Una tendencia que viene en aumento

14/12/2021 – Si bien las recrías han comenzado a consolidarse en los últimos años, durante el presente ciclo se ha visto particularmente acentuado.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

De acuerdo al último informe de Rosgan, la recría representa un eslabón en la cadena de desarrollo del animal que, muchas veces, queda difusa, en especial confundida con una invernada, dependiendo del grado de intensificación que se adopte durante el proceso. Lo cierto es que durante la recría de un animal se producen importantes cambios a nivel metabolismo, así como en el tipo y proporción de los tejidos que se desarrollan, que luego resultan determinantes al momento de incorporar mayores kilos en la faena.

En general se considera recría a partir del destete del ternero y hasta el momento en que el animal llega a un peso vivo a partir del cual están en condiciones de ser sometidos a una dieta más intensiva para su terminación. Esto considerando solo la recría con destino a engorde y faena, diferente a la recría de hembras con fines reproductivos cuyo acompañamiento se da hasta el momento en que esa hembra esté en condiciones de recibir su primer servicio. 

En ocasiones, debido a la sequía o a la falta de liquidez financiera de los criadores, las recrías comienzan con destetes anticipados que posteriormente son sometidos a ofertas forrajeras deficientes en cuanto a lo nutricional y altamente condicionadas por los ciclos naturales de producción. Bajo este tipo de manejo, la recría muchas veces queda asociada a una alternativa barata y de baja inversión que permite cubrir este tipo de necesidades estacionales. Sin embargo, algo está cambiando en esta concepción que hoy comienza a verse como una aliada clave para lograr una producción de animales llegando con más kilos a la faena.

El estancamiento o falta de crecimiento del stock nacional en los últimos años, y la consecuente disminución de la oferta de terneros y terneras para engorde torna inevitable la necesidad de aumentar el peso de faena para poder sostener e incluso recuperar volumen de producción.

Este año donde la oferta de terneros y terneras fue de 650 mil animales menos que los obtenidos durante la zafra pasada, el número de novillitos y vaquillonas que han llegado a faena se contrajo en similar proporción, resultando hasta el momento en una pérdida de unas 110 mil toneladas de carne vacuna, considerando solo lo proveniente de estas dos categorías, donde el peso medio de faena apenas mejoró en menos de un 2%. Si bien las recrías han comenzado a consolidarse en los últimos años, durante el presente ciclo se ha visto particularmente acentuado.

De acuerdo a los datos de movimientos de hacienda que informa el SENASA, de enero a noviembre de este año se registró el traslado de 17,3 millones de animales con destino a campos de cría e invernada. De este total, sólo 2,9 millones han ingresado a establecimientos de engorde a corral para su terminación mientras que el resto (14,4 millones) permaneció a campo, por supuesto, con diferentes grados de suplementación.

Estos mismos datos, dos años atrás, en 2019, mostraban un movimiento total de animales, 17,25 millones de bovinos, de los cuales 3,9 millones tenían por destino otros establecimientos de engorde a corral. Es decir que, en los últimos dos años, el feedlot pasó de representar el 22,5% de todo el movimiento de hacienda de invernada, a capturar sólo un 16,9% este año. En términos absolutos, esto representa un pasaje de nada menos que 1 millones de animales que antes ingresaban a los corrales y hoy permanecen en los campos, prolongando sus recrías e invernadas de base pastoril.

Un aspecto fundamental a tener en cuenta es la eficiencia productiva que se logra en este tipo de sistemas. Mediante la intensificación de las recrías es posible pasar de vender un producto terminado de 300/320 kilos a 400 kilos o más, ganando kilos a menor costo. Es decir que, esto no solo implica un incremento en la producción de carne por animal en stock, sino que también resulta más eficiente en materia de costos de alimentación, tan importante para el engorde ante este nuevo nivel de valores de los granos que no pareciera tener mucho margen para ceder en el mediano y largo plazo.

Asimismo, otra de las ventajas que aporta la recría es la flexibilidad a la hora de definir la terminación y destino del producto final. Esto es, un animal recriado puede ingresar al feedlot para su terminación final habiendo ganado previamente kilos en desarrollo muscular y peso de carcasa a pasto o bien continuar en un ciclo completo que terminará en un novillo pesado con destino exportación.

Actualmente los pesos medios de faena en Argentina rondan los 230kg por res, habiendo crecido cerca de 3kg en el último año. Aun así, todavía se encuentran muy lejos de los pesos medios logrados por nuestros vecinos, Uruguay y Brasil, con faenas en torno a los 260kg e incluso Paraguay con promedios cercanos a los 245kg por res.

Por último, trabajar con sistemas que permitan lograr animales más pesados, otorga además una mayor versatilidad para adaptar el producto final a lo que esté buscando la industria frigorífica, conforme las oportunidades que presente su demanda.

BCR News

Ver Más

¿Qué es el Pacto Verde Europeo y qué impacto podría tener sobre nuestras exportaciones?

