Una invitación a potenciar los rodeos con Genética Premium

09/06/2021 – “Rústicos Premium” es un remate hecho a la medida del productor que tiene claro que invertir en genética es el camino más corto para mejorar la rentabilidad de su negocio. Serán más de 40 toros de pedigree de destacadísimas cabañas de la zona y la región los que saldrán a venta, más unos 850 vientres seleccionados, para redondear una oferta muy difícil de empardar. El viernes 25 de junio, por Canal Rural, y con el martillo de Roberto Mondino, se viene una cita de esas que dará qué hablar en el mundo ganadero.

Tras la exitosa venta de vientres de 2019, en el otoño de 2020 Rústicos sumó una oferta de 17 toros de pedigree que tuvieron una rápida salida. “Si metíamos 10 toros más los vendíamos sin problemas”, decía después de la subasta hecha en Tandil hace 12 meses Sergio Amuchategui. Entonces, en este 2021 la decisión fue aumentar el número de reproductores para darles respuesta a los productores que quieren incorporar buena genética.

http://rusticos.com.ar/

Toros de exposición

Fiel a la marca y respetando el prestigio ganado en ocho años de trayectoria, Rústicos Premium logró concentrar una oferta digna de una exposición. “Estamos hablando de toros de las mejores cabañas que tiene la raza Angus”, comenta Sergio sin exagerar.

La lista de remitentes ratifican las palabras de Amuchategui. Los toros son aportados por La Reserva de Mariano Castro, cabaña bicampeona en Palermo; El Volcán de Los Lazos, obtuvo el último Gran Campeón en la muestra; La India del “Lobo” Chiaravalli, jurado en Palermo en 2019; Arandú de Federico Vizzolini, ganador del circuito bonaerense también en 2019; La Tortuga de Juan Pedro Massigoge, un apellido marca registrada; y Don Abraham, una cabaña joven pero que viene invirtiendo y trabajando en forma destacada.

Los remitentes de las hembras también son garantía de consistencia genética. Santa Mónica de Podlesker (Cascallares), La María Luis de Briones (Tres Arroyos), La Costera de Lebeck (Claromecó), San Agustín de Rizzi (San Cayetano), La Distancia (Balcarce), La Z de Zudaire (Rauch), Santo Domingo de Otero (Tandil), Don Leo de Werthein (Gonzales Chaves), La Edelmira de Ocampo (Saladillo) y Las Lomas de Orub (San Luis). Hay que destacar que Don Abraham, La Reserva, El Volcán y La India también remitirán vientres.

Si la oferta seduce desde la calidad, también lo hace desde la cantidad. “Son más de 40 los toros que se venderán, entonces el mensaje para los productores es que la oferta es importante como para satisfacer al que esté interesado. Hay que animarse”, dice Amuchategui.

“Hay una rigurosa selección, un riguroso compromiso de todos de poner lo mejor, no tengo dudas de que en este remate va a haber futuros grandes campeones de 2022, toros excepcionales y que son para utilizar en los rodeos comerciales. Los criadores de Rústicos compran estos animales, los utilizan y les dan excelentes resultados”, agrega.

Juan García, director técnico de Rústicos y quien marca el rumbo genético del grupo, se suma a los dichos de Amuchategui. “Hay que entender que el pedigree no es una mala palabra. Todo lo contrario, son animales exactamente igual al resto, moderados, comerciales y que dan muy buen resultado”, explica.

Y agrega: “Nosotros en Rústicos tenemos programas muy comerciales, los mismos toros que van a las exposiciones son los que trabajan en el campo y está demostrado que funcionan acá, en la Cuenca del Salado, en San Luis, y al lugar donde los lleven”.

mailto:radio@sectoragropecuario.com

Hembras de selección

En lo que respecta a los vientres, también la oferta parece de exposición. García cuenta que un buen otoño desde lo climático permitió que se exprese la genética. “Los vientre están excepcionales. Son todos animales criados a campo, no hay encierres, es todo súper productivo, y tuvimos la suerte que después de un verano durísimo el otoño vino bárbaro. Hoy las vaquillonas y las vacas estén formidables”, describe.

El asesor, además, cuenta como dato destacado que se ofertará mucho volumen de madres de segundo y tercer parto, “algo que nadie quiere vender y que Rústicos siempre ofrece”.

Otra de las fortalezas del remate en lo que tiene que ver con los vientres es que lo que saldrá a la venta es todo cabeza de parición. “Cuando sean las ventas vamos a estar a 40 días de que las vacas empiecen a parir. Y eso es lo que el productor quiere, cabeza de parición”, dice Juan. “Nosotros en Rústicos vamos poniendo todas esas demandas en la balanza y así poder ir dándoles respuestas a los productores”, completa el asesor.

Remate federal

Entonces, Amuchategui vuelve a la idea madre de este nuevo remate: “La apuesta de poner más de 40 toros de pedigree en junio es presentar una oferta importante para que pueda haber muchos compradores. Para que sean muchos los productores que puedan acceder a esa genética”.

En el origen de los compradores está la otra apuesta de Rústicos. Sostenidos por la potencia de la consignataria Alfredo S. Mondino, este evento busca mantener su condición de federal. “Apuntamos que esta genética vaya al resto de la provincia de Buenos Aires, a Córdoba, a San Luis, a Mendoza, a La Pampa, a Santa Fe. Queremos seguir siendo un remate federal”, dice.

“Y para lograrlo tenemos que poner a disposición una oferta grande para que todos puedan acceder”, completa.

El menú es por demás interesante, al estilo Rústicos. Y el estilo Rústicos, además, siempre encierra desafíos. “En junio empiezan los remates de las grandes ligas. Las cabañas importantes tienen sus remates en junio, julio y agosto, y nuestra intención es competir fuerte y meternos entre las grandes ventas de la raza”, comenta Amuchategui.

Y en la despedida se enfoca nuevamente en los potenciales compradores: “Este remate es una alternativa importante para hacer una inversión que lo vale. Que no tengan dudas de que el 25 de junio habrá una verdadera exposición de toros acompañados de una gran cantidad de vientres espectaculares para poder incorporar en este 2021 y potenciar los rodeos”. 

