrícola de los Estados Unidos registre temperaturas por encima de lo normal este mes. Se pronostica que el cinturón de maíz del este verá precipitaciones normales en julio, pero se pronostica que el resto de los EE.UU. estará seco. Esto es especialmente preocupante para las regiones que ya muestran estrés por sequía, incluido todo el cinturón de maíz occidental y las llanuras del sur.

Esto podría generar una apertura interesante de mercado para comenzar la próxima semana si las previsiones meteorológicas de la semana siguen siendo secas. En gran parte de los EE.UU. ahora se necesitan lluvias para evitar un mayor deterioro de los cultivos.

El riesgo de un escenario de estanflación global es cada vez mayor. La aceleración del movimiento ascendente de precios que hemos visto en materias primas puede tener un efecto moderador sobre el crecimiento mundial y acelerar la inflación global de los alimentos.

Estamos ante un momento extremadamente financiero y muy técnico del mercado, pero el clima sigue siendo lo más importante. Ante cualquier problema climático en los Estados Unidos, podemos tener una reversión completa de esta situación y los precios aumentarían considerablemente. En este momento, hay tolerancia cero de los mercados para futuros problemas de cultivos en los EE.UU., durante este verano del hemisferio norte.

Toda la combinación de factores descripta lleva al mercado a sufrir una fuerte volatilidad que estimamos vamos a seguir viendo en el corto a mediano plazo. La tensión en los mercados mundiales es, por tanto, muy alta.

Esteban Moscariello
Clarín Rural

Ver Más

Las últimas medidas por el dólar en un sector podrían ser un boomerang para el Gobierno

30/06/2022 – En el mercado de fertilizantes alertan que se generó un cambio de reglas que afectaría el abastecimiento para la nueva campaña de granos gruesos que se inicia en septiembre; se trata de productos claves para el campo, que trae 7 de cada 10 dólares que ingresan.

https://www.nitrap.com.ar/

La Argentina podría enfrentar en los próximos meses, de cara a la campaña de granos gruesos que se inicia en septiembre, un escenario crítico para el abastecimiento de fertilizantes tras las últimas medidas del Banco Central (BCRA), según fuentes vinculadas con la actividad, porque alertan que representan un cambio para la operación que se venía realizando.

Luego de la comunicación A7532 de la autoridad monetaria, el foco del Gobierno, para cuidar las reservas, es que las empresas consigan financiamiento para comprar insumos en el exterior cuando superen hasta un 105% lo importado en 2021.

Las empresas de fertilizantes ya venían ajustadas porque lo concedido en dólares para importar alcanza para comprar menos mercadería debido a que los precios de estos insumos en el mundo subieron el año pasado y se terminaron de disparar con la invasión de Rusia a Ucrania. Rusia provee el 13% del mercado mundial de fertilizantes y la Argentina, entre otros productos, importa fosfatos y algo de urea que complementa en este último caso a la producción nacional.

Entre enero y mayo pasado se importaron 942.000 toneladas de fertilizantes, un 12% menos en volumen versus igual período de 2021, pero 101% más en valor, con US$870 millones, por efecto de los mayores precios. El mercado de 2021 fue de US$2100 millones y para este año no se prevé menor a US$3000 millones por los valores de los productos.

Fuentes ligadas con la actividad que evaluaron a fondo la comunicación A 7532 indicaron que se elimina la chance de pagar las importaciones de posiciones con licencia no automática (LNA) con las denominadas Simi B pago a la vista. Esto significa que se pasa a dar el mismo tratamiento para el pago que el resto de las compras en el exterior. Y las adquisiciones de LNA pasan a consumir el cupo de Simis.

Además, se quita la posibilidad del incremento del cupo mensual adelantando el 20% del límite anual para las Simis A. “Sigue el sistema de Simi A y Simi B, pero anularon el 20% de tolerancia que tenías entre un mes y otro que daba flexibilidad”, dijo otra fuente. “Esa tolerancia permitía anticipar un poco de volumen, pero el límite basado en importaciones anteriores queda sin cambios”, agregó.