13/12/2021 – La urgencia de los funcionarios y, en muchos casos, el desconocimiento del sector de ganados y carnes, hace difícil un diálogo que logre soluciones de mediano y largo plazo.

http://lacesira.net/productos/

¿Por qué en ganadería se necesita pensar a mediano y largo plazo? Porque es una producción biológica que requiere respetar sus propios tiempos para aumentar la producción. A diferencia de una fábrica de tornillos en la cual, si existe la decisión empresaria, solo hay que aumentar las horas de trabajo para aumentar la producción, una vaca necesita nueve meses para darnos un ternero. Y si nos regimos por el índice de destete nacional, por cada 100 vacas en servicio se obtienen 65/70 terneros/año. Además, debemos contemplar el período de lactancia hasta el destete.

Aquellos que analizamos este sector desde hace muchos años estamos convencidos de que la única forma de evitar que el precio relativo de la carne vacuna suba sistemáticamente, es a través del aumento de la producción ganadera. Ahora, para sacar al sector del estancamiento de décadas y que la oferta crezca de forma sostenida en el tiempo, necesitamos en primera instancia previsibilidad en el mediano y largo plazo.

En este sentido, lo expresado por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, luego de la reunión con algunos representantes de la cadena de carnes, respecto de la necesidad de aumentar la producción ganadera para elevar la producción de carne, generando así más oferta para consumo y exportación, es una muy buena noticia para productores, industriales y consumidores.

Sustentable

Al respecto, entendemos que para aumentar la producción de carne de manera sustentable el sector necesita un horizonte previsible para los próximos cinco años. Una forma de generar esa confianza puede ser aplicada directamente y sin dilación, por el Ministerio de Agricultura, con una resolución que incremente el peso de faena (reducido en 50 kg de un día para el otro por el gobierno anterior sin sustento en la producción).

A nuestro juicio, la medida debería implementarse de manera escalonada, para evitar la caída instantánea de la oferta y brindar previsibilidad, hasta llegar a un peso mínimo de faena de 400 kg. A modo de ejemplo, pensemos que si este mes el Sr. Ministro firmara una resolución en la que dispone que a partir del 1ro. de junio de 2022 el peso mínimo de faena será de 320 kg vivo, que a su vez aumentará en 20 kilos cada 6 meses hasta llegar a un peso mínimo de 400 kilos, con nuestra faena promedio de 12 millones de cabezas anuales, en 2 años y medio habremos aumentado la producción de carne en 600.000 toneladas con el mismo stock ganadero que tenemos en la actualidad.

Esas 600.000 toneladas equivalen al 20% de la producción de los últimos 20 años, y si se distribuye en la misma proporción actual entre consumo y exportación (75/25), ese aumento de la producción aportaría 450.000 toneladas al consumo y 150.000 a la exportación de un modo simple que no requiere de recursos económicos por parte del Estado, ya que no se trata ni de un subsidio ni de una quita impositiva.

La carne no puede “bajar inmediatamente” como quieren los funcionarios, porque los ciclos biológicos no lo permiten. Pero existen medidas positivas que pueden adoptarse.

Este es el momento indicado para recuperar el peso de faena dado que las actuales condiciones macroeconómicas generaron la recuperación de las recrías largas para ingresar animales más pesados a los corrales.

Es decir, la modificación de la norma publicada con 6 meses de anticipación permitiría a todos los actores de la cadena cumplirla, sin que se produzca desabastecimiento y al mismo tiempo les daría a los productores un horizonte de futuro para que sigan apostando por el aumento de la producción.

Finalmente, también es bueno recordar que una política que fomente el aumento de la producción no implica favorecer a los grandes terratenientes a expensas del pueblo. En absoluto. La oligarquía ganadera es cosa del pasado. En nuestro país hoy existen 220.000 productores ganaderos, de los cuales 165.000 son pyme. Pero no están solos, porque el sector de ganados y carnes también lo integran 4300 matarifes y frigoríficos, 60.000 carnicerías y, sobre todo, 45 millones de consumidores que pagan, cuando pueden, los precios al público.

Miguel A. Schiaritti
El autor es presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de las Carnes de la República Argentina (Ciccra)
La Nación

Ver Más

Cómo obtener 30 por ciento más de carne por hectárea a partir del pastoreo de alfalfa

10/12/2021 – Investigadores del INTA diseñaron un sistema que asegura una adecuada conservación del forraje y aumenta la producción de carne.

http://www.simone.com.ar/

Las pasturas de alfalfa cumplen un rol central en la alimentación de los rodeos ganaderos, debido a que permiten asegurar una buena oferta de forraje para los sistemas pastoriles durante la primavera, verano y el otoño. Por esto, un equipo de investigadores del INTA, brinda algunas pautas para optimizar el manejo del pastoreo, lo que permitirá obtener la mayor cantidad y calidad de pasto posible y, a la vez, lograr hasta un 30 % más de producción de carne por hectárea.