Comunicación Rústicos

Ver Más

Precios internacionales en alza: la diferencia de ver el vaso medio lleno o medio vacío

08/06/2021 – En el caso de la carne vacuna, destacó la reactivación de la actividad económica en países como China, Europa y EE.UU. a medida que avanza la vacunación.

De acuerdo al último informe de Rosgan, mientras Argentina sigue atada a un conflicto que ya no encuentra argumentos racionales para su sostenimiento, el mundo sigue girando y lo hace en torno a una demanda cada vez más firme, en un contexto de resurgimiento de los principales mercados consumidores del hemisferio norte.

Recientemente, el Rabobank publicó una serie de informes que dan señales sumamente alentadoras respecto del futuro del mercado cárnico global. En el caso de la carne vacuna, destacó la reactivación de la actividad económica en países como China, Europa y EE.UU. a medida que avanza la vacunación.

En este escenario, los informes señalan particularmente a China como impulsor de los precios. Según Rabobank, parte del consumo volverá a la carne de cerdo, y espera que aun así la demanda de carne de vacuno se mantenga fuerte y continúe impulsando las importaciones del mercado mundial.

https://apps.apple.com/ar/app/agro-radio/id1512891972

En el caso de EE.UU. también se percibe la recuperación del sector de “food service” a medida que se flexibilizan las restricciones relacionadas con la pandemia producto del avance de la vacunación. Este retorno progresivo a la normalidad permite que la demanda por carne vacuna se presente muy activa. Aunque con diferentes realidades dentro del bloque, Europa transita por similar camino, previendo un verano con menos restricciones y mayor nivel de consumo fuera del hogar.

Por el lado de la oferta, se confirma un escenario más limitado para el abastecimiento. En el caso de Brasil, principal abastecedor del país asiático, el nivel de oferta de animales terminados para faena continúa restringido, con precios internos muy firmes y una clara tendencia a la retención de hembras. Por su parte, Australia, tercer exportador mundial de carne, presenta una situación de retención mucho más extrema que lo lleva a restringir los envíos al exterior a los niveles más bajos de las últimas décadas.

El aumento en los precios de las comodities agrícolas, particularmente del maíz, es otro factor que impulsa al alza el precio de la hacienda, en especial en EE.UU. por su elevada intensificación de los engordes, pero también en Brasil, debido a la escasa disponibilidad de forraje a causa de la sequía.

En materia de precios, tanto en Brasil como en Uruguay la cotización del novillo de exportación ha superado los USD 4,00 por kilo en gancho, quebrando una marca histórica para Brasil. En lo que va del año, los países de la región, incluido Paraguay, registraron incrementos en el precio del novillo de exportación de entre un 20 y un 27% en dólares. En el mismo lapso, Australia y EE.UU. reflejan incrementos promedio del 11%. En tanto que, el novillo argentino es el que marca los incrementos más moderados con apenas un 6% en lo que va de 2021, tomando los primeros valores de referencia escuchados tras el paro (USD 3,76).

En concreto, el valor de las materias primas se encuentra muy firme en los principales orígenes producto de esta restricción de oferta que, en ciertos casos, se ve acrecentada por fases de retención. Si bien estos incrementos aún no se trasladan totalmente al precio internacional de la carne, sí se reflejan en su tendencia. En efecto, los valores de exportación de la carne comienzan a acercarse a los niveles registrados a inicios de 2020, previo al colapso generado por la pandemia. Así lo confirman los datos de exportación a mayo, de los países de la región Brasil, Uruguay y Paraguay.

https://play.google.com/store/apps/details?id=agroradio.radio&hl=es_AR&gl=US

Como si algo faltara en este combo, a esto se suma el factor Argentina. En este contexto, la salida de juego del país no resulta en absoluto neutral. Por el contrario, siendo el cuarto proveedor mundial de carne y el segundo mayor abastecedor de China, la ausencia de Argentina en la escena mundial pone aun presión sobre los valores de la carne. Cuánto afectará esta medida, dependerá del tiempo que dure la prohibición. Por el momento, China se resiste a convalidar mayores subas y presiona para retrotraer los valores a los niveles previos al cepo argentino. Mientras tanto, como válvula de escape abre aún más el grifo del famoso “canal gris” de Hong Kong, por medio del cual ingresan de manera informal grandes volúmenes de carne de búfalo proveniente de India. En definitiva, hemos enardecido un mercado sin siquiera poder participar.

Quienes siguen participando definitivamente ven el “vaso medio lleno” y apuestan decididamente a esta tan ansiada reactivación de la demanda, en un contexto de materias primas en alza y valores de la carne en plena recuperación, con amplio espacio para seguir avanzando.

Mientras tanto, Argentina sigue ahogándose en un “vaso medio vacío” y responsabilizando del vaciamiento a la demanda de ese mercado en el que hoy todos quieren estar.

BCR News

Ver Más

Completo análisis de los mercados concentradores en el sector ganadero de Argentina

07/06/2021 – Los mercados concentradores cumplen un rol mayor a la simple conexión entre la oferta y la demanda. La transparencia y la seguridad dentro de las transacciones, así como la información del sector son factores esenciales para el desempeño productivo.

En su último informe semanal la Bolsa de Comercio de Rosario, analiza «los mercados concentradores que constituyen el ámbito físico o virtual donde confluyen la oferta y la demanda, en este caso, de animales, ya sea para faena o engorde».

Mediante la transacción de un gran volumen de oferta, estos ámbitos sirven, entre otros fines, para brindar precios de referencia del mercado ganadero de utilidad incluso para los que no participan activamente de él. Al mismo tiempo, la mayor transparencia y seguridad de las transacciones otorga al mercado los incentivos suficientes para convertirlo en un proveedor confiable de algo tan delicado como es el alimento.

mailto:radio@sectoragropecuario.com

Contexto general

«Argentina históricamente presentó un perfil fuertemente marcado por la producción de ganado bovino. Tal es así que el consumo por habitante promedio en las décadas de 1960 y 1970 fue de 80,8 Kg/hab/año. No obstante, desde dicho momento, el consumo nacional ha ido reduciéndose paulatinamente dentro de las dietas de los argentinos, alcanzando actualmente unos 49 kg/hab/año, una caída del 39%», afirma el informe.

