Declaraciones juradas, faena y caída del consumo de carne: la mirada de los frigoríficos sobre el contexto

17/05/2021 – Desde la Federación de Industrias Frigoríficas señalaron que se está dando una reconfiguración en la producción ganadera.

Desde la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) destacaron que se vive un escenario obliga a moverse con cautela. En este sentido, mencionaron que en abril y mayo hubo muchos cambios para el sector: acuerdo de precios, cayó la faena, datos sobre el consumo de carne y declaraciones juradas para exportar.

El presidente de FIFRA, Daniel Urcía, se refirió al momento que atraviesa el sector. En este sentido, destacó que hubo un incremento de precios de la carne vacuna, pero que estuvo por debajo de la inflación mensual.

Consumo de carne

Siguiendo esta temática, se refirió a la caída del consumo de carne, que según la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) fue uno de los más bajos de los últimos años. En este sentido, explicaron que la baja se debió en parte a los cambios de hábitos del consumidor y, aseguraron: “Hoy busca diversificar su dieta, independientemente de los precios”.  

De esta manera, argumentaron que en 1980 la población era de 25 millones de argentinos y el consumo de carne vacuna de 90 kilos y el de las demás carnes de 10 kilos por habitante al año. “En la actualidad el consumo total es de 120 kilos por persona que se reparte en: 50 de carne vacuna, 50 de carne aviar, 17 de carne porcina y 3 de las otras alternativas y eso a pesar del incremento población ya que supera los 45 millones de personas. Esta es la realidad del país, uno de los de mayor consumo de proteína animal del planeta”, destacó Urcía. 

Faena

Por otra parte, FIFRA mencionó que en base a los números de faena hubo una baja y se encendieron las alertas. Sin embargo, señalaron que era una baja que se esperaba. 

“Lo dijimos tiempo atrás, la producción ganadera argentina se encuentra en reconfiguración por la recomposición de precios y eso conlleva una disminución de la cantidad de hacienda terminada, las condiciones exigen de más tiempo de engorde por la mayor permanencia de los animales en las recrías a pasto”, aclararon.  

La caída fue de 8,5 % en la faena mensual de abril. Por su parte, destacaron que el dato positivo es que crece el peso promedio de las carcasas que se encuentra en 226,4 kilos con un crecimiento del 1,1%. 

Abril cerró la participación de faena de hembra en 47,4%. Desde FIFRA destacaron que se explica por una mayor participación de vacas de refugo, habitual en estos meses.

Por otra parte, se atribuyó la baja de faena al incremento de la práctica ilegal. “Esas faenas, fuera del circuito sanitario, crecen en situaciones de crisis económicas y ponen en riesgo la salud de la población”, señalaron.

Declaraciones juradas

Desde FIFRA señalaron: “Se nos manifestó que no es interés de la Dirección obstaculizar embarques, y que se ha buscado generar un régimen simple con metodología preexistente vigente desde 2017 y se pretende contar con información necesaria para desalentar maniobras de subfacturación y triangulación”. Además, aclararon que la dirección podría pedir más información, pero no suspendería las exportaciones.

“En cuanto a exportaciones se espera un repunte de la demanda de la Unión Europea que se encuentra atravesando la primavera y saliendo de restricciones por Covid. De todos modos, en los últimos meses hubo una disminución de los envíos de todos los proveedores a ese destino y por tal motivo seguramente el cupo asignado con beneficios arancelarios Hilton no se cumplirá en su totalidad”, remarcó Urcía.

En cuanto a China, explicaron que los precios tuvieron una pequeña suba, aunque siguen por debajo de los valores de 2019 y continúan algunas plantas sin certificar por razones de Covid.

Agrofy News

Ver Más

Juan García, el gran DT ganadero

“¿Cómo me defino? Soy una especie de coordinador. Me hubiera gustado estudiar veterinaria, pero soy muy limitado, no me daba para los libros. Aprendí mirando, leyendo e instruyéndome con otras personas, con gente que trabajaba muy bien. Y lo que tengo es la posibilidad de ver constantemente una gran cantidad de animales produciendo en distintos sistemas”.

Juan García no tiene títulos que lo respalden como un erudito. Terminó el secundario y luego sumó a su currículum un curso de inseminación artificial en la cabaña La Legua, en 1999. Sin embargo, es habitual que le digan “el especialista” o “el genetista”. Es más, Alfredo Gusmán, el presidente de la Asociación Argentina de Angus, cada vez que tiene un micrófono a mano lo define como “uno de los asesores que más sabe de ganadería”.

Hay evidencias que sostienen las palabras del mandamás de la raza líder del país: el tresarroyense hoy asesora a 17 cabañas y establecimientos en la provincia de Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Mendoza, San Luis, Santa Fe y México. Entre ellas algunas de las firmas que conforman la base de Rústicos.

Pasión ganadera
Juan Nació hace 48 años en Tres Arroyos, perdió a su papá siendo muy chico, y de la mano del médico veterinario Ricardo Errazu, el marido de su mamá, empezó a relacionarse con el campo. Primero lo acompañaba en sus recorridas, una vez que terminó el secundario se sumó a trabajar al criadero de cerdos que tenía. Errazu “despertó mi pasión por la ganadería” y los cerdos “me mostraron que me gustaba trabajar en la mejora genética”, cuenta.

