Hablar de la verdadera tasa de destete, una deuda pendiente

29/04/2022 – Los datos del stock vacuno a fin de diciembre de 2021 y los cálculos de la tasa de destete que surgen de dividir el número de terneros de un año respecto de las vacas del año anterior muestran el excelente proceso de mejora continua en la actividad de la cría, origen de todo el proceso.

http://lacesira.net/productos/

La revalorización de las vacas de descarte, la demanda por terneros y terneras que agrega el factor de protección de capital frente a la desvalorización del peso y la demanda y valores alcanzados por los reproductores muestran a una cría vigorosa capaz de sustentar el futuro de la ganadería vacuna.

Frente a este escenario, es hora que se consideren los ajustes necesarios para determinar las reales tasas de destetes que no consideran a los terneros nacidos en fecha cercana posterior a la vacunación contra aftosa de primavera. Con este mecanismo de cálculo, la tasa de destete de terneros a fin de diciembre 2021 (terneros 2021/vacas 2020) da 63,12%.

Es por ello por lo que se debe instrumentar un mecanismo de ajuste con los terneros que, correspondiendo a las mismas vacas de los stocks de diciembre, aparecen en las vacunaciones del otoño siguiente y que nacen de los servicios de fines de primavera y verano en regiones donde se genera la oferta forrajera requerida para el proceso reproductivo.

La mencionada diferencia no se verifica, al menos en forma significativa en la región central (Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) cuyas pariciones se concentran entre los meses de junio y octubre.

Sin embargo, se torna significativa a medida que las condiciones de oferta forrajera fuerzan el corrimiento de los servicios hacia el verano.

Provincias

De esta forma vemos que, como promedio de los últimos nueve años, que en las regiones del NEA (Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones) aparece un 3,74% más de terneros en la vacunación del otoño siguiente respecto del stock a fin de diciembre, en el NEA (Salta, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, Jujuy y La Rioja) la diferencia se amplía a un 12,34% más de terneros, mientras que en la región semiárida y árida (La Pampa, San Luis, Mendoza y San Juan) las diferencias se amplían hasta alcanzar un promedio de 23,93% más de terneros.

Cuando se ajusta el número de ternero en función de la vacunación de otoño y se ajusta en función de la participación de terneros por región, la diferencia a nivel de animales vacunados en el país indica que habría un 3,38% más de terneros sobre el total de terneros vacunados (97,5% del total país). Se aclara que el 2,5% restante pertenece a provincias patagónicas y al partido de Carmen de Patagones que no reciben vacunación contra la aftosa.

El número a nivel país indica que, sobre el cálculo realizado con los stocks a diciembre, le estarían faltando cerca de 500.000 terneros que elevarían la tasa de destete habitualmente utilizada de 63,1 a más del 66%, según el año.

Sería muy importante que los funcionarios a cargo del análisis de datos ganaderos corrijan o expliquen formalmente estas diferencias para dejar de repetir que la ganadería está estancada desde hace 50 años, sabiendo que en el medio cedieron mas de 20 millones de las mejoras tierras en manos de la agricultura y que, a medida que se verifica la mejora continua de la cría, tal como se mencionó en el inicio de esta nota, la ganadería argentina se encuentra vigorosa y solo requiere de políticas previsibles y estimulantes a mediano y largo plazo para mostrar todo su potencial y generar los beneficios que es capaz de generar.

Víctor Tonelli
El autor es consultor ganadero
La Nación

Ver Más

Las claves para equipar de la mejor manera un feedlot con la maquinaria adecuada

29/04/2022 – Pablo Cattani referente en equipos para la elaboración de forrajes de alta calidad, explica que tener en cuenta para un encierre de hacienda con la mejor rentabilidad.

https://www.ceva.com.ar/Noticias-Eventos/Noticias/Eprecis.-Ceva-Argentina-presenta-el-unico-endectocida-inyectable-con-cero-horas-de-periodo-de-retiro-en-leche

“Creo que se debe dimensionar, y diagramar el equipamiento de un feedlot de acuerdo a su uso, al objetivo que tenemos para ese encierre, por ende, diferente será si es una recría o una terminación”, consigna el asesor”, comenzó explicando Pablo Cattani, un referente en la elaboración de forrajes conservados de alta calidad y su manejo,sobre las claves a tener en cuenta para equipar a un establecimiento.

“Más allá de que algunos piensen en raciones que se adecuen más a un mixer vertical y otros más a un mixer horizontal, y en donde hay quien elige sistemas de mezcla estática y luego la reparten con carro, soy un convencido que ello obedece a la escala y comodidad de cada uno de los actores”, explicó el ingeniero agrónomo.

En ese sentido, dijo que para definir la maquinaria para el feedlot se puede plantear una situación convencional con un mixer de 14 m3 y un tractor de 130 HP. Además, si se quiere agregar más fibra a la ración, el mixer puede ser vertical.

“Aunque sabemos que también disponemos de mixers con sistemas totalmente horizontales con capacidad para molienda de la fibra, o bien podemos preferir la participación del silaje como fuente de fibra donde esta, ya viene cortada”, consideró.

Asimismo, Cattani sostuvo que se puede recurrir a la compra de megafardos “cutteados”, es decir, con su fibra desmenuzada, por lo que el espectro se abre- “Lo que sí tenemos que pensar para darle capacidad operativa, que los tractores deberían tener un 10% más que la por un mixer para darle agilidad al sistema”, detalla el Ingeniero.

Otro concepto expresado por el Ingeniero Cattani es que los mixers pueden estar sub o sobre dimensionados de acuerdo a la cantidad de comidas que se van a preparar, entonces se sabe que, al menos dos comidas serán distribuidas por día y a partir de allí se puede calcular la capacidad operativa necesaria. Porque muchas veces se proyecta dar de comer solo una vez, “y luego el error que se comente es notable al operar excesivamente grandes”.

“No digo que los mixers de 32 m3 no tengan vida en la Argentina, la tienen, pero para explotaciones de grandes dimensiones” sostiene el Ing. Cattani.

Y señala que en la actualidad “vemos mixers que suministran la ración dos, tres y cuatro veces por día, y en tal caso, con una planta estacionaria de mezclado y carros distribuidores, el alimento se va a manejar mucho mejor”.