En la Argentina, la recomendación tradicional utilizada para el manejo de la alfalfa, durante la primavera-verano es pastorear bajo un manejo rotativo e ingresar con los animales a las parcelas cada vez que se logra el 10 % de floración. Se trata de práctica desarrollada en América del Norte para sistemas que se dedican a la conservación de forraje (heno, silaje).

Sin embargo, Germán Berone y Cecilia Sardiña, ambos investigadores del INTA Balcarce y General Villegas, respectivamente, junto con DerrickMoot, investigador y profesor de la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida de Lincoln –Nueva Zelanda– avanzaron en el diseño de una nueva forma de manejo adaptada a las condiciones de la región pampeana que permitió obtener la mayor cantidad y calidad de pasto posible y, a la vez, lograr hasta un 30 % más de producción de carne por hectárea.

En primavera se debe comenzar a pastorear anticipadamente a cualquier signo visible de floración –entre 15-20 centímetros de altura– y luego se debe mantener una frecuencia o vuelta de pastoreo entre franjas de modo tal que la altura pre-pastoreo no supere los 30-40 centímetros de altura”, asegurando un remanente de 5-7 cm, explicó Berone.

De este modo, un pastoreo frecuente y una altura y biomasa pre-pastoreo no excesivas determina que en el remanente post-pastoreo haya presencia de hojas con alta capacidad fotosintética y muchos tallos que facilitan un rápido rebrote de la pastura, a la vez que evitan el uso de reservas de C y N de las raíces para el próximo rebrote. “Esto nos asegura una adecuada producción de forraje, sin verse afectada la persistencia de las plantas”, puntualizó Sardiña.

De hecho, un estudio realizado en el INTA General Villegas, en el que se compararon ambas estrategias de manejo (“nuevas pautas de manejo” vs. “10 % floración”) durante dos ciclos productivos de invernada (2014/2015 y 2015/2016), demostró que con la nueva pauta de manejo se incrementó hasta un 30 % la producción de carne por hectárea. Asimismo, la persistencia de las pasturas no se vio afectada por los tratamientos debido a que ambos mostraron similar densidad de plantas al finalizar el experimento.

Estos resultados obtenidos en INTA Villegas son respaldados por los obtenidos en el módulo de Producción Intensiva de Carne (invernada), ubicado en la Reserva 7 del INTA Balcarce. En este módulo, las pasturas que contienen Alfalfa que se manejan utilizando estas pautas y esto ha contribuido a la obtención de excelentes resultados en cuanto a productividad, alcanzando los 1000 kilos de carne por hectárea al año.

De acuerdo con Sardiña, esta nueva forma de manejo, no sólo genera un mayor aumento en la producción de carnes, sino que también, representan un beneficio ambiental, ya que la alfalfa es una de las leguminosas más importantes debido a que por sus niveles de productividad realiza importantes aportes de C y N a los sistemas.

Clarín Rural

Ver Más
Media Res

Postergarán el inicio de una histórica medida para la carne

09/12/2021 – Aunque el Gobierno ratificó el cambio del sistema, el comienzo formal de la comercialización por trozos desde los frigoríficos a los comercios minoristas, que iba empezar en enero próximo para reemplazar la media res, quedará para más adelante. Pedirán planes de adecuación a las empresas.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

El Gobierno prorrogará la entrada en vigencia de una medida para reemplazar la comercialización por media res de carne para darle lugar a la distribución por trozos. Si bien el Ministerio de Agricultura ratificó ayer la decisión de cambiar el sistema para darle paso al troceo, el inicio quedará para más adelante. En tanto, se irán exigiendo planes de adecuación a las plantas frigoríficas.

En abril pasado, con la resolución 4, los Ministerios de Agricultura, de Desarrollo Productivo y de Trabajo dispusieron que desde el 1° del mes próximo la salida de carne al comercio minorista solo se realice en trozos individuales de no más de 32 kilos.

En ese momento el Gobierno estableció como uno de los fundamentos del cambio “modernizar la cadena de distribución de carnes en medias reses para pasar a una distribución por trozos anatómicos de menor peso que le permita a los abastecedores realizar una mejor asignación de los trozos de acuerdo a las necesidades de cada mercado minorista”.

Además, destacó la necesidad de “cuidar del bienestar físico de los trabajadores del sector cárnico evitando que transporten con su cuerpo medias reses de pesos muy superiores a los convenios y a la OIT”.

Si bien hay medias reses más pesadas, para el consumo local pueden ir de los 85-90 kilos a 130 kilos.

La norma en ese momento fue bien recibida por exportadores que creen en la necesidad de una comercialización más eficiente incluso con el cuarteo. En tanto, otros sectores de la cadena comercial alertaron que implicaba la necesidad de hacer inversiones en las plantas frigoríficas no preparadas para ello e incluso para el transporte, ya que los camiones están acondicionados para llevar la media res.

Ayer, en una reunión que el ministro Domínguez mantuvo con integrantes de la cadena de la carne, el tema del troceo estuvo en agenda. Allí, el funcionario, según pudo reconstruir La nación, habló de la necesidad de que se avance hacia una comercialización más eficiente.