Por otro lado, a Juan le generaba mucha curiosidad la preparación de vacunos para exposiciones. Entonces, pese a la rutina porcina, Juan tenía claro que su norte eran las vacas. Así fue que decidió trabajar en un feed lot para aprender a racionar la comida de los animales y también realizar el curso de inseminación en La Legua, gracias al que formalizó su relación con la mejora genética y la preparación de animales.

“Fue en 1999, la cabaña era furor en ese momento, hacía 1.000 toros por año, iba a las exposiciones con 50 animales. Era un show fenomenal”, recuerda. El curso duró una semana y Juan aprovechaba cada rato libre para ir a ver cómo trabajaba el cabañero y ayudarlo en lo que pudiera. Empezaba a aprender el oficio.

Entonces redobló la apuesta y comenzó a ir a las exposiciones con La Legua a ayudar en la preparación de los animales. Sin cobrar un peso, obvio. Pero para Juan la ganancia era la experiencia. Fueron alrededor de dos años de colaborar y nutrirse, tiempo en el que formalizó su relación con Marcela y llegaron las gemelas Mercedes y Pilar. Entonces además de seguir aprendiendo el oficio, el tresarroyense necesitaba engordar la billetera.

Los Abuelos
El quiebre se dio en el otoño de 2003, en un día de campo de La Legua. De la jornada participó Juan Ezcurra, un reconocido consultor y asesor de cabañas que Juan cruzaba en las exposiciones y decidió pedirle trabajo. Tuvo que esperarlo casi seis horas parado en el parque del establecimiento, pero valió la pena. Ezcurra escuchó el pedido y aceptó.

“‘Empezás mañana’ me dijo”, recuerda con una sonrisa Juan. Se venía encima la Exposición de Otoño y lo contrataron para que trabajara en Los Abuelos, la cabaña de Stratum S.A, ubicada en Brandsen. Era lejos, es cierto, pero se trataba de un establecimiento de punta y una oportunidad insuperable.

El buen desempeño de Juan convenció a Ezcurra, Horacio Aresi y a Diego Añez, los tres socios que trabajaban en tándem, de que era el indicado para transformarse en el encargado de la cabaña. “Tuve muchísima suerte de caer ahí. Es cierto que yo lo busqué, pero también estoy muy agradecido porque me abrieron las puertas. Fueron dos años de muchísimo trabajo”, recuerda.

En una de las tantas exposiciones a las que concurrió tuvo una charla con Juan Pedro Massigoge, quien le ofreció que trabajara para él en la cabaña La Tortuga de Indio Rico. Casi en simultáneo recibió la misma propuesta de Hugo Buus, para La Segunda, en Orense. Su tarea en Los Abuelos estaba dando frutos.

Juan empezó a trabajar part time con Massigoge y con Buus, y también fue contratado por Daniel Fuente en la cabaña Aitué. Pero además continuó la relación con Ezcurra y Aresi, quienes le delegaron el manejo de las cabañas que asesoraban en La Pampa. “Mi familia me regaló un Peugeot 206 bastante nuevo y le hice 300.000 kilómetros. Lo gasté”, cuenta como anécdota para describir que fueron años de trabajo intenso.

También se hizo tiempo para ir a sumar experiencia en Tres Marías, la cabaña líder que la familia Gutiérrez tiene en Benito Juárez. “Quería sumar horas de oficio, estar al lado de ellos, ver cómo trabajaban, seguir aprendiendo. Ellos son los número uno. Además de ganar conocimientos entablé una muy buena relación con ellos”, dice.

“Así me hice yo, bien de abajo, laburando, en la cabaña no hay nada escrito, es el día a día. Es muy artesanal. Entonces uno observa y ve qué puede aportar”, revela.

Rústicos
En 2013 tras muy buenos resultados con Aitué en la Rural de Palermo, Sergio Amuchategui le propone hacer un remate en La Verbena, en Copetonas, con hacienda de algunos criadores de la zona. Fue el comienzo de Rústicos y otro evento destacado para la vida laboral de Juan. “Pese a que no habían recibido invitación -porque no se nos hubiera ocurrido que podrían venir- al remate vinieron los 10 cabañeros más fuertes de la Argentina, y también de Uruguay. Llegaron por la publicidad y compraron. Vinieron los referentes de la raza que tenían que venir”, cuenta todavía hoy con asombro y satisfacción.

Al año siguiente, Juan y Sergio sumaron a la propuesta a Ignacio Añez (hermano de quien le diera trabajo en Los Abuelos) y el remate se trasladó a Benito Juárez por una cuestión de logística. Y Rústicos empezó a hacerse cada vez más grande y a potenciar a los criadores de Tres Arroyos y la región que forman parte del grupo, muchos de ellos asesorados por García. Más tarde llegaría la alianza con la consignataria cordobesa Alfredo S. Mondino y la trascendencia a nivel país.
Si hay algo que se destaca en cada remate de Rústicos, además de la calidad de la hacienda, es la uniformidad de los rodeos. Ahí está la mano de Juan.


“He logrado una uniformidad. Ves el mismo tipo de animal en todas las cabañas y campos que asesoro. Más que nada porque no me he dejado llevar por modas y mi fuerte siempre fue observar, y copiar. Yo no sé lo que hay que hacer, pero sí sé lo que no hay que hacer”, resume.