En el cuadro que sigue se comparan las producciones de carne en el año 2020. Con 3,17 millones de toneladas (eq res/c/hueso), la producción de carne bovina por poco quintuplica los resultados productivos del sector porcino nacional, ubicándose un 383% por encima del mismo. En adición, el principal competidor es la carne de pollo que el año pasado logró una producción de 2,22 millones de toneladas, aún 1 millón de toneladas por detrás de la cadena cárnica bovina.

«Las más de 6 millones de toneladas de carnes de diferentes tipos que se produjeron en estos 3 mercados durante todo el 2020 fueron el resultado de la faena de casi 14 millones de cabezas de ganado bovino, 757 millones de pollos y 7 millones de cerdos», señala el reporte.

Para hacerse de este vasto número de animales, los diferentes faenadores debieron realizar compras en el circuito comercial o realizar la faena de animales que estos mismos sujetos económicos criaron. Esto genera matices entre los esquemas productivos, en donde se dan diferentes niveles de integración vertical a lo largo de las cadenas.

https://play.google.com/store/apps/details?id=agroradio.radio&hl=es_AR&gl=US

Mercado bovino

El mercado bovino, emblema de la producción y el consumo de los argentinos desde tiempos remotos, es el que posee mayor tradicionalidad dentro de su operatoria. Por un lado, cuenta con los tan reconocidos remates de feria, los cuales siguen hoy en día siendo realizados a lo largo y ancho del país y constituyen el principal canal indirecto de comercialización. Éstos se caracterizan por su regionalidad; es decir, al realizarse principalmente en localidades del interior sirven como referentes de precios zonales. Además, en estas ferias se comercializa hacienda con destino de cría, invernada o de faena.

Este canal de comercialización es utilizado por un vasto número de Explotaciones Agropecuarias (EAP), llegando a concentrar el 21,3% de las ventas primarias de hacienda de las mismas, según el Censo Nacional Agropecuario del 2018. No obstante, vale aclarar que esta participación no se ve traducida directamente en participación de hacienda comercializada a nivel nacional. Esto es así debido a que el tamaño de los productores difiere entre los diferentes canales de comercialización.

El siguiente de los canales indirectos de comercialización son los mercados concentradores. En Argentina se cuenta con la participación de 3 de estos canales. Primeramente, el Mercado de Liniers S.A., el cual cuenta con más de 100 años de actividad y es el principal referente en cuanto a precio y operatoria. El número de cabezas que pasa por este mercado supera la operatoria de los otros dos mercados concentradores, Mercado de Ganado de Rosario y el Mercado de Córdoba. Los bovinos vendidos en el mercado son enviados inmediatamente a faena. Por reglamentación ningún animal que pase por los predios puede retornar al campo.

«En el 2020, teniendo en cuenta que la faena fue de 13,9 millones de cabezas y que, en el Mercado de Liniers, se comercializaron unos 1,32 millones de animales para faena, se puede afirmar que su participación dentro del comercio de este segmento fue de aproximadamente el 10% de la faena nacional. No obstante, en términos de EAP representan una porción menor de participación, debido a que el 3,1% de estos entes recurren a estas instituciones», destaca el informe.

Además de oficiar de establecimientos donde efectivamente se lleva el ganado y se encuentra la oferta de bovinos con los demandantes, los mismos realizan publicaciones con los precios, índices, cantidades operadas y categorías comercializadas. Esta información es muy relevante a la hora del descubrimiento del mercado, ya que, al ubicarse físicamente en Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba (región centro de la actividad agropecuaria nación) y englobar por cerca del 10% de la faena nacional, de sus publicaciones se obtienen información de importancia para el desempeño del mercado.

Otro segmento que cobra cada vez mayor relevancia son los mercados electrónicos, donde se realizan remates virtuales o televisados, como es el caso de ROSGAN y Liniers, perteneciente al mencionado mercado concentrador bonaerense, aunque entre las EAP, este segmento posea una participación minoritaria.

Por otra parte, la comercialización puede ser abarcada por numerosos canales directos entre los cuales se destacan las ventas a otros productores (25,3%), consignatarios (18,2%), frigoríficos/mataderos (12,9%) y carnicerías (11,8%). En estos 4 canales de comercialización, la regionalidad también desempeña un rol muy importante, pero la nota predominante son las relaciones directas que surgen entre estos actores, puesto que no se cuenta con la presencia de entes que controlen más de cerca el avance de las transacciones y que medien entre las partes. Sin embargo, el 68,1% de las EAP utilizan estos canales de comercialización, lo cual destaca el aceitado funcionamiento del mercado cárnico.

Mercado porcino

Esta cadena ha ganado una enorme importancia en los últimos años por el aumento de su consumo a nivel nacional, contribuyendo a compensar parte de la caída en el consumo de carne bovina. Al mismo tiempo, la producción porcina a nivel mundial ha adquirido mayor relevancia debido al incremento población y, principalmente, a la integración de China dentro del comercio internacional. Nuestro país no fue ajeno a esto y ha ido superando año a año sus resultados productivos.

En cuanto a las instituciones y mercados más importantes de la cadena de carne porcina a nivel nacional, se debe tener en cuenta que el Mercado de Liniers S.A. dejó de comercializar ganado porcino a comienzos de la década de los ‘90, lo cual marca un hito dentro de la industria, puesto que esta decisión generó una ausencia de información de relevancia, así como también de condiciones de mercados de transparencia. Vale aclarar que, incluso desde antes de dicha década, ya existían esfuerzos privados para generar un mayor flujo de información y mejorar las condiciones generales de la comercialización nacional de los cerdos. Dichos esfuerzos se materializaron en asociaciones empresariales, las cuales brindan desde referencias de precios, hasta estudios de mercado. Por nombrar algunas de las más emblemáticas, la Asociación Argentina de Productores de Porcino (AAPP), la Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines (CAICHA), PORMAG, el Centro de Información de Actividades Porcinas (CIAP), la Unión de la Industria Cárnica Argentina (UNICA), etc.