Controlar los tiempos de maniobra

Otra cosa que se observa, explica, es que se trata de dar mucha operatividad a los patios de comida, y para ello se los hace lo más reducidos posible, sin notar que así se incrementan los tiempos muertos –tiempos de maniobra–.

Y en tales condiciones, para salir a buscar cada ingrediente con el objeto de incorporarlo a la mezcla, “utilizamos palas y tractores que van y vienen, pero no olvidemos que por más que tratemos de andar rápido en el interior patio, no se puede“.

Pero ocurre que los tractores en líneas generales consumen entre 10 y 15 litros de gasoil por hora, dependiendo de su potencia y de su tasa de uso, y por ende, los tiempos muertos aumentan los costos y quitan operatividad y rentabilidad.

“Algo deseable sería, un patio de comidas hecho con celdas altas y pasantes a las que un camión pueda acceder por ambos lados, en tanto vaya depositando ingredientes en el interior de dicha celda”, sostuvo.

Este diseño es distinto a lo que ocurre de manera frecuente, cuando es necesario volcar los ingredientes en la puerta de la celda para luego mezclarlos con una pala.

Las celdas pasantes pueden darle operatividad al tractor dentro del patio de comidas, y reducir el tiempo empleado en acomodar el alimento, priorizando el suministro del alimento al mezclador. “Es una cuestión de no perder tiempo” aclara Cattani.

Luego agrega, “si debiéramos definir el tractor para el feedlot, la elección dependerá de la estructura pero en general no tendrá menos de 120 HP y no más de 180 HP, lo cual es debido a cuestiones de consumo y de los trabajos que se harán con el tractor”.

Y la elección de los mixers, dependerá de la cantidad de comidas que se suministren al día, pero habrá que considerar alguna reserva extra para superar “alguna atorada que ocurra alguna vez en el año debido a un pico extra de trabajo. Ese día no se puede alternar la dieta del feedlot, ni el personal debe quedar con un stress tal que se quiera ir del establecimiento, lo cual generalmente es lo que pasa” señala Cattani.

¿Qué mirás en un feedlot?

Apenas llego, miro los comederos que espero se encuentren cargados de manera pareja de principio a fin, lo cual significa el buen uso de su capacidad, además de ser un indicio del bien estar de los animales, que disponen de la cantidad de alimento que necesitan.

Miro que la comida quede dentro de los comederos y si hay mucho alimento afuera de ellos, ello puede ser debido a que han sido construidos con elementos que se tienen a mano y sin tener mucho cuidado de sus formas y dimensiones.

O bien, que quien suministra el alimento en los comederos, precisa sacarse la tarea de encima porque esta muy apurado, sin tener en cuenta que los animales precisan la comida dentro del comedero.

La otra cosa que miro dentro de feedlot es la bosta, la cual me debe dar la sensación de animales no estresados, comiendo todos de igual manera, sin diarreas y sin dejar demasiado grano en la bosta porque eso me hace ruido en los costos, dice el Ingeniero Pablo Cattani.

Juan B. Raggio
Clarín Rural

Ver Más

El Gobierno busca impulsar un plan para aumentar en 600.000 toneladas la producción de carne: los detalles

29/04/2022 – El Gobierno apunta a que para 2030 la producción de carne en la Argentina aumente en 600.000 toneladas, a un total de 3,6 millones de toneladas.

http://lacesira.net/productos/

Esta proyección, entre otras, figura en un documento de trabajo del Ministerio de Agricultura de la Nación, al que accedió este medio. Se trata de una estimación que ya la cartera había manifestado, pero sin ese horizonte de fecha que ahora se puso en un documento de 138 páginas donde se amplía con objetivos.

Ante una consulta de LA NACION, en el organismo oficial aclararon que no es un texto “definitivo” y que se seguirá conversando con entidades del agro y universidades. En rigor, el Ministerio de Agricultura tiene una agenda de reuniones con el sector. Hoy se iba a realizar un encuentro al respecto, pero se suspendió hasta nuevo aviso.

Vale recordar que el año pasado Julián Domínguez, el titular de la cartera agrícola, anunció el Plan GanAr para destinar $100.000 millones en créditos a la actividad. El documento que se está trabajando va en la línea de dotar objetivos y herramientas a ese programa.

“El objetivo planteado para 2030 de aumentar el peso medio de la res al gancho en 20 kilogramos representará un incremento de la producción equivalente a unas 300 mil toneladas Eq R c/H [equivalente res con hueso] por año”, señala un tramo del documento.

Acto seguido se detalla: “El cumplimiento de los objetivos planteados en el Plan GanAr permitirá aumentar la producción de carne argentina en un 20%, generando un volumen adicional de aproximadamente 600 mil toneladas Eq R c/H”.

El documento señala que el peso promedio de la res ha crecido en 2021, pero que se encuentra bajo versus otros países.

“El peso promedio nacional de la res en el año 2021 fue 230 kilogramos Eq R c/H. Si bien en el último año se registró un incremento de 4 kilogramos con respecto del año anterior, este indicador no tiene variaciones significativas en los últimos diez años y poco significativas si se toma en cuenta el promedio de los últimos 30 años que fue de 219 kilogramos”, se lee.

“Si se compara este peso promedio nacional de la res con los de otros países competidores como los Estados Unidos (370 kilogramos), Uruguay (279 kilogramos) y Brasil (269 kilogramos), observamos que resulta muy bajo. Si el análisis se realiza en base al peso medio de la res destinada al consumo interno de 211 kilogramos Eq/ res c/ hueso, la brecha de kilogramos producidos por animal faenado es mayor”, añade. El texto indica que de 230 kilos se podría saltar a 250 kilos para 2030 con una “situación objetivo” incluso de 300 kilos.

Se habla, en este contexto, de que la Argentina no ha registrado un crecimiento importante en la producción. “En los últimos 50 años no crecimos ni en stock ni en toneladas producidas y las curvas entre el consumo interno y la producción en kilogramos por habitante por año se encuentran peligrosamente próximas”, detalla.