Créditos

Sin embargo, ante la inminente fecha formal para la entrada en vigor de la norma, esta se postergará. Al respecto, fuentes oficiales señalaron que “se prorroga” y que se realizará “un estudio objetivo” para el mediano plazo. No está definida la fecha de la instrumentación.

En tanto, se buscaría la forma de canalizar una ayuda financiera para las firmas que requieran hacer inversiones y adaptaciones. Vale recordar que la misma resolución de abril pasado establecía que la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores iba hacer programas de asistencia financiera.

“El Gobierno ratificó la decisión de cambiar el sistema (de media res al troceo) y va a empezar a pedir planes de adecuación”, señaló Daniel Urcía, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (Fifra). Añadió que los planes de adecuación se solicitarán en línea a que desde el 1° del mes próximo estarán disponibles los créditos para ello.

“Acompañamos la decisión de proteger al trabajador. Creemos que en aquellos lugares donde están las condiciones para que el trabajo no se haga manual (de cargar la media res), ahí no hay problema si es media res o troceo”, dijo Urcía.

Fuentes del sector privado que participaron del encuentro de ayer con Domínguez valoraron, más allá de este tema, haber visto en el funcionario interés para que la cadena trabaje de manera articulada en asuntos como estos.

“Fue una buena reunión, hay un compromiso”, dijo una fuente. Agregó que el funcionario habló de que el sector, para producir más carne, requiere agregar más kilos por animal.

En este contexto, se señaló que habrá créditos, como para la adquisición de genética, algo que mañana el ministro dará a conocer en una reunión con la Mesa de Enlace por el cepo a la exportación, que se flexibilizará.

Fernando Bertello
La Nación

Ver Más

Valores récord con tendencia sostenida para la próxima zafra

09/12/2021 – A pesar de la mejora registrada en los valores del gordo durante el último mes, los precios de la invernada siguen corriendo la vara para el engorde, cuyos números continúan sin cerrar.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

Según el último informe de Rosgan, estacionalmente, noviembre y diciembre suelen ser meses de valores elevados para la invernada puesto que la oferta de terneros comienza a escasear y la demanda puja para no quedar desabastecidos previo a la próxima zafra.

Pero en los últimos años no solo ha primado aquí una cuestión de cobertura operativa, es decir, aquella que permite sostener los niveles de actividad, sino que uno de los principales impulsores de esta demanda es la necesidad de mantener una posición de compra que evite el hecho de quedar descubiertos ante eventuales correcciones devaluatorias. En efecto, en los últimos 10 años, los períodos en los que se observa una clara tendencia alcista en el precio de los terneros coinciden precisamente en momentos de elevada expectativa devaluatoria, ante ampliaciones significativas de la brecha cambiaria.

En el último mes, el valor del ternero en ROSGAN marcó un promedio de $288,7 el kilo, lo que equivale a una suba del 83% respecto de noviembre de 2020, a valores corrientes. Medido en moneda constantes, el valor promedio alcanzado en el mes de noviembre es un 36% superior al promedio de los últimos 10 noviembres. En tanto que, si tomamos el promedio acumulado desde comienzo de año ($261) la mejora contra el valor medio de la última década se ajusta al 29% lo que implica que la mayor suba de valores se produjo de manera más pronunciada en los últimos meses, septiembre en adelante.

Claro está que no todo es atribuible a una cuestión de expectativas, sino que también entra en juego la escasez real de oferta que existe este año en el mercado De acuerdo a los datos de stock bovino al 31 de diciembre de 2020, sabemos que este año comenzó con un faltante estructural de 657 mil terneros y terneras menos, comparado con los casi 15 millones de cabezas contadas un año atrás.

Si analizamos el número total de animales trasladados con destino a Invernada y a Cría, observando la distribución mensual de los mismos en comparación con años anteriores notamos que este año, el mayor bache de oferta real de este tipo de hacienda se dio en el mes de mayo (unos 500 mil animales menos que en 2020), en plena disrupción de la actividad comercial tras conocerse las primeras medidas de cierre de exportaciones. A partir de entonces, el movimiento de hacienda continúo mostrando un comportamiento muy ajustado a su patrón normal, aunque nunca llegó a compensar plenamente aquel faltante. De acuerdo a la estadística del SENASA, de enero a noviembre de este año se registraron traslados de terneros/as por 8.988.063 cabezas, 422 mil menos que en igual período, un año atrás.

Hasta el mes de julio inclusive, fecha en la que se discontinuó la publicación de traslados por categoría con destino a establecimientos de engorde a corral, la proporción de terneros/as trasladados a este tipo de establecimientos había descendido al 16%, comparado con el 20% a julio de 2020 y el 22% en igual período de 2019. Esto es una tendencia que comienza a consolidarse, ante un escenario de costos crecientes -granos, energía, estructura en general- y criadores que tienen a extender las recrías como una forma de avanzar hacia la etapa de engorde, agregando kilos y valor adicional a su producto.