México
A partir del buen trabajo que ha venido haciendo y de su relación con los Gutiérrez, Juan fue invitado en 2018 a jurar en las razas Angus, Hereford, Charolais y Brangus a un par de exposiciones a México. “Se dio porque clientes mexicanos que venían a comprarles acá me vieron trabajar con ellos. Me convocaron dos años seguidos”, dice.
En su segundo año, además de jurar le propusieron si quería empezar a asesorar a algunas cabañas y aceptó. Hoy está trabajando en cuatro establecimientos, tres en Jalisco y uno en Guanajuato.
“Los mexicanos están recién descubriendo el Angus, lo cruzan con todas las razas. Allá la idea es que los animales tienen que ser muy pesados”, cuenta.
A esos proyectos, hay que sumarles los dos que tiene en San Luis y otro en La Pampa. Más los establecimientos que asesora en la provincia de Buenos Aires.

“Acá estamos con mucho trabajo en Arandú, Don Abraham, y con Agroganadera San Ignacio en Juárez; y también en cabañas más comerciales o campos como los de Lebeck, Santagiuliana, y La Primavera Traful, que es una de las cabañas más viejas de la Argentina de Angus colorado, en las sierras de Coronel Suárez. Que hayan confiado en mí, es una de las satisfacciones más grandes que he tenido”, dice.

En cuanto al trabajo que le demanda cada uno de los establecimientos, Juan explica que “me dedico a armar los rodeos, organizar los servicios, las inseminaciones, seleccionar. Y también armar los equipos de trabajo, que es algo complicado hoy en día”.

El productor Fernando Briones es asesorado por Juan desde hace más de una década y sintetiza en un par de frases el aporte que su asesor le hizo a su producción ganadera. “El viene al campo, mira las vacas y los toros, y toma decisiones que a veces uno no entiende. Pero con el tiempo llegan los resultados, ves los animales que producís y te das cuenta que él tenía razón”.

Gracias totales
A Juan lo que le sobra hoy es trabajo. Aunque ya está curtido, porque desde que arrancó en Los Abuelos ya no paró. Entonces, haciendo una rápida mirada hacia atrás, además de ver mucho sacrificio (“alguna navidad he llegado a mi casa justo para brindar”) observa a muchas personas que ayudaron para que se haya convertido en lo que es.
Entonces entiende que tiene que a agradecer. En primer lugar, a su familia: “Marcela y mis tres hijas (a las gemelas después se les sumó Lola) me apoyan y me apoyaron siempre, imposible si no haber podido hacer todo esto”. Y después, a los que “me dejaron entrar y trabajar con ellos, como los Ezcurra, los Firpo, los Gutiérrez, Massigoge…”.
Juan no tiene títulos que lo respalden, tampoco los necesita. Su garantía son clientes satisfechos y rodeos que prueban su capacidad.


Comunicación Rústicos

Ver Más

Radiografía del consumo interno de carne vacuna: la fortaleza del mercado local

El consumo de carne vacuna disminuye con el correr de los años y hoy se encuentra en 48,6 kilos per cápita. Si bien la demanda sigue esta tendencia de bajar, en marzo el número superó a los dos años previos.

En este sentido, desde Rosgan de la Bolsa de Comercio de Rosario señalaron: “A pesar de absorber casi tres cuartos de la producción total, el consumo doméstico sigue siendo un saldo aparente que cada vez que baja enciende alarmas sobre las otras dos variables, en especial sobre la exportación”.

En este sentido, se destacó que el menor consumo sigue los lineamientos mundiales de una reducción del consumo. Para analizar el consumo es necesario ver dos variables: producción y exportación.

“Por el lado de la producción, sabemos que el número se encuentra ciertamente estancado desde hace ya varios años. Hasta el 2009/2010 producíamos en promedio unas 275 mil toneladas mensuales, luego caímos a 200 mil, producto de una fuerte liquidación. Es aún hoy que no hemos conseguido recuperar aquella caída, estabilizándonos en una producción de entre 250 y 260 mil toneladas por mes”, aseguraron desde Rosgan.

Por otra parte, la exportación pareciera ser la variable que explica plenamente la caída del consumo. “Históricamente ha sido la variable de ajuste que permitió a los gobiernos sostener el nivel de consumo interno, ocultando el estancamiento productivo en el cual se encasilló al sector por años”, remarcó el informe.

Consumidor argentino

El informe destacó que la demanda local es la que menos cedió en consumo local. Desde Rosgan destacan que la carne tuvo un fuerte aumento en el último año del 74,8 %.

“En 2020, el consumo de carne vacuna en Argentina cayó, en base a estadísticas oficiales, un 2% (1,2kg) respecto de 2019 mientras que, en Uruguay el consumidor cedió un 5% (2,4kg) y en Brasil la contracción alcanzó el 10% anual, equivalente a unos 3kg per cápita”, aseguraron desde Rosgan.

Del informe se desprende que el consumidor argentino es el que mayor cantidad de carne vacuna ingiere anualmente, unos 5 kilos más que el uruguayo y más de 20 kilos por sobre lo consumido en Brasil. También tiene el mayor consumo total de carnes por habitante en comparación a estos países.