Con la eliminación ahora eso se debe usar mes a mes dividido por los 12 meses. La situación lleva a que haya firmas que ahora no cuentan con saldos de Simis A para estos meses. Otra dificultad que se observa es que se elimina la posibilidad de pagar importaciones de Simis A tramitadas al excederse el cupo y el prorrateo del año.

Sistemas

A diferencia de los agroquímicos, donde gran parte de las empresas operan con sus casas matrices y pueden conseguir su financiamiento, o también existe el financiamiento que otorgan empresas fabricantes de capitales chinos, en el mercado de fertilizantes se paga contra documentos a los proveedores y los montos por barcos, de unos US$40 millones, obligan a los importadores a reunir el dinero necesario para hacer frente al compromiso. Y las compras se deben hacer con un mínimo de 90.

En este contexto, los analistas del sector indicaron que tras los cambios con la normativa hay negocios que ahora no se saben cómo se van a cancelar.

“Se venía con una operatoria y esto cambia las reglas para 2022 y los criterios que se usaban. Si esto no se soluciona, se complica el abastecimiento para la campaña de granos y no se sabe si se va a poder pagar a un proveedor”, indicaron.

Antes de la comunicación del BCRA, se estimaba que con el sistema vigente se podía alcanzar en volumen en torno de un 70% de 2021, por el efecto de los mayores precios de los productos. En la actividad pensaban que como estaban las cosas los problemas para el abastecimiento se podían hacer visibles sobre septiembre, pero ahora sienten que esos tiempos se adelantaron, por más que los fertilizantes para el trigo ya están.

“El problema pasa a ser inminente”, dijeron. Y añadieron a modo de alerta si no hay una solución: “Va a repercutir en las divisas del año que viene, es un tiro en el pie”. Esto, vale recordar, porque los fertilizantes son claves para la productividad de los cultivos. Y el campo aporta en torno de 7 de 10 dólares que llegan al país.

Ante una consulta de LA NACION, en cambio fuentes del Banco Central (BCRA) respondieron: “No hubo ningún cambio que afecte a los fertilizantes”. Y agregaron: “Ninguna de las medidas del lunes cambia el sistema de pagos para los fertilizantes”. Otras fuentes oficiales ampliaron: “La norma no cambió. El fertilizante para la siembra de trigo completa está y también para el inicio de la campaña de maíz”. Sobre este último cultivo precisaron que se encuentra “una parte” mientras se sigue trabajando por ello. Destacaron que en volumen las compras al exterior de este producto son similares al año pasado.

Acciones

Según pudo saber este medio, la problemática en torno de las nuevas medidas ya fue transmitida al Ministerio de Agricultura. Esa cartera en los últimos tiempos articuló, a su vez, con el BCRA cada vez que se presentaron preocupaciones para la actividad.

En marzo pasado, el BCRA dispuso que las empresas puedan “financiar parte del incremento anual de sus importaciones de fertilizantes y fitosanitarios, como mínimo, por 90 días corridos a contar desde el registro de ingreso aduanero, cuando el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) les haya asignado la categoría B”.

“Las importaciones asociadas a las SIMI B para el resto de las actividades deben ser financiadas como mínimo a un plazo de 180 días también contados desde el registro del ingreso aduanero, tal como quedó reglamentado a través de la Comunicación A7466 del 3 de marzo. Las SIMI categoría A continúan habilitando a los importadores el pago al contado”, se estableció en ese momento.

Fernando Bertello
La Nación

Ver Más

Transporte: se acordó una suba del 16 % para la tarifa de referencia

30/06/2022 – Los dadores de carga y los gremios llegaron a un punto en común; la tarifa para 400 kilómetros quedó en 5893,59 pesos.

http://www.simone.com.ar/

El transporte y los actores del campo lograron un acuerdo en la tarifa de referencia. Finalmente, las negociaciones concluyeron en un aumento del 16 % para el transporte de granos, cereales y oleaginosas.