No obstante, las asociaciones privadas si bien propician una sinergia positiva dentro de la cadena de carne porcina nacional, no se ha logrado generar un mercado de referencia nacional con las condiciones de transparencia y pública concurrencia que caracteriza a los mercados concentrados de otros sectores. En el afán de mejorar las condiciones de mercado, eficientizar la comercialización y facilitar transacciones seguras para los agentes del sector porcino, la Bolsa de Comercio de Rosario ha lanzado hace poco menos de un año ROSPORC, un mercado digital de cerdos, haciendo hincapié en la transparencia, libre concurrencia y distribución de información pública de manera periódica. Sin embargo, vale aclarar que, dentro del mercado porcino, el principal canal de comercialización es “Directo de estancia”, lo cual significa que los mecanismos de negociación se encuentran fijados mayormente por las relaciones entre compradores y vendedores. Al mismo tiempo, el sector porcino presenta una baja integración vertical, por ello la distribución de información debería ser muy eficiente para alcanzar a todos los participantes de la cadena de forma homogénea, destacándose la necesidad de las referencias dentro de los mercados para facilitar este proceso.

https://apps.apple.com/ar/app/agro-radio/id1512891972

Mercado aviar

El caso aviar, dentro los tres principales mercados de carne argentina, se diferencia del resto puesto que la integración vertical del sector es mucho mayor. En este caso, las empresas encargadas de la producción nacional de carne aviar dentro de sus estructuras incluyen las etapas de: cabañas de abuelos, cabañas de reproducción de padres, planta de incubación, granjas de engorde, planta frigorífica (faena, trozado y elaborados) y de subproductos, planta de alimento balanceado y comercialización. De esta manera, se cubre prácticamente todo el espectro de la actividad económica, facilitando el normal desempeño del sector. Al igual que en el mercado porcino, de momento, el mercado aviar carece de instituciones que oficien de “mercados concentradores de referencia”, por lo que las ventas directas o los circuitos dentro de las mismas empresas constituyen los mecanismos de mercado que imperan en la actividad.

Se debe destacar que poco más del 71% de la faena nacional de aves del 2020, fue generada por 20 empresas, según datos de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA). No obstante, se destacan nuevamente la decisión del sector privado por brindar información relevante para la toma de decisiones y gestar condiciones más transparentes dentro del sector. Desde un mismo ente denominado Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), el cual agrupa a las principales empresas productoras de carne aviar, así como también la ya mencionada CAPIA, se destaca Cátedra Avícola, que oficia de referencia para los precios publicados por MAGyP, tanto para la carne aviar como para los huevos que se producen.

BCR News

Ver Más

La carne sigue cruda, ante un relato incongruente

31/05/2021 – Nueve días antes de cerrar las exportaciones, el Gobierno nacional había fijado nuevas pautas para mantener abiertos los embarques. Pero reiteró su decisión de atacar las consecuencias sin solucionar las causas.

Mientras las entidades rurales deciden cómo continuará el plan de lucha contra la intervención oficial en el comercio de la carne, en el Gobierno nacional se refleja cada vez con mayor nitidez la incongruencia de su relato para justificar la suspensión de las exportaciones.

Los desatinos comenzaron el mismo 17 de mayo, cuando el Presidente hizo pública a los frigoríficos exportadores la decisión de suspender por 30 días los embarques de cortes vacunos al exterior. Es que nueve días antes le había comunicado a la industria un Programa de Precios que, a cambio de volcar cada mes ocho millones de kilos de carne a valores populares, se iba a mantener sin cambios el comercio exterior.

Ese mismo día, y en el marco de la nueva política oficial para los embarques, la Dirección Nacional de Control Agropecuario, que depende del Ministerio de Agricultura, había puesto en vigencia la Declaración Jurada de Exportaciones de Carne (DJEC), como requisito previo a la autorización de las operaciones.

Nada de eso hizo falta; el cepo a la carne superó cualquier instancia previa y reforzó la incoherencia de la medida. La misma incongruencia que cuando el propio Alberto Fernández y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, lanzaron en noviembre pasado un plan de inversiones integrales para las exportaciones bovinas.

Las idas y vueltas del Gobierno en materia del comercio de carne dejan una vez más a su relato sin sustento racional y lo vuelven a impregnar de un tono electoral. Lo que está claro es que su modelo de gestión ha convertido a la imprevisibilidad en una certeza.

Afirmar que con el cierre de las exportaciones el precio de los cortes vacunos para el consumo interno va a bajar es parte del error en que incurre la actual administración, muy propensa –como en sus versiones anteriores– a atacar las consecuencias y no las causas.

“La conformación de precio de la carne a nivel doméstico no está dada por la exportación; este es un factor más que influye, como resultado de la suba inflacionaria que está generada por la emisión monetaria, la brecha cambiaria y el gasto público”, sostiene Federico Santángelo, analista del mercado de ganados y carnes de la consultora Agroideas.

En conclusión: el valor de la carne no es el que genera inflación.

https://play.google.com/store/apps/details?id=agroradio.radio&hl=es_AR&gl=US

Datos contra el relato

Un recorrido por la última década, a través de los principales indicadores de la cadena de la carne bovina, refleja de manera contundente que exportar menos no garantiza que el alimento será más barato en el mostrador. Todo lo contrario, de acuerdo con los números que exhibe Santángelo.

Según el socio de Agroideas, en los dos períodos de gobierno de Cristina Fernández, las exportaciones cayeron un 63 por ciento, la devaluación fue de 205 por ciento y la suba de la carne al consumidor alcanzó 906 por ciento.

En comparación, durante la gestión de Macri, los embarques al exterior crecieron 346 por ciento, la depreciación del peso fue de 504 por ciento y el valor de la carne en la góndola aumentó 186 por ciento.

En los 17 meses del gobierno de Alberto Fernández, en el que las exportaciones crecieron dos por ciento y el tipo de cambio se actualizó 59 por ciento, el valor de la carne al consumidor creció 108 por ciento.

Estos datos confirman que, por sí sola, la exportación no define el precio de la carne y que el relato que lo afirma es más una ficción que una realidad.

Alejandro Rollán
Agrovoz

Ver Más

Carne: para la secretaria de Ganadería de Córdoba, el cierre de exportaciones es “inentendible”

28/05/2021 – Córdoba – La funcionaria consideró que es un “mazazo”, justo cuando en la Provincia se estaba desarrollando un plan para elevar los estándares de la producción bovina en función del comercio exterior.

La secretaria de Ganadería de Córdoba, Catalina Boetto, formuló duras críticas a la decisión del Gobierno nacional de cerrar las exportaciones de carne.