Luego hay un párrafo que parece una crítica indirecta a las ventas al exterior: “Con una producción sin variaciones y con una demanda creciente en función del crecimiento poblacional vegetativo, las exportaciones crecen en función de la retracción del mercado interno”.

Estimaciones

“La continuidad de esta tendencia dificultará con el tiempo el abastecimiento de los mercados externos e interno”, añade.

En tanto, hay otro párrafo destinado a reconocer las inversiones de los productores y una referencia a la “previsibilidad”, algo que el Gobierno rompió el año pasado con el cepo a las ventas al exterior.

“Un productor ganadero debe tomar decisiones que impactarán en sus resultados en plazos que van de 3 a 10 años. La falta de previsibilidad en el mediano y largo plazo, sumado a la falta de continuidad de políticas de desarrollo sectorial de largo plazo con un propósito definido, resultan ser las principales razones que desalientan la inversión privada”, se reconoce.

En el documento se indica que por cada punto porcentual que suba la tasa de destete “se incrementará en 230 mil cabezas el número de terneros logrados por año, los que al final del ciclo productivo representarán 58 mil toneladas de carne adicionales”. Se prevé 1,15 millones de terneros más.

El documento que, como se mencionó se puso a disposición de las entidades pero todavía no es la versión final, habla de crear el “Plan Nacional de Extensión de la Ganadería (PNEGB), con el propósito de articular de manera transversal los esfuerzos” de diversos actores.

Se pone mucho énfasis en la asistencia a los productores y hasta en la misma capacitación. Se menciona un monto de $465 millones para financiar el programa Cambio Rural, 3000 millones para que las plantas frigoríficas hagan el troceo -y dejen la media res- en el 100%, entre otras acciones.

Fernando Bertello
La Nación

Ver Más

Ordenan elaborar un Plan Nacional de Manejo de Bosques con Ganadería Integrada

27/04/2022 – Lo acordaron los Ministerios de Ambiente y de Agricultura, Ganadería y Pesca, a fin de promover el aprovechamiento foresto-ganadero de manera sustentable.

http://lacesira.net/productos/

Los Ministerios de Ambiente y de Agricultura, Ganadería y Pesca acordaron que dentro de los próximos 180 días deberá elaborarse un «Plan Nacional de Manejo de Bosques con Ganadería Integrada», a fin de promover el aprovechamiento foresto-ganadero de manera sustentable.

La medida se enmarca en la resolución conjunta 2/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial, en atención a que «el avance de la actividad agrícola ocasionó un desplazamiento de la frontera ganadera hacia zonas marginales o extra pampeanas, siendo este más intenso en últimos 15 años».

Según lo establecido en el artículo 2 de la norma, el objetivo del plan será el de «promover el aprovechamiento foresto-ganadero mediante el manejo sostenible de los bosques nativos, que contemplen el desarrollo de las actividades ganaderas y forestales».

Vale señalar que a través de monitoreo de la superficie de bosques nativos surge que «las intervenciones realizadas para la habilitación ganadera en sistemas silvopastoriles, se producirían en una intensidad que podría en algunos casos ser asimilable a un cambio de uso de suelo», lo que sería incompatible con lo establecido en la ley 26.331 de Protección ambiental de los bosques nativos.

En la resolución conjunta se aprobó el documento «Principios y Lineamientos Nacionales para el Manejo de Bosques con Ganadería Integrada en concordancia con la Ley N° 26.331», que lo acompaña como anexo y en el que se detallan los ejes que deberá tener en cuenta el plan a elaborar.

Entre ellos, se destacó que los planes «mantienen un área exclusiva para la conservación de biodiversidad, el mantenimiento de la conectividad, preservación del acervo genético de las especies que ocupan el predio y el resguardo de la fauna asociada».

Asimismo, el documento precisó que «el manejo ganadero explicitado en el plan de manejo integral, debe adecuarse a las posibilidades reales del sistema, en un horizonte temporal que tenga en cuenta la variabilidad interanual de las condiciones ambientales».

Esos planes «deben contar con un sistema de prevención y control de incendios forestales y de pastizales asociados, así como de sequías prolongadas, que contemplen una acción específica de ataque temprano, como medio para prevenir o controlar el impacto de los mismos sobre el sistema», añadió.

Por último, se planteó que «los planes de MBGI deben contar con un diseño apropiado de aguadas para lograr un uso productivo eficiente sin perjuicio del funcionamiento del bosque».

BCR News

Ver Más

Cuántas cabezas de ganado hay en Argentina

22/04/2022 – El Gobierno dio a conocer el stock ganadero al 31 de diciembre de 2021.

https://www.ceva.com.ar/Noticias-Eventos/Noticias/Eprecis.-Ceva-Argentina-presenta-el-unico-endectocida-inyectable-con-cero-horas-de-periodo-de-retiro-en-leche

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca dio a conocer el informe de existencias al 31 de diciembre de 2021, lo cual reveló que el stock bovino se redujo en 101 mil cabezas. De acuerdo al informe oficial, la cantidad de cabezas se ubicó en 53.416.435.

“Es un stock que se encuentra estable”, destacó José María Romero, subsecretario de Ganadería y Producción Animal de la Nación. Cabe señalar que en 2019 y 2020 se perdieron 1,5 millones de cabezas de ganado. “Todavía nos queda un largo camino por recorrer en el peso medio de faena“, agregó.

El anuncio fue realizado este jueves también por el titular de la Unidad Gabinete de Asesores de la cartera, Jorge Ruíz. Estuvieron acompañados por el vicepresidente del Senasa, Rodolfo Acerbi; y la vicepresidenta del INTA, Nacira Muñoz.

Stock ganadero en Argentina

En relación al stock bovino, José María Romero explicó que “se registró una disminución de apenas 100 mil cabezas (-0,2%) con lo cual es importante remarcar que el stock ganadero argentino se encuentra en una situación de equilibrio, cuando veníamos de dos años donde se perdieron un millón y medio de cabezas, de las cuales casi 900 mil fueron vientres”. “Es una cuestión que afectó la capacidad del recurso”, añadió.

En ese sentido, Romero resaltó que “este año se produce por primera vez después de varios años un volumen de tres millones de toneladas producidas sin que se haya afectado el recurso”.