El reclamo que realizaron los principales gremios CATAC, FADEEAC, FAETYL y la Federación de Transportadores Argentinos (FETRA) fue atendido por la dirigencia rural. Luego de seis horas de negociación, hubo un acuerdo por el precio de la tarifa.

Cabe destacar que este punto de conflicto es uno de los reclamos de los transportistas autoconvocados. Hasta el momento no se posicionaron frente a esta situación y el paro continúa.

Desde el Ministerio de Transporte resaltaron la participación de todos los actores. Del acuerdo, el único gremio que no firmó fue FETRA. De esta manera se complementa un 46% semestral, teniendo como antecedentes un incremento en febrero y en Semana Santa.

Tarifa de referencia de junio

Agrofy News

Ver Más

El nuevo sistema de reintegro a exportadores entrará en vigencia en noviembre

29/06/2022 – La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extendió por cuatro meses el plazo de la entrada en vigencia del nuevo Sistema Integral de Recupero (SIR), a través de la resolución general 5212/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial.

http://www.simone.com.ar/

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extendió por cuatro meses el plazo de la entrada en vigencia del nuevo Sistema Integral de Recupero (SIR), a través de la resolución general 5212/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial.

Este instrumento, que facilita la tramitación de las solicitudes de acreditación, transferencia y devolución del beneficio fiscal, se empezará a utilizar a partir del 1 de noviembre próximo.

En ese sentido, la RG amplía el plazo para que la AFIP recepcione observaciones o sugerencias que surjan de la interacción con los interesados y con los consejos profesionales, intercambio que estará abierto hasta octubre, señala el comunicado del organismo.

El SIR unificado simplifica trámites y optimiza controles en el sistema de reintegro de IVA a exportadores.

Asimismo, mejora la capacidad de coordinación y control entre los distintos organismos del sector público nacional en materia de ingreso y liquidación de las divisas que dan lugar a los beneficios tributarios. Con el nuevo SIR se unifican los distintos regímenes de devolución de gravámenes.

La habilitación de este sistema permite mejorar la dinámica de cobro de los créditos fiscales, simplificar los procedimientos para formalizar las solicitudes y optimizar controles sistémicos.

BCR News

Ver Más

Récord: la cadena del maíz aportará este año US$20.397 millones

29/06/2022 – Según una estimación de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dada a conocer en el Congreso Maizar, su contribución subirá un 14% versus el ciclo agrícola pasado.

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

La cadena del maíz en esta campaña que se está terminando de cosechar aportará a la economía argentina, como producto bruto, unos US$20.397 millones. Se trata de un salto del 14% versus el ciclo agrícola pasado.

En rigor, desde la campaña 2015/16, el cultivo tuvo un crecimiento exponencial del 145%. En la actualidad, representa el 3,6% del PBI del país. Estos datos los proporcionó Agustín Tejeda, economista jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en el marco del XVI Congreso Maizar 2022, que se realiza en el Goldencenter de la ciudad de Buenos Aires.

Para el experto, la evolución del aporte de la cadena maicera en las últimas campañas a la economía del país fue más que significativa. “En la campaña 2015/16 el aporte fue de US$8326 millones. Es una de las cadenas de mayor crecimiento, con una economía argentina prácticamente estancada”, destacó en su disertación. En el gobierno anterior se removieron las trabas al cultivo y explotó.

“Ese valor es de producto bruto, comparable al PBI de la Argentina, es la suma del valor que agrega cada eslabón de la cadena”, dijo en relación a los US$20.397 millones de 2021/2022. “La campaña anterior fue de US$17.828 millones″, recordó a LA NACION.