Es la tercera voz del Gobierno provincial que sale al cruce de la medida decidida por el presidente Alberto Fernández: antes, el vicegobernador, Manuel Calvo, ya había considerado que “atenta contra la producción”; y el ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, pronosticó que “será un fracaso”.

https://apps.apple.com/ar/app/agro-radio/id1512891972

En el marco de una jornada organizada por la Sociedad Rural de Jesús María (SRJM) para analizar el impacto del cierre de exportaciones de carne, Boetto señaló: “Con esto pierden todos, no gana nadie”.

La funcionaria recordó que cuando fue convocada a participar en el Gobierno, uno de los objetivos fue trabajar para elevar los estándares ambientales y de calidad de la producción bovina cordobesa, con el foco puesto en las demandas de los mercados internacionales.

“Venimos pensando una ganadería con el norte puesto en la exportación, que tenga trazabilidad, que cumpla con el pedido de disminuir las emisiones de gases y cuidar el recurso del agua, toda una serie de ordenamientos alineados a exportar y que sea un producto de altísimo nivel nutricional. Pero de repente aparece esto y es un mazazo, inentendible”, cuestionó Boetto.

mailto:radio@sectoragropecuario.com

En este punto, amplió que en Córdoba hay 21.000 productores ganaderos, de los cuales la mitad tiene menos de 50 vacas. “A un pequeño productor exigirle una mejora de su estándar ambiental no es sencillo, pero lo veníamos logrando. Incluso con un trabajo para tener marcas, etiquetar productos con código QR, que los centennials que son los nuevos consumidores sepan qué se hace en Córdoba”, relató.

Por este motivo, insistió en que la medida del Gobierno, además de inconsulta, es “desacertada por donde se mire”.

Entre otras cosas, además, porque al elevar la vara de la sanidad y la calidad pensando en la exportación, por lógica también se mejoran los estándares para el mercado interno.

“Veníamos trabajando en una licencia de producción sustentable. Esto te deja sin palabras, es un desconcierto”, concluyó.

Favio Ré
Agrovoz

https://play.google.com/store/apps/details?id=agroradio.radio&hl=es_AR&gl=US
Ver Más

No es culpa de la carne

“El freno a las exportaciones de carne vacuna no bajarán la inflación. Porque la inflación no se origina en el precio de la carne, se origina en la emisión monetaria. No sólo sube el precio de la carne, suben todos los productos y servicios de la economía. No tenemos un problema de precios, tenemos un problema de moneda, cada vez se necesitan más pesos para comprar la misma cantidad de carne, nafta o tomates. “David Miazzo. Economista jefe FADA.

“Con la suspensión de las exportaciones de carne de vaca ponemos en riesgo miles de empleos. La cadena de la carne de vaca genera más de 400 mil empleos. El cierre de las exportaciones pone en riesgo a más de 100 mil familias, que son los puestos de trabajo relacionados al circuito de exportación. En un contexto donde la pobreza en Argentina alcanza al 42% de la población.” Natalia Ariño – Economista FADA

Mismos precios con menos empleo y menos inversiones. “La medida de frenar las exportaciones de la carne terminan en un efecto contrario. La inflación y una menor producción de carne harán que los precios terminen subiendo igual”. Las intervenciones sobre las exportaciones pueden bajar los precios de la carne en el corto plazo, pero NO en el mediano plazo. Es decir, vamos a tener los mismos precios, pero menos producción, empleo, inversión y exportaciones. La cadena de carne bovina genera más 3.000 millones de dólares anuales en exportaciones y 400 mil empleos, de los cuales 100 mil se generan en el circuito de exportación. David Miazzo – Economista Jefe de FADA.

El cierre de las exportaciones es lo opuesto a lo que necesitamos para salir adelante. El problema de Argentina no es que la carne y otros productos están caros, sino que los argentinos no podemos pagarlos. Venimos perdiendo poder adquisitivo desde el 2018, como consecuencia de la caída de la economía, la inflación y la devaluación. Lo que necesitamos es generar más empleo, actividad económica e inversiones.

“Nos alcanza para abastecernos, y a la vez, exportar. En el contexto de la suspensión de exportaciones a la carne, cabe aclarar que, Argentina no cuenta con un problema de abastecimiento al mercado interno. Consumimos, 48 Kg. carne vacuna por persona, por año, pero a su vez, exportamos el 29% de la producción. El problema es el acceso al consumo de carne vacuna, por falta de generación de empleo e ingresos, con pérdida de poder adquisitivo. Nicolle Pisani Claro- Economista FADA.

¿Qué pasó cuando se cerraron las exportaciones en 2006?

En un principio se habían cerrado por 180 días, pero terminaron intervenidas por 9 años.
El precio igual subió, el kilo de asado pasó de 2,70 dólares en 2006 a 8 dólares en 2012, hoy vale 6,80 dólares.

Datos actualizados y reflexiones de FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina)

Ver Más

Declaraciones juradas, faena y caída del consumo de carne: la mirada de los frigoríficos sobre el contexto

17/05/2021 – Desde la Federación de Industrias Frigoríficas señalaron que se está dando una reconfiguración en la producción ganadera.

Desde la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) destacaron que se vive un escenario obliga a moverse con cautela. En este sentido, mencionaron que en abril y mayo hubo muchos cambios para el sector: acuerdo de precios, cayó la faena, datos sobre el consumo de carne y declaraciones juradas para exportar.

El presidente de FIFRA, Daniel Urcía, se refirió al momento que atraviesa el sector. En este sentido, destacó que hubo un incremento de precios de la carne vacuna, pero que estuvo por debajo de la inflación mensual.

Consumo de carne

Siguiendo esta temática, se refirió a la caída del consumo de carne, que según la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) fue uno de los más bajos de los últimos años. En este sentido, explicaron que la baja se debió en parte a los cambios de hábitos del consumidor y, aseguraron: “Hoy busca diversificar su dieta, independientemente de los precios”.  

De esta manera, argumentaron que en 1980 la población era de 25 millones de argentinos y el consumo de carne vacuna de 90 kilos y el de las demás carnes de 10 kilos por habitante al año. “En la actualidad el consumo total es de 120 kilos por persona que se reparte en: 50 de carne vacuna, 50 de carne aviar, 17 de carne porcina y 3 de las otras alternativas y eso a pesar del incremento población ya que supera los 45 millones de personas. Esta es la realidad del país, uno de los de mayor consumo de proteína animal del planeta”, destacó Urcía. 