Informe de Stock Bovino

Tras el análisis y validación de la consulta de las existencias de bovinos del Sistema Informático de Gestión de Sanidad Animal (SIGSA) del SENASA, en el marco de la Resolución MAGyP Nº 105/2019 y de la Disposición ex SSG 6/19, la cartera agropecuaria informó que el stock bovino al 31 de diciembre de 2021 se ubicó en 53.416.435 cabezas.

En ese sentido, se observó una reducción de Vacas, en el orden de las 216.000 cabezas (-0,9%) al tiempo que se registró un incremento de 38.000 Vaquillonas (+0,5%) y 150.000 Terneros/as (+1%), lo que mejoró la relación ternero/vaca, que cerró el 2021 en el 63,1%.

En tanto, en las categorías de machos, se observó la disminución en unos 85.000 Novillitos (-1,7%) y una recuperación de 65.000 Novillos (+2,8%) y de 30.000 Toritos (MEJ) (+10%).

Agrofy News

Ver Más

Guisos de mondongo al amanecer y matarifes: luego de 121 años, se acaba parte de la historia de Mataderos

20/04/2022 – El Mercado de Hacienda de Liniers dejará próximamente de operar donde lo hace oficialmente desde 1901; su nueva sede es en Cañuelas.

https://www.jaureguilorda.com.ar/

Llegó el momento. Son los últimos viajes que los camiones repletos de hacienda recorrerán la Avenida Eva Perón rumbo al Mercado de Liniers. Solo faltan algunos días para que el corazón de Mataderos deje de estar impregnado por un olor particular y característico y que esos mugidos de vacas dejen de ser parte del paisaje colorido del barrio.

Fueron 121 años en los que, desde diferentes regiones del país, llegaron vacunos directo al atracadero para subastarse en esa plaza concentradora. Un predio referente de precios de la hacienda en pie para todo el país. El Mercado de Liniers, con su historia, se va, a partir del 16 de mayo, a la localidad bonaerense de Cañuelas, sobre la ruta 6. El nuevo lugar será el Mercado Agroganadero (MAG). El traslado se hace para adaptarse a los tiempos y para tener una infraestructura totalmente moderna.

El MAG se construyó sobre un campo de 110 hectáreas sobre la ruta 6. Posee 55.000 metros cuadrados de pisos de hormigón para la hacienda, unas cuatro hectáreas de techo de acero para cubrir los 450 corrales de venta y 2750 metros de pasarelas aéreas. Entre otras características, tiene 17 atracaderos curvos, 300 corrales galvanizados en el sector de carga y descarga y las básculas para pesar los animales.

Luego de más de 120 años, el Mercado de Hacienda se va de Liniers
Luego de más de 120 años, el Mercado de Hacienda se va de Liniers – Pilar Bustelo

Generaciones enteras de matarifes y carniceros recorrieron las pasarelas del Mercado de Liniers suspendidas en el aire, buscando los mejores animales para su faena. Fueron cientos de peones que noche y día esperaron con sus caballos ensillados, atados al palenque, cerca de los muelles para descargar, encerrar, pesar y clasificar los lotes por categorías y calidad que al otro día se rematarían. Esas eran las rutinas que el personal debía seguir al pie de la letra.

Una postal histórica del mercado
Una postal histórica del mercado. Gza. Centro de consignatarios

El 21 de marzo de 1900 se faenó el primer animal y, en conmemoración a este acontecimiento se acuñó una moneda. Alrededor de el mercado se desarrollaban y se instalaban diferentes comercios relacionados con la actividad carnicera y así comenzó a surgir un barrio al que se lo empezó a denominar Nueva Chicago, debido a que los conocedores decían que ese mercado nada tenía que envidiarle a los mercados de hacienda más modernos del mundo, en especial al emblemático de la ciudad norteamericana de Chicago. El 1° de mayo de 1901 fue cuando comenzó a funcionar de manera oficial.

Carrera de sortijas en el barrio de Mataderos, 1940
Carrera de sortijas en el barrio de Mataderos, 1940

También la feria de Mataderos se convirtió en un lugar atractivo para turistas y visitantes que disfrutaban de esa mística tradicionalista los fines de semana: había carreras de sortijas, desfiles, puestos de prendas gauchas y comidas típicas argentinas. Mientras tanto, las pasarelas envejecidas por el paso del tiempo resistían los embates de los años y a la ley 622 de la ciudad de Buenos Aires que, desde 2006, prohibió el ingreso de ganado en pie.

El monumento de El Resero, ubicado en la entrada del Mercado de Liniers
El monumento de El Resero, ubicado en la entrada del Mercado de Liniers

Con 53 años, Freddy Cáceres, capataz de la firma consignataria Sáenz Valiente, Bullrich & Cía., nunca imaginó que este momento iba a llegar. Hay un dejo de tristeza en su voz. La explicación de su estado de ánimo es simple: cuando tenía diez años un día llegó al mercado con una canasta llenas de churros para vender pero a los tres días esa canasta quedó en su casa. Comenzó a ayudar allí a la “gente grande”.

Cebando mate, limpiando camas de caballos, lavando sudaderas y cincha o barriendo, al estilo del peón Segundo Molina del autor Víctor Abel Giménez, desde entonces fue aprendiendo el oficio, se fue quedando y el mercado de hacienda se convirtió en su segunda casa. También la de su hijo. El resto del personal suele ser de la zona. En su mayoría viven en Ciudad Oculta, barrio ubicado enfrente al Mercado. Otros son del complejo del Barrio Los Perales.

Desde los 10 años que el ahora capataz Freddy Cáceres trabaja en el Mercado de Liniers
Desde los 10 años que el ahora capataz Freddy Cáceres trabaja en el Mercado de LiniersGza. Tomás Sáenz Valiente

Cáceres se baja de su picazo, retira su boina y saluda, aun conserva esas viejas tradiciones de campo. Agarra su mate, su fiel compañero de todas esas noches eternas de grandes remisiones y dice cabizbajo: “Mi vida está acá, dentro del Mercado, he pasado más tiempo acá que en mi propia casa. Podría escribir cinco libros, con diez tomos cada uno, de anécdotas, de gente que pasó por acá. La vida me ha regalado ser parte de este mercado maravilloso. Se me caen las lágrimas de solo pensar que esto no va a existir más”.