En este contexto, planteó cuáles serían los desafíos que enfrenta el cultivo para continuar su expansión. “Si analizamos hacia atrás, vemos que algunas señales de alarma comienzan a encenderse. Tenemos un gran crecimiento del área pero cantidades estancadas desde la campaña 2018/19 y los precios juegan un rol muy importante, que fue el gran aporte de este año. Para la campaña 2022/23, la fuente de incertidumbre son muchas: mercados y precios, el clima, los costos y el rol de la política en la economía argentina”, dijo el economista.

En detalle, Emilce Terré, de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), habló de “un boom de maíz en la Argentina” en los últimos cinco años. “Parte de ese crecimiento se sustenta con un aumento en el área. En tanto, la productividad del rinde está relativamente más estable, con una caída en la campaña pasada por cuestiones climáticas. En comparación de los promedios (quinquenio) entre las campañas 2017/21 versus 2007/11, la producción de maíz más que se duplicó, un 120% más, sostenida por un crecimiento del área sembrada del 73% y una mejora en la productividad del 14%”, describió.

Con este panorama, la especialista señaló que uno de los desafíos que tiene el maíz es cómo crear las condiciones para que se continúe invirtiendo en nuevos desarrollos, tecnología e innovación y “potenciar esa productividad del cultivo”.

En esa línea, Terré indicó que, en relación a las fuentes de demanda del cultivo, la Argentina utiliza un 70% del cultivo para la exportación como grano, un 22% para forrajes y solo el 3% para bioetanol.

Por su parte, en Brasil solo un 38% se exporta como grano, el etanol es un 7%, aunque está en crecimiento, y un 53% representa la transformación de grano en carnes. En tanto, en Estados Unidos, el 16% es exportación de grano, un 37% en forrajes y un 36% para etanol. “Debemos potenciar la producción y agregar valor dentro de las fronteras del país”, afirmó.

Entre las limitaciones que existen para la expansión de la industria de etanol en la Argentina, la economista apuntó a la relación insumo/producto (fijado por Secretaría de Energía) que muestra una tendencia negativa a largo plazo y, por otro lado, la falta de incentivos estables en relación a las normas de corte obligatorio para el uso de bioenergías.

Por último, habló que para incrementar aun más ese crecimiento se debe aumentar el potencial de rendimientos en maíz, cerrando la brecha tecnológica con la implementación de nuevos desarrollos. También se debe mejorar cuestiones de infraestructura y fomentar la producción local de fertilizantes para el desarrollo de la cadena de valor de maíz y el bioetanol de maíz. Otra cuestión no menor es la “eliminación de barreras al comercio para potenciar la competitividad argentina”.

Luego, Carolina Bondolich, directora ejecutiva de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), relevó cuál es, en la actualidad, la participación del Estado en el cultivo de maíz, de acuerdo al Indice que lleva adelante la entidad.

“Es del 54,7%. Eso significa que, en promedio, a nivel nacional, el Estado se queda con $54,7 de cada $100. En cuanto a los datos de empleo, la cadena de maíz genera un total de 236.564, donde la producción primaria representa un 41%; el transporte y la logística, un 28%; la comercialización un 15% y, los insumos el 8%”, indicó.

En este contexto, ante un escenario internacional complejo, Paulina Lescano, analista de mercados granarios, explicó cuáles, a su entender, pueden ser los factores para que el precio del grano mantenga una tendencia alcista y qué efectos provocarían una retroceso en su valor.

“Los balances globales y de los Estados Unidos siguen ajustados y, por otro lado, en la zona del Mar Negro sigue afectando el flujo global, sumado a una nueva posibilidad climática de otra Niña”, destacó.

En tanto, uno de los principales efectos negativos que llevarían a un descenso es China, que podría reducir su nivel de importación de lo que lo viene haciendo en las dos últimas campañas. Otro obstáculo que encuentra la especialista es el avance de “la zafriña de Brasil, que sigue creciendo y donde ya las consultoras de ese país están pronosticando una producción de más de 87 millones de toneladas”. Asimismo, pueden impactar en una baja las medidas que se puedan tomar a nivel global “para controlar la inflación que puede terminar en una recesión y el fuerte incremento que ha tenido el índice dólar en un mes”.