Faena

Por otra parte, FIFRA mencionó que en base a los números de faena hubo una baja y se encendieron las alertas. Sin embargo, señalaron que era una baja que se esperaba. 

“Lo dijimos tiempo atrás, la producción ganadera argentina se encuentra en reconfiguración por la recomposición de precios y eso conlleva una disminución de la cantidad de hacienda terminada, las condiciones exigen de más tiempo de engorde por la mayor permanencia de los animales en las recrías a pasto”, aclararon.  

La caída fue de 8,5 % en la faena mensual de abril. Por su parte, destacaron que el dato positivo es que crece el peso promedio de las carcasas que se encuentra en 226,4 kilos con un crecimiento del 1,1%. 

Abril cerró la participación de faena de hembra en 47,4%. Desde FIFRA destacaron que se explica por una mayor participación de vacas de refugo, habitual en estos meses.

Por otra parte, se atribuyó la baja de faena al incremento de la práctica ilegal. “Esas faenas, fuera del circuito sanitario, crecen en situaciones de crisis económicas y ponen en riesgo la salud de la población”, señalaron.

Declaraciones juradas

Desde FIFRA señalaron: “Se nos manifestó que no es interés de la Dirección obstaculizar embarques, y que se ha buscado generar un régimen simple con metodología preexistente vigente desde 2017 y se pretende contar con información necesaria para desalentar maniobras de subfacturación y triangulación”. Además, aclararon que la dirección podría pedir más información, pero no suspendería las exportaciones.

“En cuanto a exportaciones se espera un repunte de la demanda de la Unión Europea que se encuentra atravesando la primavera y saliendo de restricciones por Covid. De todos modos, en los últimos meses hubo una disminución de los envíos de todos los proveedores a ese destino y por tal motivo seguramente el cupo asignado con beneficios arancelarios Hilton no se cumplirá en su totalidad”, remarcó Urcía.

En cuanto a China, explicaron que los precios tuvieron una pequeña suba, aunque siguen por debajo de los valores de 2019 y continúan algunas plantas sin certificar por razones de Covid.

Agrofy News

Ver Más

Juan García, el gran DT ganadero

“¿Cómo me defino? Soy una especie de coordinador. Me hubiera gustado estudiar veterinaria, pero soy muy limitado, no me daba para los libros. Aprendí mirando, leyendo e instruyéndome con otras personas, con gente que trabajaba muy bien. Y lo que tengo es la posibilidad de ver constantemente una gran cantidad de animales produciendo en distintos sistemas”.

Juan García no tiene títulos que lo respalden como un erudito. Terminó el secundario y luego sumó a su currículum un curso de inseminación artificial en la cabaña La Legua, en 1999. Sin embargo, es habitual que le digan “el especialista” o “el genetista”. Es más, Alfredo Gusmán, el presidente de la Asociación Argentina de Angus, cada vez que tiene un micrófono a mano lo define como “uno de los asesores que más sabe de ganadería”.

Hay evidencias que sostienen las palabras del mandamás de la raza líder del país: el tresarroyense hoy asesora a 17 cabañas y establecimientos en la provincia de Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Mendoza, San Luis, Santa Fe y México. Entre ellas algunas de las firmas que conforman la base de Rústicos.

Pasión ganadera
Juan Nació hace 48 años en Tres Arroyos, perdió a su papá siendo muy chico, y de la mano del médico veterinario Ricardo Errazu, el marido de su mamá, empezó a relacionarse con el campo. Primero lo acompañaba en sus recorridas, una vez que terminó el secundario se sumó a trabajar al criadero de cerdos que tenía. Errazu “despertó mi pasión por la ganadería” y los cerdos “me mostraron que me gustaba trabajar en la mejora genética”, cuenta.

Por otro lado, a Juan le generaba mucha curiosidad la preparación de vacunos para exposiciones. Entonces, pese a la rutina porcina, Juan tenía claro que su norte eran las vacas. Así fue que decidió trabajar en un feed lot para aprender a racionar la comida de los animales y también realizar el curso de inseminación en La Legua, gracias al que formalizó su relación con la mejora genética y la preparación de animales.

“Fue en 1999, la cabaña era furor en ese momento, hacía 1.000 toros por año, iba a las exposiciones con 50 animales. Era un show fenomenal”, recuerda. El curso duró una semana y Juan aprovechaba cada rato libre para ir a ver cómo trabajaba el cabañero y ayudarlo en lo que pudiera. Empezaba a aprender el oficio.

Entonces redobló la apuesta y comenzó a ir a las exposiciones con La Legua a ayudar en la preparación de los animales. Sin cobrar un peso, obvio. Pero para Juan la ganancia era la experiencia. Fueron alrededor de dos años de colaborar y nutrirse, tiempo en el que formalizó su relación con Marcela y llegaron las gemelas Mercedes y Pilar. Entonces además de seguir aprendiendo el oficio, el tresarroyense necesitaba engordar la billetera.

Los Abuelos
El quiebre se dio en el otoño de 2003, en un día de campo de La Legua. De la jornada participó Juan Ezcurra, un reconocido consultor y asesor de cabañas que Juan cruzaba en las exposiciones y decidió pedirle trabajo. Tuvo que esperarlo casi seis horas parado en el parque del establecimiento, pero valió la pena. Ezcurra escuchó el pedido y aceptó.

“‘Empezás mañana’ me dijo”, recuerda con una sonrisa Juan. Se venía encima la Exposición de Otoño y lo contrataron para que trabajara en Los Abuelos, la cabaña de Stratum S.A, ubicada en Brandsen. Era lejos, es cierto, pero se trataba de un establecimiento de punta y una oportunidad insuperable.

El buen desempeño de Juan convenció a Ezcurra, Horacio Aresi y a Diego Añez, los tres socios que trabajaban en tándem, de que era el indicado para transformarse en el encargado de la cabaña. “Tuve muchísima suerte de caer ahí. Es cierto que yo lo busqué, pero también estoy muy agradecido porque me abrieron las puertas. Fueron dos años de muchísimo trabajo”, recuerda.