Un nudo en la garganta sintetiza el símbolo de su congoja. Si bien sabe que irán a un lugar más moderno, donde el trabajo será más llevadero y cómodo, fueron más de 40 años en ese predio. Conoce al dedillo cada rincón de las más de 30 hectáreas que ocupa.

Personal de mayordomía en el Mercado de Liniers, año 1920
Personal de mayordomía en el Mercado de Liniers, año 1920Gza. Centro de consignatarios

Aun recuerda la marcha a caballo hacia Plaza de Mayo que hicieron cuando la carne tenía el 21% de IVA. “Algunos decían que era descabellado hacerlo pero igual encaramos. Éramos más de 600 peones de a caballo. Fue impresionante. Carlos Menem era el presidente y él mismo nos recibió. En una semana bajó el IVA de la carne a 10,5%. A partir de ahí el Mercado se reactivó y tomó fuerza de nuevo”, recuerda.

Una firma martillera en plena subasta
Una firma martillera en plena subastaPilar Bustelo

A unas 15 cuadras de allí está la casa de Rafael Andrés. Desde hace tiempo que vive allí y, si bien dejó de ir al Mercado, con sus 91 años aun es toda una institución. Desde los 17 y hasta que un accidente a caballo a sus 85 lo obligó a retirarse de las pasarelas, fue un referente para muchos que llegaban sin saber nada de hacienda. También comenzó cebando mate, luego fue peón, capataz, encargado general, comprador de hacienda para un frigorífico, hasta llegar a ser parte de una consignataria.

Ovinos en el Mercado de Liniers, 1920
Ovinos en el Mercado de Liniers, 1920Gza. Centro de Consignatarios

Su memoria sigue intacta. “Desde que comencé a trabajar ahí me levantaba a las tres de la mañana y como vivía a solo 15 cuadras, para las tres y media ya estaba en el mercado. Con este trabajo pude tener mi casa, crié y eduqué a mis hijos. Me mudé cerca porque desde un principio supe que este iba a ser mi trabajo para toda mi vida. Se extraña todo eso, éramos una gran comunidad pero me quedaron buenos amigos”, cuenta.

La plaza concentradora deja una huella en Mataderos
La plaza concentradora deja una huella en MataderosPilar Bustelo

Recuerda cómo en los primeros tiempos la hacienda llegaba en tren hasta Aldo Bonzi y de allí por arreo por la exavenida del Trabajo (hoy avenida Eva Perón). “Eran trenes con cientos de vagones. También estaban el mercado de los porcinos, con 12.000 chanchos por día, y el de los ovinos, con 60.000 lanares. Fue una época de gloria, estaban todos los frigoríficos ingleses que exportaban y había 20.000 cabezas vacunos por día”, describe.

Desde chico, Genaro Morrone, junto a su hermano Daniel, acompañaba al Mercado a Don Chicho, su padre que era matarife y que falleció hace unos años. También recuerda las grandes cantidades de hacienda que entraban por los años 70.

“Eran subastas interminables pero era muy lindo ir al Mercado. Teniendo solo nueve años ya mi padre me encomendaba comprar animales. A los 16 años ya me largué a trabajar solo y fueron muchas las personas que me dieron una mano en mi crecimiento comercial”, rememora.

No puede olvidar “un puesto de lata, donde en pleno invierno se hacían unos mondongos hermosos y antes de empezar a trabajar, a eso de las 5 de la madrugada, se comían unos platos que eran terribles de ricos”. También señala que con los años la llegada de la tecnología ayudó a que las cosas fueran más simples y sencillas: “Antes era todo a pulmón”, recuerda.

Transporte de animales caídos en el Mercado de Liniers, año 1920 (AGN)
Transporte de animales caídos en el Mercado de Liniers, año 1920 (AGN)Gza. Centro de consignatarios

Para el consignatario Andrés Mendizábal, el Mercado de Liniers es la muestra de lo que realmente debe ser un mercado, con el libre juego de oferta y demanda. “La gente siempre espera ver los precios del mercado para hacer sus transacciones: es el termómetro de la ganadería, donde la competencia perfecciona”, dice.

En el mercado, los Mendizábal ya son tercera generación de consignatarios. Su padre Andrés Juan, que trabajaba en un almacén de Ramos Generales en Daireaux, provincia de Buenos Aires, fue quien en 1951 decidió venir a Buenos Aires y fundar la firma. En 1957, pudo entrar a comercializar en esa plaza concentradora. Desde chico lo acompañó e iba aprendiendo el oficio de martillero. En la actualidad es su hijo, con su mismo nombre, quien está al frente de la empresa.

Mercado de Liniers, con porcinos
Mercado de Liniers, con porcinosGza. Centro de Consignatarios

“Siendo chico, lo que más me llamaba la atención era el movimiento que había y el volumen impresionante de hacienda. Desde arriba de las casillas, veía pasar todas las tropas que iban para el frigorífico Nacional Lisandro de la Torre, que estaba al lado del mercado. Era manejado por la Corporación Argentina de Productores de Carnes (CAP), como una empresa testigo para defender los precios de la hacienda de los ganaderos de las actitudes abusivas de los frigoríficos ingleses y americanos que había en ese entonces”, detalla.

Control de faena en el Mercado de Liniers, año 1940 (AGN)
Control de faena en el Mercado de Liniers, año 1940 (AGN)Gza. Centro de consignatarios

Otra cosa que rememora el consignatario es cuando llegaba al mercado la hacienda en los vagones de tren. “La línea más importante era el Sarmiento, pero los peones le decían el tren del oeste. Cada vagón podía cargar hasta 100 novillos. Muchas veces se atrasaba la llegada y cuando oían que se aproximaba la formación enseguida la gente de a caballo salía al galope hacia el atracadero para traer las tropas y que no se atrase la subasta. Otra cosa importante era también el cálculo previo antes del remate del peso de la hacienda, por eso había que tener una buena balanza en el ojo”, dice.