La zafra de terneros 2022, nuevamente plantea una oferta de animales restringida. Menos vacas y vaquillonas en stock al 31 de diciembre de 2020 (-160 mil cabezas) y una primavera 2020 que para varias zonas ganaderas significó por segundo año consecutivo una temporada de servicios deficiente con caída en las tasas de preñez, podría llevarnos a un menor número de terneros destetados el próximo año o, al menos, un número similar que no permitirá descomprimir el faltante de hacienda para engorde registrada este año.

En este contexto, los valores con los que está cerrando el año la invernada, sumado a las perspectivas de una zafra que no pareciera ofrecer la posibilidad de recuperar nivel de oferta, generan expectativas de precios muy positivas para el próximo ciclo en el que el criador sería nuevamente uno de los eslabones más beneficiados de la cadena.

BCR News

Ver Más

Invernada: precios récord con tendencia sostenida para la próxima zafra

07/12/2021 – Los valores con los que cierra el año la invernada, generan expectativas de precios muy positivos para el próximo ciclo. En este contexto, el criador podría volver a ser uno de los más beneficiados de la cadena. El análisis de Rosgan.

http://lacesira.net/productos/

A pesar de la mejora registrada en los valores del gordo durante el último mes, los precios de la invernada siguen corriendo la vara para el engorde, cuyos números continúan sin cerrar.

Estacionalmente, noviembre y diciembre suelen ser meses de valores elevados para la invernada puesto que la oferta de terneros comienza a escasear y la demanda puja para no quedar desabastecidos previo a la próxima zafra.

Pero en los últimos años no solo primó una cuestión de cobertura operativa -aquella que permite sostener los niveles de actividad-, sino que uno de los principales impulsores de esta demanda es la necesidad de mantener una posición de compra que evite el hecho de quedar descubiertos ante eventuales correcciones devaluatorias.

En efecto, en los últimos 10 años, los períodos en los que se observa una clara tendencia alcista en el precio de los terneros coinciden precisamente en momentos de elevada expectativa devaluatoria, ante ampliaciones significativas de la brecha cambiaria.

Evolución del precio del Ternero ROSGAN, expresado en moneda constante equivalente a octubre de 2021, deflacionados por el Índice de Precios Mayoristas (INDEC) comparado con la brecha cambiaria entre dólar oficial (BNA) y dólar informal

Evolución del precio del Ternero ROSGAN, expresado en moneda constante equivalente a octubre de 2021, deflacionados por el Índice de Precios Mayoristas (INDEC) comparado con la brecha cambiaria entre dólar oficial (BNA) y dólar informal

En el último mes, el valor del ternero en Rosgan marcó un promedio de $288,7 el kilo, lo que equivale a una suba del 83% respecto de noviembre de 2020, a valores corrientes. Medido en moneda constantes, el valor promedio alcanzado en el mes de noviembre es un 36% superior al promedio de los últimos 10 noviembres. En tanto que, si tomamos el promedio acumulado desde comienzo de año ($261) la mejora contra el valor medio de la última década se ajusta al 29% lo que implica que la mayor suba de valores se produjo de manera más pronunciada en los últimos meses, septiembre en adelante.

No todo es atribuible a una cuestión de expectativas, sino que también entra en juego la escasez real de oferta que existe este año en el mercado.

De acuerdo a los datos de stock bovino al 31 de diciembre de 2020, este año comenzó con un faltante estructural de 657 mil terneros y terneras menos, comparado con los casi 15 millones de cabezas contadas un año atrás.

Si se analiza el número total de animales trasladados con destino a Invernada y a Cría, observando la distribución mensual de los mismos en comparación con años anteriores notamos que este año, el mayor bache de oferta real de este tipo de hacienda se dio en el mes de mayo (unos 500 mil animales menos que en 2020), en plena disrupción de la actividad comercial tras conocerse las primeras medidas de cierre de exportaciones. A partir de entonces, el movimiento de hacienda continúo mostrando un comportamiento muy ajustado a su patrón normal, aunque nunca llegó a compensar plenamente aquel faltante. De acuerdo a la estadística del Senasa, de enero a noviembre de este año se registraron traslados de terneros/as por 8.988.063 cabezas, 422 mil menos que en igual período, un año atrás.

Movimiento de terneros/as con destino a cría e invernada, en base a información generada por Senasa.

Movimiento de terneros/as con destino a cría e invernada, en base a información generada por Senasa.

Hasta el mes de julio, la proporción de terneros/as trasladados a este tipo de establecimientos había descendido al 16%, comparado con el 20% a julio de 2020 y el 22% en igual período de 2019. Esto es una tendencia que comienza a consolidarse, ante un escenario de costos crecientes -granos, energía, estructura en general- y criadores que tienen a extender las recrías como una forma de avanzar hacia la etapa de engorde, agregando kilos y valor adicional a su producto.