Mariana Reinke
La Nación

Ver Más

Informe FADA: El 24% del empleo nacional viene del agro

28/06/2022 – Las cadenas agroindustriales crean 3,7 millones de puestos de trabajo, tanto en el campo como en rubros urbanos. Ranking de los complejos que generan más puestos. ¿En qué nos beneficia que la agroindustria crezca? Cifras y análisis del trabajo argentino.

http://www.simone.com.ar/

Según un informe sobre empleo de 𝗙𝗔𝗗𝗔 (𝗙𝘂𝗻𝗱𝗮𝗰𝗶𝗼́𝗻 𝗔𝗴𝗿𝗼𝗽𝗲𝗰𝘂𝗮𝗿𝗶𝗮 𝗽𝗮𝗿𝗮 𝗲𝗹 𝗗𝗲𝘀𝗮𝗿𝗿𝗼𝗹𝗹𝗼 𝗱𝗲 𝗔𝗿𝗴𝗲𝗻𝘁𝗶𝗻𝗮), “2 de cada 10 trabajos del sector privado se generan en alguna cadena agroindustrial.

“Todo el tiempo estamos en contacto con productos que vienen de las cadenas agroindustriales: en las pastas del domingo, en el combustible de tu auto, en la comida para tu mascota: todos esos productos movilizan miles de puestos de trabajo”, explicó Natalia Ariño, economista de FADA.

Este estudio indicó que el 24% del empleo privado nacional viene de la agroindustria. “Cuando pensamos en el empleo agro sólo nos imaginamos productores, agrónomos, veterinarios y trabajadores del campo, produciendo trigo, tomate, limón o criando un ternero, pero va más allá de eso, genera empleos en múltiples rubros urbanos como administrativos, comerciantes, personal de ingeniería, tecnología, investigación, mantenimiento, limpieza, y una rueda interminable de puestos que se multiplican a lo largo de todas las cadenas”, revela Ariño.

Según los últimos datos disponibles, son 3,7 millones de puestos de trabajo que generan las cadenas agroindustriales.

Este estudio sirve para tomar una radiografía del empleo generado en torno al agro pero que excede a lo que sucede en el campo. “Pensemos en un plato de tallarines: para cada ingrediente que usamos, se moviliza una enorme “rueda de empleo”. Para la masa, productores del trigo, molineros, productores de huevo, transportistas, comerciantes. Para el queso, tamberos, transportistas de leche, los de industria láctea, distribuidores y empleados del súper donde lo compramos. Lo mismo pasa con los demás ingredientes. En el tomate y cebolla, huerteros y verduleros. En la carne de la salsa, toda la cadena de carne vacuna y también las de granos para el alimento de esos animales. Pero, además, en cada uno de los procesos, intervienen agrónomos, contadores, administrativos; el personal involucrado en maquinarias, insumos, tecnología, bancos, mantenimiento, limpieza y más.  Miles de trabajadores están en tus pastas”, ejemplifica Ariño. “Básicamente, nosotros o algún conocido seguro que está directa o indirectamente relacionado al empleo en las cadenas agro”, concluye la economista.

Podios del empleo

El informe también registra un “Top Five”. Las cinco cadenas que más crean trabajo son: la de carne vacuna 12%, la de frutas, verduras, hortalizas y legumbres con 12%, trigo con un 10%, soja tambiéna porta 10% y maíz 6%. Estas cinco cadenas juntas, generan la mitad de todo el empleo agroindustrial.

Del informe de FADA también se desprende que el mayor generador de empleo es la producción (el eslabón primario) con el 38% del total. Le siguen la comercialización con 25%, la industria con 22%,transporte 7%,servicios conexos 5% y maquinarias e insumos 3%.

¿Cómo me beneficia que la agroindustria crezca?