Un resero trabajando en el Mercado de Liniers, año 1920 (AGN)
Un resero trabajando en el Mercado de Liniers, año 1920 (AGN)Gza. Centro de consignatarios

Hace un tiempo que Mendizábal tampoco concurre al Mercado, dejó el lugar a las nuevas generaciones de jóvenes que tienen el ímpetu para innovar y seguir adelante. Cañuelas será un vuelta a empezar.

Mariana Reinke
La Nación

Ver Más

Márgenes ajustados y nuevas subas de la hacienda por asimilar

19/04/2022 – Desde noviembre, novillitos y vaquillonas subieron 44%, pero los cortes al público 35%. Solo el criador está ganando dinero. Los frigoríficos piden mantener el nivel de actividad para no entrar en quebranto.

https://www.ceva.com.ar/Noticias-Eventos/Noticias/Eprecis.-Ceva-Argentina-presenta-el-unico-endectocida-inyectable-con-cero-horas-de-periodo-de-retiro-en-leche

Tal como se vino dando en las últimas subas, la reciente escalada en los precios de la hacienda se ha vuelto a expresar de manera muy fuerte, en pocos días. Previo a los feriados de Semana Santa, y en combinación con un bajo nivel de oferta producto del paro camionero y las lluvias, los precios de la hacienda, especialmente en categorías de consumo liviano, marcaron nuevos récords. Los novillitos y vaquillonas livianas alcanzaron topes corrientes de hasta $370 cuando una semana atrás, por esta misma mercadería se pagaba, como máximo, unos $320.

Es decir, una suba de más de un 15% sobre el kilo vivo que presionará para trasladarse al gancho y, en parte, al mostrador. Si bien, varios de los factores que intervinieron en esta suba son transitorios y seguramente en las próximas jornadas probablemente veamos un descenso en las cotizaciones, difícilmente se llegue a una corrección total de los precios hasta los niveles previos a esa suba. Sucede que a este contexto de escasez de hacienda en el que transitamos se suman las expectativas de una creciente presión inflacionaria, que ejercerán presión para sostener estos aumentos.

Sin embargo, la demanda parece no tener ya el oxígeno suficiente como para asimilar nuevos ajustes de precios. Ni las carnicerías ni los mostradores tienen margen para hacerlo y menos aún la exportación que, a pesar de los muy buenos valores que siguen pagando los mercados externos, las limitaciones para crecer en volumen producto de las trabas vigentes tornan a las grandes estructuras industriales excesivamente pesadas de sostener.

En los últimos seis meses, desde aquella primera corrección fuerte que sufrieron los precios de la hacienda a mediados de octubre del año pasado, tras varios meses de retraso, el avance que han ido registrando las cotizaciones del gordo para consumo -novillitos y vaquillonas- no está pudiendo ser trasladado. De noviembre a marzo, el precio corriente de estas dos categorías que abastecen al mercado interno acumula un aumento promedio del 44% mientras que, el precio promedio de los distintos cortes de carne vacuna seguidos por el IPCVA arroja una suba del 35% para ese mismo período.

Esto implica que, toda suba de precios que el consumidor no logra asimilar debe ser absorbida dentro de la cadena, deteriorando sistemáticamente los márgenes del negocio. Una cadena que, como mencionábamos anteriormente, ya viene golpeada por una menor disponibilidad de hacienda para operar y hacer frente a los crecientes costos de estructura.

Esta situación de bajo volumen de operaciones y costos crecientes con escasa posibilidad de traslado, es una constante tanto en la industria exportadora como en el abastecedor y carnicero local. Pero también golpea muy directamente al engordador quien hoy, aun en plena zafra de terneros, no logra aumentar su nivel de encierre. De acuerdo a los datos informados por la Cámara de Feedlots a inicios de abril, los corrales siguen trabajando por debajo de su capacidad de encierre puesto que no hay ganado suficiente y, para sostenerse medianamente en el negocio, deben pagar valores por el ternero que luego no le es posible recuperar.

Actualmente la relación ternero/gordo se ubica en 1,44 -tomando los promedios de marzo-, relación que ligeramente superior al 1,38 registrado en marzo del año pasado, pero muy superior a los promedios de 1,10 a 1,15 registrados para esta fecha, en años previos. Esto lleva a que los feedlots hoy estén trabajando en promedio por debajo del 60% de capacidad. Si bien este porcentaje no se aleja significativamente de los niveles promedio para esta época del año, lo que se proyecta en adelante posiblemente si lo sea.

Sucede que este bajo nivel de ocupación responde por un lado a la escasez de animales disponibles para engorde, pero por el otro, a una mayor retención de terneros en recrías pastoriles. Esto hace que el ingreso de esta hacienda a los corrales se posponga y, a su vez, acote su permanencia a una ligera terminación, lo que reduce notablemente el margen de intervención del feedlot.

En definitiva, el criador, especialmente aquel que se extiende hacia una recría más larga de esos terneros, es actualmente el eslabón más fuerte de la cadena que, indefectiblemente, termina presionando sobre el resto de los engranajes donde las subas de precio resultan más difíciles de trasladar.

BCR News

Ver Más

Indicadores del primer trimestre confirman una menor oferta de animales

13/04/2022 – Aun sin números oficiales del stock ganadero nacional al 31 de diciembre de 2021, los datos que surgen del movimiento de hacienda en los primeros tres meses del año muestran una menor oferta de animales tanto para cría e invernada como para faena.

https://www.ceva.com.ar/Noticias-Eventos/Noticias/Eprecis.-Ceva-Argentina-presenta-el-unico-endectocida-inyectable-con-cero-horas-de-periodo-de-retiro-en-leche

Por un lado, de acuerdo a lo informado en los respectivos DT-e (Documento de Transito Electrónico) registrados en SENASA, durante este primer trimestre del año se observa un menor traslado de hacienda de un
establecimiento a otro con destino a cría o invernada. De enero a marzo de 2022, se registró un movimiento de 3.696.797 animales, un 6,6% menos que lo trasladado en igual trimestre de 2021.