La zafra de terneros 2022 nuevamente plantea una oferta de animales restringida. Menos vacas y vaquillonas en stock al 31 de diciembre de 2020 (-160 el mes de mayo (unos 500 mil animales menos que en 2020), en plena disrupción de la actividad comercial tras conocerse las primeras medidas de cierre de exportaciones. A partir de entonces, el movimiento de hacienda continúo mostrando un comportamiento muy ajustado a su patrón normal, aunque nunca llegó a compensar plenamente aquel faltante. De acuerdo a la estadística del SENASA, de enero a noviembre de este año se registraron traslados de terneros/as por 8.988.063 cabezas, 422 mil menos que en igual período, un año atrás. mil cabezas) y una primavera 2020 que para varias zonas ganaderas significó por segundo año consecutivo una temporada de servicios deficiente con caída en las tasas de preñez, podría llevarnos a un menor número de terneros destetados el próximo año o, al menos, un número similar que no permitirá descomprimir el faltante de hacienda para engorde registrada este año.

En este contexto, los valores con los que está cerrando el año la invernada, sumado a las perspectivas de una zafra que no pareciera ofrecer la posibilidad de recuperar nivel de oferta, generan expectativas de precios muy positivos para el próximo ciclo en el que el criador sería nuevamente uno de los eslabones más beneficiados de la cadena.

María Julia Aiassa
Rosgan
Agroclave

Ver Más

Pautas para optimizar el manejo del pastoreo de la alfalfa

06/12/2021 – Un estudio realizado por investigadores del INTA demostró que un pastoreo anticipado a la floración de la pastura permite incrementar hasta un 30 % la producción de carne por hectárea. Recomendaciones para obtener los mejores resultados.

http://lacesira.net/productos/

Las pasturas de alfalfa cumplen un rol central en la alimentación de los rodeos ganaderos, debido a que permiten asegurar una buena oferta de forraje para los sistemas pastoriles durante la primavera, verano y el otoño. Por esto, un equipo de investigadores del INTA, brinda algunas pautas para optimizar el manejo del pastoreo, lo que permitirá obtener la mayor cantidad y calidad de pasto posible y, a la vez, lograr hasta un 30 % más de producción de carne por hectárea.

En la Argentina, la recomendación tradicional utilizada para el manejo de la alfalfa, durante la primavera-verano es pastorear bajo un manejo rotativo e ingresar con los animales a las parcelas cada vez que se logra el 10 % de floración. Se trata de práctica desarrollada en América del Norte para sistemas que se dedican a la conservación de forraje (heno, silaje).

Sin embargo, Germán Berone y Cecilia Sardiña, ambos investigadores del INTA Balcarce y General Villegas, respectivamente, junto con DerrickMoot, investigador y profesor de la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida de Lincoln –Nueva Zelanda– avanzaron en el diseño de una nueva forma de manejo adaptada a las condiciones de la región pampeana que permitió obtener la mayor cantidad y calidad de pasto posible y, a la vez, lograr hasta un 30 % más de producción de carne por hectárea.

“En primavera se debe comenzar a pastorear anticipadamente a cualquier signo visible de floración –entre 15-20 centímetros de altura– y luego se debe mantener una frecuencia o vuelta de pastoreo entre franjas de modo tal que la altura pre-pastoreo no supere los 30-40 centímetros de altura”, asegurando un remanente de 5-7 cm, explicó Berone.

De este modo, un pastoreo frecuente y una altura y biomasa pre-pastoreo no excesivas determina que en el remanente post-pastoreo haya presencia de hojas con alta capacidad fotosintética y muchos tallos que facilitan un rápido rebrote de la pastura, a la vez que evitan el uso de reservas de C y N de las raíces para el próximo rebrote. “Esto nos asegura una adecuada producción de forraje, sin verse afectada la persistencia de las plantas”, puntualizó Sardiña.

De hecho, un estudio realizado en el INTA General Villegas, en el que se compararon ambas estrategias de manejo (“nuevas pautas de manejo” vs. “10 % floración”) durante dos ciclos productivos de invernada (2014/2015 y 2015/2016), demostró que con la nueva pauta de manejo se incrementó hasta un 30 % la producción de carne por hectárea. Asimismo, la persistencia de las pasturas no se vio afectada por los tratamientos debido a que ambos mostraron similar densidad de plantas al finalizar el experimento.

Estos resultados obtenidos en INTA Villegas son respaldados por los obtenidos en el módulo de Producción Intensiva de Carne (invernada), ubicado en la Reserva 7 del INTA Balcarce. En este módulo, las pasturas que contienen Alfalfa que se manejan utilizando estas pautas y esto ha contribuido a la obtención de excelentes resultados en cuanto a productividad, alcanzando los 1000 kilos de carne por hectárea al año.

De acuerdo con Sardiña, esta nueva forma de manejo, no sólo genera un mayor aumento en la producción de carnes, sino que también, representan un beneficio ambiental, ya que la alfalfa es una de las leguminosas más importantes debido a que por sus niveles de productividad realiza importantes aportes de C y N a los sistemas.