“Demuestra que el problema no radica en la escasez sino en la distribución, distorsión que proviene de causas socioeconómicas estructurales, que escapan a la dinámica de un único sector. En concreto, durante el 2020, el consumidor argentino ha absorbido un aumento en el precio de la carne cercano al 75%, contra un 18% que absorbió el consumidor brasilero y un 4% de baja, en el caso de Uruguay. Aun así, fue el que mayor resistencia mostró a reducir su ingesta de carne”, aclaró el informe.

De esta manera, se detalló a la carne como un mercado inelástico. “En definitiva, con un consumo doméstico fuerte, a pesar de su debilidad de compra, y una exportación firme, la tensión entre ambas fuerzas de mercado persistirá en tanto la verdadera variable de ajuste, la producción, no logre crecer de manera sostenida”, concluyeron desde Rosgan.

Agrofy News

Ver Más

Envían a faena más de 100 cerdos en Córdoba, en prevención de la triquinosis

Lo dispuso el Senasa con el Ministerio de Agricultura y Ganadería provincial. Pertenecen a tres predios de los departamentos Santa María y Capital.

28/04/2021 – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) interdictó tres predios porcinos de los departamentos Santa María y Capital, provincia de Córdoba y enviará a faena controlada alrededor de cien animales evitando así la posible difusión de la triquinosis.

Según informó el organismo sanitario, estas acciones fueron realizadas por agentes del Centro Regional Córdoba del Senasa luego de que personal del Ministerio de Salud de la Provincia diera aviso de que, al menos 27 personas, habían sido infectadas con el parásito de la triquinosis.

La información oficial aportada por la Provincia indica que 18 infectados corresponden a la localidad de Toledo y seis a la de Lozada, mientras que los tres restantes son residentes de Rio Segundo. Sin embargo, en esta última ciudad el brote sería mucho mayor.

El Senasa interdictó los predios de acuerdo a la Resolución 555/2006, dado que la investigación sanitaria realizada –junto al Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba– revelaría que los chacinados consumidos por los infectados habían sido elaborados con carne proveniente de esos establecimientos. Razón por la cual se dispuso su despoblamiento.

“Cabe aclarar que los cerdos faenados que resulten positivos a la enfermedad serán desnaturalizados, en tanto que los animales negativos quedarán habilitados para ser comercializados”, precisó el Senasa.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba agregó que los operativos tuvieron lugar el lunes y martes y el primer objetivo fue sacar de circulación el alimento con presencia del parásito; posteriormente la identificación del elaborador; y finalmente la detección del campo de donde provienen los animales infectados.

“Se pudo establecer un nexo entre el establecimiento que vendía el producto y el origen de los mismos, y se coordinó con las áreas bromatológicas locales”, indicó la Provincia.

Las acciones concluyeron en el secuestro de cinco kilogramos de salames de dos comercios de Río Segundo y Toledo; y fueron en total 151 animales los que quedaron interdictados, hasta tanto las autoridades sanitarias determinen las medidas correspondientes, de faena sanitaria.

“Además de las actuaciones sobre los productores porcinos y los elaboradores de los cortes y chacinados, es importante resaltar la responsabilidad de los comerciantes que adquieren con fines de lucro productos sin ningún tipo de habilitación; de allí la importancia de reforzar los controles por parte de los municipios en todos los locales que venden subproductos de origen animal”, subrayó la cartera agropecuaria.

Finalmente, la los agentes de Agricultura constataron la elaboración y venta de chacinados a partir de animales faenados de manera clandestina en un predio rural cercano a la localidad de Lozada, por lo que se realizó la clausura de las instalaciones.

En Toledo

El intendente de Toledo indicó a La Voz que detectaron entre 30 y 50 casos de triquinosis en esa localidad del Gran Córdoba. El brote, según se informó, se habría iniciado el último domingo.

Víctor Toledo, a cargo del municipio, dijo que el productor, oriundo de otra localidad, ya fue identificado y destacó que retiraron toda la partida proveniente de ese criadero, que había sido entregada en al menos dos comercios locales.

Respecto de la cantidad de infectados, señaló que serían entre 30 y 50. “Muchos casos aún están en estudio. No sé si se seguirán incrementando”, dijo. Y añadió que todas las personas están medicadas y que no necesitaron internación. “Está controlado”, aseguró Toledo.

Algunos de los afectados refieren dolores musculares e hinchazón facial en la zona de los ojos, entre otros síntomas.

El intendente dijo que los primeros casos aparecieron el último domingo y que inmediatamente empezaron a interrogar a esas personas para poder retirar los productos contaminados de circulación.

Recomendaciones

Por último, la Provinca recordó que la triquinosis es una enfermedad transmitida por la ingesta de carne de cerdo cruda o mal cocida, contaminada con el parásito Trichinella spiralis.

Las manifestaciones clínicas son muy variables y pueden cursar como una infección inadvertida o presentar síntomas que, por lo general, comienzan con fiebre, dolor muscular intenso, dolor de cabeza y dolor e hinchazón alrededor de los ojos. También pueden aparecer signos gastrointestinales como diarrea y vómitos.

“Es importante destacar, que en este contexto de pandemia, esta enfermedad inicialmente puede presentar síntomas compatibles con Covid-19, es por esto que también se alerta al personal de salud de estas localidades”, indicó el Ministerio de Agricultura.