Paralelamente, si analizamos los traslados con destino a frigorífico también se mantiene la misma tendencia; un total de 3.095.301 de animales que se movieron a faena este año contra 3.244.722 en 2021 estaría marcando una caída del 4,6% interanual. Un dato interesante a destacar es que durante este período ninguna categoría presenta incrementos, siendo las vaquillonas (6%) y los novillitos (7%) las categorías que mayor retracción muestran en los envíos a faena.

En efecto, si observamos los datos de faena propiamente dichos reportados recientemente por el RUCA (Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial) aunque con caídas menos pronunciadas, también se repite esta variación, un 2% menos de animales faenados en el primer trimestre (3.124.359 vs 3.180.377 cabezas), con un 3,7% menos de vaquillonas, 2,1% menos de novillitos y 1,6% menos de novillos parcialmente compensado por más vacas (+2,1%) y toros (+2,7%).

Estos datos muestran, a priori, una menor presencia de animales jóvenes -novillitos y vaquillonas- llegando a faena. Descartando la probabilidad de cambios significativos en la composición del stock nacional que resulte en mayores caídas relativas de estas dos categorías, de acuerdo a estos primeros indicadores de traslado de hacienda, podríamos estar iniciando un período de mayor retención de este tipo de hacienda a nivel criador, tanto de hembras para reposición de vientres como de machos que prolonguen su invernada hacia ciclos completos.

Hoy, con valores de la hacienda marcando récords históricos, el criador es uno de los eslabones más sólidos de la cadena. Los márgenes brutos tanto para cría como para producciones de ciclo completo arrojan resultados que, medidos a moneda constante, se ubican entre un 30% y un 40% por sobre el promedio de los últimos 10 años. Esto, sumado a la necesidad de resguardo del capital, motoriza un proceso de retención de hacienda, especialmente en campos donde cuentan con la suficiente oferta forrajera como para llevarlo a cabo.

Pero claramente esta mayor retención de hacienda no es posible sostenerla en zonas que, durante la seca pasada, perdieron gran parte de su capacidad productiva y aun hoy no logran recomponer reservas para transitar los próximos meses de invierno.

En efecto, si observamos la salida de hacienda de los campos hacia otros establecimientos, estas dos situaciones resultan muy marcadas entre las diferentes zonas productoras. En este sentido, provincias de la zona Pampeana (Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba y San Luis) retuvieron, en conjunto, unos 424 mil animales más que en igual trimestre del año pasado. Pero también el NOA (Salta, Jujuy, Catamarca, Santiago del Estero y Tucumán) aun con mayores restricciones, logró retener unos 126 mil animales más que en igual período del año pasado.

Por el contrario, el NEA, donde vastas zonas de Corrientes y Formosa, así como parte de Misiones y Chaco atraviesan una de las crisis ambientales y productivas más severas de su historia, muestra una salida de animales muy superior a la registrada un año atrás. En conjunto, durante el primer trimestre de este año se trasladaron hacia otros establecimientos unos 315 mil animales más que en 2021, lo que equivale a un 78% más de salida de hacienda, en solo tres meses.

Si bien esta venta forzada de hacienda que necesariamente realiza el productor para evitar mayor mortandad de animales entrado el inverno alimenta la oferta actual de animales, no es más que una salida de emergencia que indefectiblemente jugará en detrimento de producción futura.

En concreto, los campos ganaderos presentan hoy dos situaciones muy diferenciadas. Por un lado, la de aquellos que, habiendo recuperado su nivel de receptividad, están prolongando los procesos productivos y reteniendo una mayor cantidad de hacienda y por el otro, la situación de campos que siguen reduciendo drásticamente su carga de cara al invierno. Ahora bien, este desbalance entre retención y venta forzada se ve plasmado hoy en números que muestran una menor oferta neta de animales durante el primer trimestre del año. Ante este escenario cabe preguntarnos cuánto de esta menor oferta responde a la mayor retención que está ejerciendo la porción de más productiva y cuánto de ello, responde a un menor número de animales en stock.

Lo cierto es que, ante uno u otro escenario, la escasez de hacienda que comenzará a percibirse en el mercado durante el segundo semestre del año será más marcada aún que la registrada el año pasado, habiendo perdido ya un millón de animales en la faena y cerca de 200 mil toneladas en producción de carne.

BCR News

Ver Más

Miasis: cuál es el impacto en la ganadería

06/04/2022 – Esta enfermedad se define como la infestación con larvas de dípteros.

http://lacesira.net/productos/

Investigadores del INTA trabajan en un estudio sobre el impacto de la miasis en el rodeo. De esta manera, se busca conocer y poder mejorar el ganado.

Un equipo de investigación del INTA, del Conicet y de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Católica de Córdoba realizó el primer relevamiento sobre el impacto de esta parasitosis en los rodeos del país. “La miasis en el ganado provoca una disminución en la producción de carne, leche y lana, lo que ocasiona pérdidas económicas significativas”, aclararon.

Al mismo tiempo, los investigadores definieron a la miasis como la infestación de animales vertebrados con larvas de dípteros, las cuales durante un cierto período se alimentan de los tejidos del hospedador. “Si bien diferentes especies de dípteros pueden provocar miasis, en la Argentina la más común es causada por Cochliomyia hominivorax y afecta a los animales vertebrados de interés productivo, a los silvestres y, ocasionalmente, al hombre”, señala el documento.

En este sentido, comentaron que se trata de un insecto que ocasiona disminución en la producción de carne, leche y lana, aumento de infecciones secundarias y, en casos severos, mutilaciones y la muerte de los animales severamente afectados. “A pesar de la importancia que tiene Cochliomyia hominivorax en la producción ganadera, no existe en nuestro país información integrada sobre la magnitud de su impacto en las distintas actividades ganaderas, los factores que favorecen su aparición, métodos de prevención y tratamiento, así como la resistencia a las drogas insecticidas empleadas para su control”, expresó Santiago Nava, investigador del INTA Rafaela y del Instituto de Investigación de la Cadena Láctea.

“Cerca del 80 % de los encuestados respondió que la miasis es una problemática sanitaria y productiva importante o muy importante”, expresó Marcelo Signorini, epidemiólogo del Idical INTA-Conicet. Al mismo tiempo, añadió que independientemente de qué tan importante la consideran, en más del 90 % de los establecimientos encuestados se observaron casos clínicos. 