“Esta es una pregunta muy sencilla: más agroindustria implica más producción y más empleo, eso decanta en un aumento en la actividad económica. Que crezca el agro implica una mejora para todos los argentinos, porque cuanto más grande sea la torta, más grande será la porción para cada uno. Y esto es importante no solo en las cadenas agroindustriales sino en todos los sectores de la economía”, afirmó Nicolle Pisani Claro, economista de FADA.

Las cadenas agroindustriales se caracterizan, entre otras cosas, por ser federales, por realizarse a lo largo y ancho del país. “El 31% de los empleos en las cadenas agroindustriales pertenecen a las distintas economías regionales. Por ponerte algunos ejemplos, el 4% de los puestos lo genera la cadena azucarera, la vitivinícola 4%, tabaco 2%,pesca2%, estas son algunas cadenas regionales, que son muy importantes para el desarrollo económico de diferentes partes del país”, explicó Pisani Claro.

“A su vez, todos los productos obtenidos son consumidos por los argentinos, pero también son requeridos por el mundo entero, por lo que también hacen que ingresen divisas con las exportaciones. Decimos que es una rueda de empleo porque eso es lo que va generando: más empleo, más producción, mejor calidad de vida, menos pobreza, una cosa va llevando a la otra”, concluyó la economista.

Así como es importante el empleo de las cadenas, ya que representa el 24% empleos privados que se generan en el país, también es importante destacar el potencial que tienen como generadoras de trabajo para aportar al empleo nacional, de la mano de las producciones regionales, pecuarias, agrícolas y de la mano de políticas que incentiven la producción para emplear cada vez más trabajadores.“Que crezca el agro es crucial, pero también que crezcan las demás actividades, para entre todos, poder traccionar en conjunto y atacar el problema de raíz que tiene la Argentina que es la pobreza”, completó.

Dato mata relato

Analizando por cadenas, vemos que el 31% de los empleos se concentran en las economías regionales (azúcar, frutas, vino, etc.), el 30% las cadenas de granos y forrajeras, 24% cadenas animales(vacuno, porcino, aviar, láctea, ovino y otros), los servicios conexos y otras actividades suman 14%(financieros, seguros, contables, etc.)y 1% bienes de capital(maquinarias). Entre todos esos sectores, millones de familias tienen la posibilidad de acceder al empleo gracias a las cadenas agro, que en conjunto dinamizan gran parte de la producción de nuestro país.

“Tenemos que entender todos, como sociedad, que “el campo” no sólo es sembrar o criar animales. Involucra a millones de personas desde los que trabajan la tierra hasta los que están en una oficina en la ciudad. Es el que pone la semilla, pero también todo el desarrollo científico que hay detrás, las maquinarias, los que fabrican los insumos, los que transportan, los que administran, los comerciantes, los industriales”, expone Ariño. “Con este estudio buscamos mostrar todo el potencial que tiene el sector para crecer y encarar el triple desafío de aumentar la producción, el empleo y la generación de divisas, minimizando el impacto ambiental y optimizando la inocuidad y calidad de sus productos”, concluyen desde FADA.

BCR News

Ver Más

Agrodólares: proyectan liquidación de más de u$s18.000 millones hasta octubre

27/06/2022 – Desde junio en adelante ningún mes terminaría con una liquidación menor a los u$s3.400 millones. Solo noviembre y diciembre mostrarían un retroceso a la espera del ingreso de los dólares del trigo.

http://oscarpourtau.com.ar/

De la mano de los altos precios internacionales de los commodities del agro y las ventas de la cosecha de soja y maíz, según las proyecciones de la Bolsa de Comercio de Rosario, en el período comprendido entre junio y octubre se espera un ingreso de divisas por parte de las empresas agroexportadoras superior a los u$s18.000 millones. Esta cifra no solo es récord histórico sino que también marca un cambio en la estacionalidad en el ingreso de dólares en la Argentina, lo que le daría un importante respiro al Banco Central a partir de los próximos meses cuando no tenga que atender pagos por importación de energía.