Para prevenir esta enfermedad se recomienda:

  • No consumir ni permitir el consumo de carnes crudas y/o chacinados caseros que no hayan sido inspeccionados previamente a la elaboración.
  • Verificar el rótulo o etiqueta de fabricación en todos los subproductos de cerdo que se adquieran. Deberá leerse claramente lo siguiente: Marca del producto; empresa responsable; número de habilitación nacional del establecimiento; fecha de elaboración y de vencimiento del producto; condición de mantenimiento en cuanto a temperaturas ambientales; y rótulo con la composición del producto.
  • No consumir choripán en puestos no autorizados o no habilitados
  • La salazón y el ahumado de las carnes no son suficientes para destruir los parásitos presentes.

Agrovoz

Ver Más

Medidas oficiales que obligan a los ganaderos a recalcular el rumbo

26/04/2021 – Pasó una semana movida para la cadena de la carne con varios anuncios oficiales. Primero fue la creación de un nuevo registro para los exportadores de carne y derivados, que deberán hacer una Declaración Jurada de Exportaciones de Carnes (DJEC) en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA). Después, se fijó fecha de vencimiento para la comercialización de carne en media res a partir del 2022.

Ambas medidas apuntan a hacer más transparente y eficiente la cadena comercial y controlar el precio de la carne en el mercado interno en un contexto inflacionario y de alta demanda internacional. ¿Serán efectivas? Hay visiones a favor y en contra. Lo que es seguro es que los efectos estructurales tardarán en sentirse en el campo. Los carniceros, frigoríficos y abastecedores ya están viendo cómo acomodarse, pero el productor ganadero tiene tiempos más largos que debe respetar.

Aunque en estos días ya se vieron indicios de la incertidumbre que la intervención genera en el sector. Por ejemplo, el derrumbe del precio de las vacas de conserva, que según el martillero Ignacio Moronell se vincula con una sobreoferta de esa categoría en las útimas semanas. “Esa sobreoferta, que también se expresa en remates y ferias de todo el interior del país, es estacional porque es época de tactos y descartes, pero también puede estar relacionada con la incertidumbre que genera la política del Gobierno, que seguramente llevó a muchos a cargar anticipadamente los camiones”, explicó. 

De todas maneras, el impacto es mayor en las estrategias de mediano y largo plazo. “Con respecto al registro de exportadores pienso que es un anuncio que trae malos recuerdos y agrega incertidumbre no solo a la industria sino fundamentalmente a los usuarios de faena o consorcios de exportación. No veo ningún incentivo para agregarle más kilos a los novillos por parte de la producción sabiendo del riesgo que implica un potencial cierre de exportaciones”, dice Santiago Angelillo, productor de ciclo completo en Corrientes.

Luego explica que su objetivo es terminar un novillo “elástico”, de no más de 430 kilos, que pueda ir tanto al mercado interno como al de exportación dependiendo de los precios de cada mercado. “Hace algunos años hemos vuelto a las pasturas para alargar las recrías, pero con estas medidas volvemos a ponernos un techo a la producción: menos kilos, menos carne…”, advierte.

Probablemente es ese el pensamiento de muchos productores, que este año por las condiciones de mercado y costos se volcaron a la recría pastoril y apuntaban a terminar animales pesados. Ahora deberán revisar los cálculos y seguir de cerca la evolución de una cadena obligada a transformarse.

Lucas Villamil
Clarín

Ver Más

Adiós a la media res: desde enero solo se podrán vender trozos de carne de no más de 32 kilos

Luego que la semana pasada el Gobierno anunciara un cambio en la comercialización para la carne vacuna, hoy se oficializó que desde enero próximo ya no se podrá vender la media res, sino que la salida de carnes destinadas a comercio minorista, solo podrán en trozos cuyos pesos individuales que no superen los 32 kilogramos.

Así se publicó hoy en el Boletín Oficial, donde además se estableció que la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, será la encargada de diseñar “programas de asistencia financiera, destinadas al sector para contribuir a que se cumpla con la presente medida, mediante la implementación de líneas de crédito, capacitaciones y programas de fortalecimiento”.

La resolución, que busca terminar así con un sistema histórico de comercialización por medias reses vacunas que llegan a las carnicerías sin diferenciación de cortes, apunta a que se pueda hacer precisamente una venta diferenciada por cortes de acuerdo a la demanda. La norma lleva la firma conjunta de los Ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, de Desarrollo Productivo y de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Tiene por objetivo conseguir mayores estándares de calidad y sanidad sobre los productos cárnicos, a la vez favorecer la transparencia comercial y presentar un avance hacia una mayor modernización de la cadena de distribución de carnes en medias reses, según venía remarcando el Gobierno.

En sus considerandos, la normativa señala que se va en la dirección de “modernizar la cadena de distribución de carnes en medias reses para pasar a una distribución por trozos anatómicos de menor peso que le permita a los abastecedores realizar una mejor asignación de los trozos de acuerdo a las necesidades de cada mercado minorista”.

Por otra parte, tiene por finalidad “cuidar del bienestar físico de los trabajadores del sector cárnico evitando que transporten con su cuerpo medias reses de pesos muy superiores a los convenios y a la OIT”.