Miasis

Los investigadores explicaron que en cuanto a las causas que predisponen la aparición de la infestación en bovinos adultos aparecen: los partos, las garrapatas y las heridas. En el caso de los terneros, los factores más asociados son los ombligos mal cerrados, castraciones y, en menor medida, la colocación de caravanas. 

“Cuando el análisis de las causas se desagregó entre áreas pampeana y extrapampeana, la principal diferencia que se visualiza es que las garrapatas solo son importantes para la zona extrapampeana y el pietín se vuelve una de las causas más relevantes en la zona pampeana. Algo similar ocurre para el caso de los terneros, donde, como es esperable, no se atribuyó relevancia a las garrapatas en el desarrollo de miasis”, analizó Signorini.

En la prevención aparece la doramectina como el antiparasitario más utilizado, seguido por la ivermectina. “Prácticamente, el 34 % de los productores de ambas regiones informaron sobre la presencia de menor eficacia a la observada en el pasado reciente o tolerancia de las fases larvales del díptero  a los antiparasitarios sistémicos, como doramectina e ivermectina”, puntualizó Oscar Anziani, uno de los especialistas en miasis de la Argentina.

Por último, Nava comentó: “Es relevante desarrollar estrategias para mitigar los efectos de esta parasitosis, a fin de evitar las pérdidas económicas claramente significativas que acarrea la presencia de este parásito en el territorio argentino. En la actualidad estamos desarrollando algunos ensayos con estrategias alternativas para el control de esta parasitosis”. 

Agrofy News

Ver Más

Las relaciones insumo-producto son desfavorables en la ganadería: los motivos

04/04/2022 – Impactan fuerte los aumentos de precios de la reposición, de los granos y de los fertilizantes.

https://www.ceva.com.ar/Noticias-Eventos/Noticias/Eprecis.-Ceva-Argentina-presenta-el-unico-endectocida-inyectable-con-cero-horas-de-periodo-de-retiro-en-leche

En abril de 2022, la ganadería presenta los precios para la hacienda más altos de los últimos 10 años. Sin embargo, las empresas no viven de los precios, sino que de los resultados económicos. En este punto aparecen en escena los costos, con cotizaciones en alza durante los últimos meses. Así, los precios relativos de la ganadería se ven afectados por cuestiones propias de la actividad, así como también por otros factores externos, a saber:

-Hacienda. La relación ternero/novillito en el feedlot hoy se ubica un 17% por encima del promedio de los últimos cuatro marzos Es decir, la empresa necesita más kilos de novillito en venta para reponer un kilo de ternero. Aquí la macroeconomía argentina juega un rol importante: escenarios repetidos en el tiempo de inflación y devaluación convirtieron al ternero en un refugio de valor, con cotizaciones superiores a las realidades que presentan los negocios ganaderos intensivos.

-Fertilizantes. La suba del precio de los fertilizantes también complica a la ganadería. En marzo de 2022 se debieron vender 490 kilos de novillo para comprar una tonelada de urea, frente a 300 kilos que se requerían como promedio durante el periodo 2017/21. Algo similar pasa con el fosfato diamónico. Durante el mes pasado se debieron vender 490 kilos de novillo para comprar una tonelada de este fertilizante versus los 380 kilos de promedio del último lustro.

La urea y el fosfato ya venían subiendo por complicaciones con su producción mundial y recientemente se sumó el conflicto Rusia-Ucrania. Hay que recordar que Rusia es responsable del 20% de la producción mundial de fertilizantes.

-Maíz. La relación kilo de novillo/kilo de maíz también es desfavorable. En marzo de 2022 se requerían 119 kilos de novillo para comprar una tonelada de maíz versus los 103 históricos. Si bien el precio del novillo se defendió hasta febrero muy bien, con subas que le permitieron conservar su poder de compra, en marzo un nuevo salto del cereal disparó la relación. El factor climático jugó su partido en Sudamérica, pero también la figura amenazada de Ucrania como exportador mundial de maíz (16% a nivel mundial) disparó las cotizaciones en Chicago.

-Otros insumos, como el alambre 17/15 San Martin, se encarecieron cuando se considera como moneda de cambio el precio del novillo. En seis meses el precio en pesos corrientes se incrementó un 165%. En septiembre eran necesarios 61 kilos de novillo para acceder a 1000 metros de alambre, y en marzo se necesitaron 105 kg.

Ganadería pastoril

https://www.ipcva.com.ar/

A partir de estas relaciones entre ingresos y gastos poco favorables para el invernador intensivo, sobre todo cuando se mide el precio de su producto contra el maíz y el ternero, muchos productores se están inclinando por esquemas pastoriles, más extensivos que en campañas anteriores. Sin embargo, la baja de disponibilidad de campos en la zona central del país y el valor de los alquileres limita el avance de las recrías.

Será un año favorable para los planteos más extensivos, donde las tecnologías de manejo se hacen más importantes y las tecnologías de insumos ceden algo de poder. El correcto manejo del pasto será muy importante, sobre todo en las zonas donde el verano con evento La Niña golpeó fuerte. Será, también, el año de la genética: con insumos caros, los animales que logren mejor eficiencia productiva marcarán la diferencia.

Corrales

Los novillitos livianos para consumo provenientes de feedlot siguen generando números en rojo con los actuales valores del maíz y del ternero. Quienes vendieron en febrero-marzo los animales comprados en noviembre-diciembre tuvieron un resultado positivo por la inflación, pero iniciar un nuevo ciclo de encierre implica aceptar de antemano una pérdida de 11.000 pesos por cabeza. Para que esta perspectiva se modifique, haría falta, como mínimo, un precio final de venta del novillo 20% por encima de los valores actuales, que ya mostraron una suba de 52% en menos de seis meses.

Los corrales de terminación de hacienda para exportación se defienden un poco mejor de la mala ecuación económica, por mejor relación de compraventa. En este caso, el novillo terminado vale más por kilogramo de venta que el ternero recriado (el insumo) y se carga en menos tiempo que el novillito liviano (90-100días versus 140 días.).

Diego Ponti
El autor es analista de ganados y carnes de AZ-Group
La Nación

Ver Más