Por lo pronto, en lo que va de junio las firmas agroexportadoras ingresaron al mercado de cambios local más de u$s2.700 millones y el mes cerraría en torno a los u$s3.500 millones. Mientras tanto, el dato clave es que el Banco Central lejos estuvo de acumular divisas durante este mes ante los fuertes pagos que tuvo que afrontar por la importación de energía. En este contexto, lo que seguiría de ahora en más es un nutrido ingresos de divisas por parte del campo que le daría un mayor aire al BCRA.

Tradicionalmente en la Argentina a partir del ingreso de la cosecha de soja, junio es el mes en el que se liquidan más divisas, pero en este 2022 el escenario es distinto. Es que en los meses previos el campo aportó el récord de más de u$s15.000 millones motorizado por los altos precios internacionales y las fuertes exportaciones de trigo y maíz.

Lo que seguirá de ahora en más es que el agro lejos estará de dejar de ser ser un fuerte aportante de dólares genuinos a le economía real. Según las últimas proyecciones de la Bolsa de Comercio de Rosario junio terminaría con un ingreso en torno a los u$s3.500 / u$s3.600 millones. En tanto julio acumularía otros u$s3.900 millones, agosto u$s3.600 millones, septiembre u$s3.500 millones y octubre u$s3.400 millones. Solo noviembre y diciembre terminarían con un ingreso cada mes apenas por debajo de los u$s2.500 millones.

Estas proyecciones coinciden con las elaboradas por la consultora Ecolatina quien adelantó recientemente: “con vistas a los próximos meses, estimamos que los problemas logísticos por el faltante de gasoil y las distorsiones que genera una brecha cambiaria en niveles elevados podrían haber afectado la estacionalidad en la comercialización de algunos productos del agro. En tal sentido, no descartamos que las exportaciones persistan en estos niveles incluso ya finalizada la cosecha gruesa. A su vez, pese a un eventual fortalecimiento del dólar frente a la postura más agresiva de la FED, esperamos que los precios internacionales de los commodities se mantengan en niveles altos en el mediano plazo favoreciendo el desempeño de nuestras exportaciones provenientes del agro”.

En líneas generales el 2022 concluiría con el récord acumulado por ingreso de divisas del campo de poco más de u$s41.500 millones mientras que todos los sectores aportares también sumarían el récord histórico de u$s87.100 millones.

En este contexto en el que se proyecta un nutrido ingreso de divisas serán claves las medidas que el Gobierno anunciará en las próximas horas en cuanto a limitar el acceso a los dólares de ciertos sectores importadores que hoy estarían complicando la balanza y proyecciones del Gobierno para acumular reservas en los próximos meses.

Algo seguro es que el campo estará firme en la liquidación de divisas y será tarea del Gobierno aprovechar este marco de precios récord para fortalecer la economía.

Yanina Otero
Ámbito

Ver Más

El ingreso de camiones con trigo al Gran Rosario se acerca a un récord

27/06/2022 – Camino a máximos, vuelve a tomar ritmo la descarga de trigo en el Up River. La falta de humedad en los suelos sigue condicionando la siembra 2022/23.

https://www.nitrap.com.ar/

Al comenzar la campaña de trigo en diciembre pasado, el ingreso de camiones en los primeros dos meses se encontró muy por debajo del promedio de los últimos años. La fuerte recuperación productiva, que llevó al trigo a su máxima cosecha histórica, todavía no se veía en los puertos del Up River.

Sin embargo, con la importante recuperación de los niveles del Paraná, acompañada de un dinamismo comercial creciente en los últimos meses, el ingreso de camiones al Gran Rosario tomó un nuevo y fuerte impulso. La descarga de trigo por camión en la zona rompió récords en marzo y en abril, mientras que en mayo se mostró en su mayor nivel en diez años. Un junio que aún no terminó ya muestra el mayor nivel de ingreso de camiones en seis años. De esta manera, la descarga de camiones con trigo en el Up River sigue recuperando terreno y actualmente en su tercer mayor nivel de la historia, sólo superado por las campañas 2019/20 y 2004/05. Hacia adelante, preocupa el faltante de gasoil (principalmente en las zonas más alejadas de los nodos portuarios) así como también el incremento de otros costos claves del sector, incluyendo cubiertas y neumáticos.