INTA

Ver Más

Semana clave para la carne: Domínguez se reúne con Manzur y luego con la Mesa de Enlace

06/12/2021 – El Gobierno busca diagramar el plan de exportación para el 2022; el jueves se realizará el encuentro con las cuatro entidades.

https://pourtauemilio.com.ar/modelo/alaskan

Se acerca el 31 de diciembre, fecha en que vence el decreto de las restricciones a la exportación de carne, y el Gobierno debe definir cómo será el año 2022. En este sentido, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, tiene a cargo la negociación con la Mesa de Enlace sobre la comercialización de carne al exterior.

El ministro encabezará una serie de reuniones para definir un plan para 2022. Este lunes mantendrá un encuentro con el jefe de Gabinete, Juan Manzur. Luego, recibirá a la Mesa de Enlace el jueves.

Además, este martes, los equipos técnicos de las entidades realizarán un encuentro con el personal del ministerio. El objetivo es intercambiar información y llegar a un acuerdo para el próximo año.

Exportaciones de carne

Esta semana será clave ya que el Gobierno dejó entrever que continuarán las restricciones  a partir del 1 de enero. Desde la Mesa de Enlace señalaron que sería una medida errónea y buscan llevar una propuesta superadora para convencer al ministro.

Desde la cartera entienden que la oferta ocupa un lugar destacado. “Tenemos que lograr mayor stock y peso por animal; esa es la política que le encomendó el presidente Alberto Fernández al ministro Domínguez, y es la política a la que vamos”, comentó el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jorge Solmi.

“Se aseguraría el cumplimiento de las cuotas Hilton, la cuota 481, la correspondiente a los Estados Unidos, Colombia, Chile e Israel, como también garantizar la exportación de un millón de vacas y toros categorías D y E, más conocidos como vacas conserva o manufactura. Además, se abriría una línea de créditos para impulsar la producción”, publicó Télam.

Agrofy News

Ver Más

Fuertes pérdidas económicas en un actor clave de la ganadería

30/11/2021 – En el sector de los feedlots (engordadores a corral) alertan sobre quebrantos que llegan hasta 10.000 pesos por animal; pedido al Ministerio de Agricultura.

http://lacesira.net/productos/

Luego de subas y bajas en las últimas semanas de la hacienda en pie en el Mercado de Liniers, el panorama que atraviesan los engordadores vacunos es muy preocupante. Con precios de la invernada a más de $300 (el ternero), sumado a costos con ajustes inflacionarios de manera constante y un dólar oficial que se mueve lentamente, los “feedloteros” no tienen un buen pronóstico hacia adelante.

En este contexto, el presidente de la Cámara Argentina de Feedlot (CAF), Juan Eiras, detalló las pérdidas en la actividad: ”Para la hacienda liviana se pierde por animal unos $5000, que por jaula pasan a ser $300.000. En tanto, para el animal más pesado esto aumenta hasta $10.000, que por jaula llega a más de $400.000, en pérdidas económicas”.

Vale recordar que, semanas atrás, en la plaza concentradora, la hacienda en pie había tenido importantes alzas que llevaron preocupación e inquietud al Gobierno por su inminente traslado al consumidor. Sin embargo, esa tendencia fue cambiando y los valores de las últimas ruedas bajaron, provocado por una menor presión en la demanda.

Eiras describió el escenario en el que se encontraba la actividad antes de la suba. “Veníamos mal y cuando la hacienda terminada comenzó a acomodarse en valores, la invernada tuvo un nuevo salto y volvió a desestabilizarse la actividad. Nos volvieron a correr el arco. Cuando comenzábamos a tener un escenario más favorable de venta, los terneros incrementaron su valor y de $250 se pasó a más de $300 el kilo. No es un número que cierra”, aseguró.

Explicó que desde hace tiempo la actividad maneja un número muy fino que, con solo un reacomodamiento de precios para diciembre, enero y febrero próximos que lleve al kilo vivo a $300 podría mejorar la situación actual.

“Esto directamente le pega a la productividad de carne en el mediano plazo porque se va a ver una producción menor, indefectiblemente”, dijo sobre la situación actual.

En este sentido, señaló que se “está comiendo hasta el pasto de las banquinas” en cuanto al sistema de producción para sostener engordes.

“Se va hacia un sistema mixto de ralentización de la producción y de retardo del ingreso a los corrales, con una mayor recría pastoril”, dijo.

En relación a la capacidad instalada de los feedlots, señaló que se está en un 55%, un piso para la época. La entidad que Eiras preside solo mide sus asociados, que son los más profesionalizados y eficientes.

“Fuera del circuito profesional se está en el 30% y muchos están totalmente parados. Otro dato llamativo es que de los profesionalizados, el 60% está en proceso de vaciado porque no llegan a reponer la mercadería que venden”, manifestó.

Según contó, los alrededor de 220 asociados tienen una capacidad de engorde de 1.100.000 animales pero que en la actualidad no alcanzan un total de 500.000 cabezas de todas categorías, tanto consumo interno como exportación.

En cuanto a los préstamos subsidiados por el Banco Nación (tasa del 25%, con un 5% subsidiada de tasa por la cartera de Agricultura), para aumentar la producción en el engorde a corral, señaló que fueron pocos asociados que tomaron el crédito.