En un comunicado, la cartera a cargo de Matías Kulfas informó que la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) estableció “el 16 de abril último que toda manipulación, transporte, distribución, carga y/o descarga de productos cárnicos, cuyo peso sea superior a los 32 kilogramos, se deberá realizar con la asistencia de medios mecánicos adecuados”.

Asimismo, se describe que para la comercialización de los productos resultantes de carne con hueso la forma de fraccionar las medias reses “debe contemplar los cortes tradicionales, respetando la integridad anatómica de las piezas cárnicas, con la finalidad de mantener su valor monetario en el momento de su comercialización en la carnicería, evitando afectar zonas donde se encuentran cortes apreciados por los consumidores”.

Por último, en la resolución se invita a las provincias y la ciudad de Buenos Aires “a dictar las normas concordantes, en el ámbito de su competencia, para la adecuación y cumplimiento de la presente normativa”.

La Nación

Ver Más

Actualización del sistema de vigilancia y notificación de enfermedades animales

Con la publicación en el Boletín Oficial de su Resolución 153/2021, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) actualizó su Sistema Nacional de Notificación de Enfermedades Animales, una herramienta fundamental que recopila la información necesaria para delinear estrategias sanitarias para prevenir, controlar y erradicar enfermedades animales.

La normativa contempla criterios y herramientas actuales para la notificación de enfermedades animales y su registro para facilitar y optimizar dicho proceso y disminuir el grado de sub-notificación.

Numerosas enfermedades que afectan a los animales tienen impacto en la producción ganadera, en la salud animal y pública y en la conservación de la biodiversidad. En consecuencia, la notificación de enfermedades animales constituye un requisito indispensable para el reconocimiento de los sistemas sanitarios y para el acceso y sostenimiento de los mercados internacionales de productos y subproductos argentinos.

Además, la República Argentina, como país miembro de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), tiene el compromiso de comunicarle la aparición de enfermedades notificables, así como también a los países con los que comercia animales y productos derivados.

La nueva resolución enumera, en diferentes listas, aquellas enfermedades sobre las cuales el Senasa debe recabar información. La primera lista incluye a las enfermedades de notificación inmediata, algunas de ellas ausentes en la República Argentina como fiebre aftosa, peste porcina africana o influenza aviar; otras con alto impacto en el comercio internacional; y otras presentes, con importantes consecuencias en la salud animal y/o humana, como rabia paresiante o carbunclo.

Además de listarse los nombres de las enfermedades y sus agentes etiológicos, la Resolución menciona los signos clínicos principales de cada una, de manera que veterinarios/as privados/as y productores/as puedan conocer en qué situaciones deben dar aviso al Senasa.

Al recibir la notificación de una sospecha sobre la ocurrencia de una enfermedad de notificación inmediata, el Senasa es responsable de aplicar las medidas de prevención y control necesarias para evitar su dispersión, hasta descartar o confirmar su presencia. En caso de confirmarse, se deben implementar además las medidas sanitarias correspondientes para controlar la enfermedad lo antes posible y minimizar las consecuencias negativas en la producción, en la salud animal y humana y en el comercio internacional.

A partir de esta actualización, se espera poder incrementar la recopilación de información necesaria para delinear estrategias sanitarias para prevenir, controlar y erradicar enfermedades con impacto en la producción ganadera, la salud animal, la salud pública y la biodiversidad.

Para notificar la sospecha de una enfermedad detectada en animales, se pueden utilizar los siguientes canales:

En las oficinas del Senasa–comunicándose personalmente o por teléfono. A través de la app “Notificaciones Senasa”, disponible en Play Store. Enviando un correo a notificaciones@senasa.gob.ar

La actuación inmediata permite minimizar las consecuencias, optimizar la intervención y controlar enfermedades antes de que se diseminen.

Ver Más

Se hundió una balsa y se ahogaron decenas de novillos

El hecho ocurrió en el puerto de la localidad entrerriana de Gualeguay cuando la embarcación se aprestaba a realizar la descarga del ganado proveniente de una isla.

En Gualeguay, provincia de Entre Ríos, una balsa que traía novillos de exportación de una isla del río Gualeguay hacia el puerto Ruiz de esa localidad, se dio vuelta cuando realizaba la descarga de los animales en el embarcadero. Decenas de novillos se ahogaron. En tanto, los dos tripulantes de la embarcación se salvaron, pero uno tuvo heridas de consideración. Hasta el momento no trascendió el nombre del dueño del ganado.

Según pudo reconstruir LA NACION, todo empezó cuando la embarcación se acercó al embarcadero y de a poco comenzaron a descender los novillos a tierra. Mientras los balseros abrían las distintas puertas de descarga, los animales que aun quedaban en la embarcación se recostaron hacia el lado inverso de la salida y la desbalancearon. La balsa se dio vuelta en poco tiempo.

En esa misma maniobra el barco también arrancó por completo el embarcadero. Algunos animales pudieron nadar hasta la costa pero otros se ahogaron. Según pudo saber LA NACION, el barco se encontraba en perfectas condiciones y había estrenado hace solo cinco meses.