En una de las tantas exposiciones a las que concurrió tuvo una charla con Juan Pedro Massigoge, quien le ofreció que trabajara para él en la cabaña La Tortuga de Indio Rico. Casi en simultáneo recibió la misma propuesta de Hugo Buus, para La Segunda, en Orense. Su tarea en Los Abuelos estaba dando frutos.

Juan empezó a trabajar part time con Massigoge y con Buus, y también fue contratado por Daniel Fuente en la cabaña Aitué. Pero además continuó la relación con Ezcurra y Aresi, quienes le delegaron el manejo de las cabañas que asesoraban en La Pampa. “Mi familia me regaló un Peugeot 206 bastante nuevo y le hice 300.000 kilómetros. Lo gasté”, cuenta como anécdota para describir que fueron años de trabajo intenso.

También se hizo tiempo para ir a sumar experiencia en Tres Marías, la cabaña líder que la familia Gutiérrez tiene en Benito Juárez. “Quería sumar horas de oficio, estar al lado de ellos, ver cómo trabajaban, seguir aprendiendo. Ellos son los número uno. Además de ganar conocimientos entablé una muy buena relación con ellos”, dice.

“Así me hice yo, bien de abajo, laburando, en la cabaña no hay nada escrito, es el día a día. Es muy artesanal. Entonces uno observa y ve qué puede aportar”, revela.

Rústicos
En 2013 tras muy buenos resultados con Aitué en la Rural de Palermo, Sergio Amuchategui le propone hacer un remate en La Verbena, en Copetonas, con hacienda de algunos criadores de la zona. Fue el comienzo de Rústicos y otro evento destacado para la vida laboral de Juan. “Pese a que no habían recibido invitación -porque no se nos hubiera ocurrido que podrían venir- al remate vinieron los 10 cabañeros más fuertes de la Argentina, y también de Uruguay. Llegaron por la publicidad y compraron. Vinieron los referentes de la raza que tenían que venir”, cuenta todavía hoy con asombro y satisfacción.

Al año siguiente, Juan y Sergio sumaron a la propuesta a Ignacio Añez (hermano de quien le diera trabajo en Los Abuelos) y el remate se trasladó a Benito Juárez por una cuestión de logística. Y Rústicos empezó a hacerse cada vez más grande y a potenciar a los criadores de Tres Arroyos y la región que forman parte del grupo, muchos de ellos asesorados por García. Más tarde llegaría la alianza con la consignataria cordobesa Alfredo S. Mondino y la trascendencia a nivel país.
Si hay algo que se destaca en cada remate de Rústicos, además de la calidad de la hacienda, es la uniformidad de los rodeos. Ahí está la mano de Juan.


“He logrado una uniformidad. Ves el mismo tipo de animal en todas las cabañas y campos que asesoro. Más que nada porque no me he dejado llevar por modas y mi fuerte siempre fue observar, y copiar. Yo no sé lo que hay que hacer, pero sí sé lo que no hay que hacer”, resume.

México
A partir del buen trabajo que ha venido haciendo y de su relación con los Gutiérrez, Juan fue invitado en 2018 a jurar en las razas Angus, Hereford, Charolais y Brangus a un par de exposiciones a México. “Se dio porque clientes mexicanos que venían a comprarles acá me vieron trabajar con ellos. Me convocaron dos años seguidos”, dice.
En su segundo año, además de jurar le propusieron si quería empezar a asesorar a algunas cabañas y aceptó. Hoy está trabajando en cuatro establecimientos, tres en Jalisco y uno en Guanajuato.
“Los mexicanos están recién descubriendo el Angus, lo cruzan con todas las razas. Allá la idea es que los animales tienen que ser muy pesados”, cuenta.
A esos proyectos, hay que sumarles los dos que tiene en San Luis y otro en La Pampa. Más los establecimientos que asesora en la provincia de Buenos Aires.

“Acá estamos con mucho trabajo en Arandú, Don Abraham, y con Agroganadera San Ignacio en Juárez; y también en cabañas más comerciales o campos como los de Lebeck, Santagiuliana, y La Primavera Traful, que es una de las cabañas más viejas de la Argentina de Angus colorado, en las sierras de Coronel Suárez. Que hayan confiado en mí, es una de las satisfacciones más grandes que he tenido”, dice.

En cuanto al trabajo que le demanda cada uno de los establecimientos, Juan explica que “me dedico a armar los rodeos, organizar los servicios, las inseminaciones, seleccionar. Y también armar los equipos de trabajo, que es algo complicado hoy en día”.

El productor Fernando Briones es asesorado por Juan desde hace más de una década y sintetiza en un par de frases el aporte que su asesor le hizo a su producción ganadera. “El viene al campo, mira las vacas y los toros, y toma decisiones que a veces uno no entiende. Pero con el tiempo llegan los resultados, ves los animales que producís y te das cuenta que él tenía razón”.

Gracias totales
A Juan lo que le sobra hoy es trabajo. Aunque ya está curtido, porque desde que arrancó en Los Abuelos ya no paró. Entonces, haciendo una rápida mirada hacia atrás, además de ver mucho sacrificio (“alguna navidad he llegado a mi casa justo para brindar”) observa a muchas personas que ayudaron para que se haya convertido en lo que es.
Entonces entiende que tiene que a agradecer. En primer lugar, a su familia: “Marcela y mis tres hijas (a las gemelas después se les sumó Lola) me apoyan y me apoyaron siempre, imposible si no haber podido hacer todo esto”. Y después, a los que “me dejaron entrar y trabajar con ellos, como los Ezcurra, los Firpo, los Gutiérrez, Massigoge…”.
Juan no tiene títulos que lo respalden, tampoco los necesita. Su garantía son clientes satisfechos y rodeos que prueban su capacidad.


Comunicación Rústicos

Ver Más

Radiografía del consumo interno de carne vacuna: la fortaleza del mercado local

El consumo de carne vacuna disminuye con el correr de los años y hoy se encuentra en 48,6 kilos per cápita. Si bien la demanda sigue esta tendencia de bajar, en marzo el número superó a los dos años previos.

En este sentido, desde Rosgan de la Bolsa de Comercio de Rosario señalaron: “A pesar de absorber casi tres cuartos de la producción total, el consumo doméstico sigue siendo un saldo aparente que cada vez que baja enciende alarmas sobre las otras dos variables, en especial sobre la exportación”.