Para el trigo 2022/23, la falta de humedad en los suelos sigue condicionando la siembra 

De acuerdo con el informe semanal del MAGyP, la siembra triguera se acerca a la mitad de la superficie objetivo, con el 60% de los lotes ya sembrados. La provincia de Buenos Aires llevaba un avance de siembra por encima de la campaña pasada, pero la falta de agua ya ubica a la siembra bonaerense 1 p.p. debajo de la campaña pasada en el dato de esta semana. Por su parte, el déficit de humedad de suelos se agudiza en las provincias de Santa Fe y Córdoba, que registran avances de siembra del 62% y 80%, respectivamente, 15 y 7 puntos por debajo de los avances de la campaña pasada.

La diferencia fundamental radica en que en Buenos Aires por el momento no hay problemas de interrupción de la siembra por problemas de humedad. No obstante, si no se registran lluvias pronto, se vería afectado al porcentaje a sembrar de los ciclos cortos durante el mes de julio. Por el contrario, la falta de agua tiene detenida la siembra en delegaciones de Santa Fe y Córdoba, lo que explica la demora en el avance en estas dos provincias.

El posicionamiento neto de los fondos cae por cuarta semana consecutiva en Chicago

La posición neta compradora de los fondos de inversión en Estados Unidos sobre futuros de trigo del Chicago Mercantile Exchange (CME Group) se mantiene positiva por catorce semanas consecutivas. Con el desenlace bélico de la crisis ruso-ucraniana a finales de febrero, esta posición pasó de máximos de dos años en su posición neta vendedora a una posición compradora en apenas dos semanas, hacia mediados de marzo.

Sin embargo, esta posición viene achicándose sostenidamente hace cuatro semanas, lo que redunda en una presión bajista adicional para los precios del trigo en Chicago. Al compás del fin de la siembra del trigo de primavera, la cosecha del trigo de invierno ya llega al 25% de la superficie, 2 puntos por encima de las expectativas de los operadores y 3 puntos por encima del promedio histórico, lo que redunda en las bajas estacionales de los precios del cereal.

Por fuera de lo estacional, persiste el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania apuntalando la incertidumbre por la situación en el Mar Negro, con negociaciones en progreso para desbloquear las exportaciones desde los puertos ucranianos, aunque sin novedades de peso en la semana en el plano diplomático.

Los precios locales del trigo caen presionados por las bajas externas

Respecto de los precios del cereal a nivel local esta semana, si bien el mercado se presentó con un número estable de participantes, el grano se negoció US$ 5/t por debajo de la semana anterior para entrega en julio, a US$ 345/t. En tanto que los valores ofrecidos para el tramo agosto-septiembre mostraron una caída de US$ 5/t y US$ 10/t respectivamente, tocando idénticos valores que la descarga en julio.

En referencia a los precios internacionales, estos han disminuido abruptamente en el comienzo de la semana laboral, cuando en Chicago se registró una baja de casi US$ 21/t el martes. Esta baja es llamativa ya que los precios internacionales de los futuros de trigo estuvieron cotizando al alza durante al menos 4 semanas, y con un pico en febrero alcanzado debido al conflicto bélico en Ucrania. La venta masiva del martes se debió en parte a los nuevos movimientos turcos para ayudar a negociar el paso por mar para el grano ucraniano y también alivió las preocupaciones sobre el suministro, pero la noticia de que los misiles rusos habían alcanzado Mykolaiv el miércoles arrojó dudas sobre las perspectivas de reapertura de los puertos de Ucrania, haciendo recuperar levemente los precios.

BCR News

Ver Más