La Nación

Ver Más

La cría, en su mejor momento en 10 años

“Con el precio del ternero en torno a los $220, la cría vive su mejor momento de los últimos 10 años. Si lo comparamos en términos reales contra los últimos cinco marzo, incluyendo la inflación, estamos un 45% arriba del promedio”.

Así se refirió Diego Ponti, responsable de ganadería de AZ-Group. Indicó que es un momento para la toma de decisiones por parte de los criadores. “La número uno es vender, ajustado por cuestiones biológicas de achique de campo y aprovechando los buenos precios para cubrir compromisos en pesos. Además, por qué no animarse al dólar bolsa, que cotiza por debajo del dólar oficial con impuestos, como refugio de valor. Otra cuestión interesante puede ser retener y avanzar en pases ganaderos, es decir, seguir hacia adelante sumando y metiendo más kilos”, destacó.

Sin embargo, el especialista alertó que hay que tener cuidado con la posibilidad de caída. “Los modelos de recría nos dicen que las recrías cortas, de unos cinco meses para salir con terneros de 270 kilos al mercado encuentran una rentabilidad prácticamente nula porque ese kilaje es uno de los que más se pincha a la hora de evaluar los precios”, describió.

“Una segunda recría que puede ser más larga hasta fin de año, con pasturas y verdeos, los resultados nos dan mucho mejor, con un animal final de 340 kilos que además tiene la oportunidad de ser el insumo principal para feedlot de exportación”, añadió.

Otra cuestión que analizó el especialista como opción es la venta de terneros para que, con ese capital, comprar vaquillonas livianas, en vista al crecimiento en vientres o comprar vientres preñados. “Más allá de la coyuntura, hay algunas cuestiones estructurales que incentivan a quedarse en el negocio, como la producción de ternerosEste año seguramente estará por debajo del año pasado y el que viene por debajo de este, con lo cual la oferta será bastante inelástica. Así, si mejora la economía probablemente se obtengan buenos precios para la cría de aquí en adelante”, anticipó.

En cuanto a las exportaciones argentinas de carne, el analista de mercados ganaderos Francisco Ravetti indicó que en febrero se exportaron 64.000 toneladas res con hueso, un 7% por debajo de lo que fue enero, siendo esta la tercera caída mensual consecutiva. “Sin embargo, la cifra es un 25% mayor a lo que fue en febrero 2020. En el acumulado de 12 meses se alcanzó un nuevo récord de 920.000 toneladas. Por otra parte, si se miran las importaciones de China, en los primeros dos meses del año importó 350.000 toneladas de carne vacuna, un 28% más que hace un año atrás y se espera que en 2021 esa tendencia siga creciendo”, concluyó.

La Nación

Ver Más

Un paseo por la intimidad de un campo de cría Rústico

El lunes 15 de marzo Rústicos realizará su primer Día de Campo como lanzamiento de las actividades de su octavo año. Como antesala del “Especial del Destete” -el primer remate de los cuatro de 2021 se invita a una recorrida por la Estancia Malele, de Arandú S.A., en Dolores. “Queremos mostrar el impacto positivo de la genética y el manejo en un campo con limitaciones”, explica Sergio Amuchategui.

Sorprender, redoblar la apuesta, innovar. Ese es el ADN de Rústicos. Entonces, después de un 2020 consagratorio a partir de la irrupción de los remates televisados obligados por la pandemia, este 2021 empezará con una novedad: se viene el Día de Campo, el primero que realizará este colectivo ganadero gestado hace ocho años en la zona de Tres Arroyos y que se transformó en una marca nacional.

La cita es el lunes 15, a partir de las 10 horas, en la Estancia Malele de Arandú S.A. en Esquina de Crotto, en la Bahía de Samborombón. Y la propuesta tendrá el sello de Rústicos, porque la intención es escapar del formato típico de este tipo de jornadas y mostrar “la cocina” de un campo de cría con limitantes y el impacto positivo de la genética y el manejo.
“Decidimos abrir las puertas de la estancia y de Rústicos, y mostrar lo que hace Federico Vizzolini y su equipo de trabajo. No haremos charlas técnicas ni talleres, expondremos en una recorrida en la que veremos 4000 vientres y 200 toros, cómo es el manejo en un campo de cría que tiene sus complejidades y en el que se plasma el concepto de Rústicos: las limitantes no son un obstáculo para tener buenas vacas si se invierte en genética, se apuesta a producir más kilos y se trabaja buscando la eficiencia”, explica Sergio Amuchategui, el consignatario que comanda la propuesta junto a todo el equipo de la prestigiosa consignataria Alfredo S. Mondino.

El Día de Campo en Malele será la antesala de la primera gran cita que ofrecerá Rústicos en el año, el remate “Especial del Destete”, el próximo lunes 12 de abril en la Sociedad Rural de Tres Arroyos. La agenda continuará con el evento “Vientres Premium”, el viernes 25 de junio; con el ya clásico remate “Máxima Selección Genética”, el martes 7 de septiembre; para cerrar con el “Especial de Fin de Año”, el sábado 20 de noviembre.