“Se lo planteamos al ministro de Agricultura Julián Domínguez. El tema es que necesitamos ampliar el plazo de devolución de cuatro meses (120 días) y llevarlo a un año porque no termina de cerrarse un ciclo de engorde. Asimismo, elevar el importe máximo de otorgamiento de crédito: que de $10 millones pase al menos a $25 millones por cada establecimiento. El crédito es beneficioso pero no soluciona el problema, significan solo dos jaulas de hacienda”, afirmó.

Mariana Reinke
La Nación

Ver Más

US$20.000.000 y una compleja mudanza: los detalles del cierre del histórico Mercado de Liniers

19/11/2021 – El gobierno porteño pretende instalar en el predio de Mataderos un Parque Temático Gauchesco con un Polo del Asado; cuándo se hará efectivo.

https://www.ceva.com.ar/Especies-Productos/Rumiantes

Agosto había sido el mes apuntado para el traslado de la actividad del Mercado de Hacienda de Liniers al predio de Cañuelas donde la sede del Mercado Agroganadero (MAG) está prácticamente lista, aunque con algunas demoras en las obras por efectos de retrasos producidos por la pandemia de Covid-19. La transición no llegó a completarse y ahora todo apunta a que será los primeros días del año próximo, aunque los consignatarios planean realizar algunos remates, a modo de prueba, antes que finalice 2021 en el nuevo espacio.

El gobierno porteño aún no da indicios de cuándo podría producirse. Sin embargo, en julio pasado extendió la prórroga para que el mercado continué operando en el barrio de Mataderos hasta el 31 de diciembre, según una norma votada en la Legislatura. En 2001 se sancionó en la ciudad de Buenos Aires la ley 622 que estableció la prohibición del acceso de ganado a la jurisdicción y desde ese entonces se otorgaron diferentes extensiones para que siga la actividad. En total ya se acumulan 15 aunque, se espera, que la de este año sea la última.

Liniers: qué pasará con el predio

El gobierno porteño tiene un marcado interés en que el predio de 34 hectáreas sea liberado para crear allí el Parque Temático Gauchesco con un Polo del Asado, de acuerdo a la ley aprobada en noviembre de 2019. El proyecto es más ambicioso que la transformación del espacio para la atracción de turistas usando como imán la carne y las tradiciones argentinas. Incluía, además, una nueva urbanización con viviendas sociales, escuelas, edificios comerciales y centros sanitarios en Mataderos. 

Hasta que el traslado de la actividad de la feria no se concrete será imposible avanzar en el nuevo parque. De todas formas, por cuestiones presupuestarias, este no es un proyecto prioritario para Horacio Rodríguez Larreta y su equipo.

La transición entre ambos predios resulta importante para darle una continuidad a los remates de hacienda, considerando que el Mercado de Liniers abastece alrededor del 70% del consumo de carne del área metropolitana. Las nuevas instalaciones, de 110 hectáreas, se encuentran a la vera de la ruta 6 y aunque se había intentado inaugurarlas en octubre, tampoco se llegó a tiempo.

Cañuelas: los detalles del nuevo predio

El entorno donde está ubicada es más acorde a la actividad agropecuaria. Las vistas aérea de las nuevas instalaciones las muestran en soledad entre lotes de campo y sin urbanización cercana. También permiten observar en detalle los dos grandes techos de chapa galvanizada (debido al alto grado de corrosión causada por las heces del ganado) que cubren los corrales, sector para maniobras de camiones y tres grandes piletas de una planta de tratamiento de efluentes líquidos que procesará las aguas residuales de limpieza de corrales, lavado de camiones y servicios sanitarios.

La concesionaria del histórico Mercado de Hacienda de Liniers, que se privatizó en los noventa, nuclea a 45 consignatarios de hacienda que se asociaron para crear el MAG. Los empresarios ganaderos plantearon un cambio de paradigma al modificar la cultura de la comercialización del ganado fuera de la gran ciudad. Entre las ventajas que supone la mudanza se encuentra la descongestión del tránsito y la emisión de gases contaminantes y ruidos molestos.

La creación del MAG significó una inversión privada de US$20.000.000 para comprar 110 hectáreas de campo, realizar 55.000 metros cuadrados de pisos de hormigón para la hacienda, construir 450 corrales de venta y los 2570 metros de pasarelas aéreas. Las obras previstas también incluyeron 17 atracaderos curvos, 300 corrales galvanizados y básculas para pesar los animales. Las instalaciones pueden movilizar y comercializar hasta 12.000 cabezas diarias, con la posibilidad de ampliarse y llegar a 18.000 animales.

Además de la planta de tratamientos de efluentes líquidos el predio cuenta con una planta de compostaje y un lavadero de camiones que utiliza agua recuperada de la lluvia. En una primera etapa el mercado tendrá un acceso único de camiones que luego de descargar la hacienda y pasar por alguna de las diez naves de lavado deberán retirarse por el Polo Agrocomercial (PAC) hacia la ruta 6.

Agrofy News

Ver Más