Una estancia para ver

Malele es un establecimiento ubicado en plena cuenca del Salado, en la Bahía de Samborombón, se trata de un campo de cría de más de 12.000 hectáreas y que presenta mucha complejidad de manejo. “Es un campo difícil por sus limitantes. Dentro de lo que es cría, es un campo de 5 o 6 puntos. Y en base a eso queremos mostrar y analizar por qué se hace lo que se hace, se apuesta a la genética, a un determinado tipo de animal. La firma Arandú viene invirtiendo en toros desde hace muchos años, por ejemplo, y ver un rodeo de 200 reproductores que se usan en los servicios a campo es muy interesante porque no es algo que abunda”, describe Sergio.

“Son más de 4000 vientres de muy buena calidad, divididos en unos 12 rodeos. Y hoy las vacas son unos tanques impresionantes con unos terneros tremendos”, agrega. “Es todo muy interesante para mirar y analizar”, completa.
“La clave del éxito es el equipo de trabajo, compuesto por ocho personas. El veterinario Ariel D’Angelo es el encargado desde hace 23 años y entre los que lo acompañan hay algunos que se han criado en la estancia. Se trata de gente con mucha experiencia y mucha sapiencia”, asegura Amuchategui.

Ida y vuelta

El Día de Campo es abierto a todo público y está apuntado a los criadores en general y para todos los amantes de la ganadería. Pero Sergio destaca que “también es un propuesta muy interesante para nuestros clientes con campos en Córdoba, San Luis, Mendoza y La Pampa, que adquieren nuestros vientres y la genética de Rústicos, para que vengan a ver nuestra idea y cómo se trabaja”.

El menú de la jornada incluye una recorrida observando los rodeos de vacas y de toros, para regresar al casco para un almuerzo y luego escuchar de boca de Juan García, el director técnico de la estancia y de Rústicos, cómo lleva a cabo la selección de los rodeos y el trabajo que se viene haciendo. Además, van a estar a la vista de todos algunos de los toros que habrá para venta y que participarán en las distintas exposiciones.
Después será el turno de lo más interesante a los ojos de Sergio: se abrirá un debate y un intercambio de opiniones sobre todo lo observado. “La idea es que haya un ida y vuelta, porque está planteado como un encuentro entre criadores, y en base de lo que veamos ir desglosando y analizando distintas cuestiones. No es que venimos a un establecimiento modelo y los visitantes serán simples espectadores. Vamos a estar en un campo de cría que mostrará cómo produce y observaremos cosas que están bien y cosas que se pueden mejorar”, dice.

El mentor de Rústicos insiste en que el objetivo del Día de Campo no es mostrar la excelencia “sino que la gente pueda ver el impacto del manejo y la genética más allá de que el campo sea 10 o 5 puntos. Tal vez le podamos aportar ideas y conceptos importantes a alguien que se está iniciando o a alguno al que le dicen que no se puede”.

Con ustedes, Rústicos
También después del almuerzo se van a mostrar los números de Rústicos en sus ocho años de trayectoria y se contará cómo es el proyecto, cuál es la idea de este colectivo ganadero que hoy tiene bajo su paraguas más de 15 criadores y cabañeros trabajando bajo el mismo concepto. “Más allá de que cada uno lo haga con su estilo y su impronta, todos van en la misma dirección, en busca de ser más eficientes y lograr una ganadería más rentable”, cuenta Sergio.
En el cierre aporta otro dato que le suma más argumentos para decir presente el lunes 15 en Esquina de Crotto: “Arandú es una muy buena vidriera porque ha comprado muchos vientres en Rústicos, de las firmas de Podlesker, de Lebeck, de Groenenberg, de El Volcán, y ahora está la posibilidad también de ver cómo están esas vacas, cómo se han adaptado, teniendo en cuenta que vienen de otras zonas, de campos superiores”.
Rústicos pone primera y el menú es tentador por dónde se lo mire, una muestra de eso es que el equipo de la consignataria Alfredo S. Mondino llegará con representantes y productores de distintas zonas productivas. Tampoco es casual que ya hayan confirmado su presencia en Malele el presidente de la Asociación Argentinas de Angus, Alfredo Gusmán, y algunos de los criadores más importantes de la raza.
La invitación está hecha.

Un nuevo año, el mismo desafío: buscar la excelencia
“El desafío para este 2021 es el que tenemos todos los años, mejorar, ser más eficientes, ser mejores. Y buscar la excelencia de los productos que se vendan en los cuatro remates de Rústicos”, dice Sergio Amuchategui a la hora de referirse al objetivo que se busca en el octavo año de Rústicos.
“En ese trabajo de la búsqueda de la excelencia es donde se van obteniendo los resultados. Siempre tenemos cosas pendientes. Es una constante, uno nunca puede decir ‘ya llegué’. Uno debe tratar de mejorar más, de pulir los detalles”, agrega.

“Nosotros tratamos de estar siempre a la vanguardia. En lo que es producción intentamos vender un vientre que sea productivo, que sea rentable, que le sirva al comprador que decide invertir”, explica. A eso se le suma la voluntad y la predisposición para brindar el servicio adecuado una vez concretada la venta. “Buscamos estar encima del que compra, de hacer un seguimiento, solucionar lo que hicimos mal y tratar de ir aprendiendo año tras año. Porque siempre hay cosas por mejorar”.

Para cerrar el concepto, Amuchategui usa una de sus frases de cabecera: “Nosotros competimos contra nosotros mismos, es como el que juega al golf, que juega contra la cancha. Y en ese jugar contra la cancha una va mejorando”.


Ver Más