En este sentido, se destacó que el menor consumo sigue los lineamientos mundiales de una reducción del consumo. Para analizar el consumo es necesario ver dos variables: producción y exportación.

“Por el lado de la producción, sabemos que el número se encuentra ciertamente estancado desde hace ya varios años. Hasta el 2009/2010 producíamos en promedio unas 275 mil toneladas mensuales, luego caímos a 200 mil, producto de una fuerte liquidación. Es aún hoy que no hemos conseguido recuperar aquella caída, estabilizándonos en una producción de entre 250 y 260 mil toneladas por mes”, aseguraron desde Rosgan.

Por otra parte, la exportación pareciera ser la variable que explica plenamente la caída del consumo. “Históricamente ha sido la variable de ajuste que permitió a los gobiernos sostener el nivel de consumo interno, ocultando el estancamiento productivo en el cual se encasilló al sector por años”, remarcó el informe.

Consumidor argentino

El informe destacó que la demanda local es la que menos cedió en consumo local. Desde Rosgan destacan que la carne tuvo un fuerte aumento en el último año del 74,8 %.

“En 2020, el consumo de carne vacuna en Argentina cayó, en base a estadísticas oficiales, un 2% (1,2kg) respecto de 2019 mientras que, en Uruguay el consumidor cedió un 5% (2,4kg) y en Brasil la contracción alcanzó el 10% anual, equivalente a unos 3kg per cápita”, aseguraron desde Rosgan.

Del informe se desprende que el consumidor argentino es el que mayor cantidad de carne vacuna ingiere anualmente, unos 5 kilos más que el uruguayo y más de 20 kilos por sobre lo consumido en Brasil. También tiene el mayor consumo total de carnes por habitante en comparación a estos países.

“Demuestra que el problema no radica en la escasez sino en la distribución, distorsión que proviene de causas socioeconómicas estructurales, que escapan a la dinámica de un único sector. En concreto, durante el 2020, el consumidor argentino ha absorbido un aumento en el precio de la carne cercano al 75%, contra un 18% que absorbió el consumidor brasilero y un 4% de baja, en el caso de Uruguay. Aun así, fue el que mayor resistencia mostró a reducir su ingesta de carne”, aclaró el informe.

De esta manera, se detalló a la carne como un mercado inelástico. “En definitiva, con un consumo doméstico fuerte, a pesar de su debilidad de compra, y una exportación firme, la tensión entre ambas fuerzas de mercado persistirá en tanto la verdadera variable de ajuste, la producción, no logre crecer de manera sostenida”, concluyeron desde Rosgan.

Agrofy News

Ver Más

Envían a faena más de 100 cerdos en Córdoba, en prevención de la triquinosis

Lo dispuso el Senasa con el Ministerio de Agricultura y Ganadería provincial. Pertenecen a tres predios de los departamentos Santa María y Capital.

28/04/2021 – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) interdictó tres predios porcinos de los departamentos Santa María y Capital, provincia de Córdoba y enviará a faena controlada alrededor de cien animales evitando así la posible difusión de la triquinosis.

Según informó el organismo sanitario, estas acciones fueron realizadas por agentes del Centro Regional Córdoba del Senasa luego de que personal del Ministerio de Salud de la Provincia diera aviso de que, al menos 27 personas, habían sido infectadas con el parásito de la triquinosis.

La información oficial aportada por la Provincia indica que 18 infectados corresponden a la localidad de Toledo y seis a la de Lozada, mientras que los tres restantes son residentes de Rio Segundo. Sin embargo, en esta última ciudad el brote sería mucho mayor.

El Senasa interdictó los predios de acuerdo a la Resolución 555/2006, dado que la investigación sanitaria realizada –junto al Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba– revelaría que los chacinados consumidos por los infectados habían sido elaborados con carne proveniente de esos establecimientos. Razón por la cual se dispuso su despoblamiento.

“Cabe aclarar que los cerdos faenados que resulten positivos a la enfermedad serán desnaturalizados, en tanto que los animales negativos quedarán habilitados para ser comercializados”, precisó el Senasa.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba agregó que los operativos tuvieron lugar el lunes y martes y el primer objetivo fue sacar de circulación el alimento con presencia del parásito; posteriormente la identificación del elaborador; y finalmente la detección del campo de donde provienen los animales infectados.

“Se pudo establecer un nexo entre el establecimiento que vendía el producto y el origen de los mismos, y se coordinó con las áreas bromatológicas locales”, indicó la Provincia.

Las acciones concluyeron en el secuestro de cinco kilogramos de salames de dos comercios de Río Segundo y Toledo; y fueron en total 151 animales los que quedaron interdictados, hasta tanto las autoridades sanitarias determinen las medidas correspondientes, de faena sanitaria.

“Además de las actuaciones sobre los productores porcinos y los elaboradores de los cortes y chacinados, es importante resaltar la responsabilidad de los comerciantes que adquieren con fines de lucro productos sin ningún tipo de habilitación; de allí la importancia de reforzar los controles por parte de los municipios en todos los locales que venden subproductos de origen animal”, subrayó la cartera agropecuaria.

Finalmente, la los agentes de Agricultura constataron la elaboración y venta de chacinados a partir de animales faenados de manera clandestina en un predio rural cercano a la localidad de Lozada, por lo que se realizó la clausura de las instalaciones.

En Toledo

El intendente de Toledo indicó a La Voz que detectaron entre 30 y 50 casos de triquinosis en esa localidad del Gran Córdoba. El brote, según se informó, se habría iniciado el último domingo.

Víctor Toledo, a cargo del municipio, dijo que el productor, oriundo de otra localidad, ya fue identificado y destacó que retiraron toda la partida proveniente de ese criadero, que había sido entregada en al menos dos comercios locales.

Respecto de la cantidad de infectados, señaló que serían entre 30 y 50. “Muchos casos aún están en estudio. No sé si se seguirán incrementando”, dijo. Y añadió que todas las personas están medicadas y que no necesitaron internación. “Está controlado”, aseguró Toledo.

Algunos de los afectados refieren dolores musculares e hinchazón facial en la zona de los ojos, entre otros síntomas.

El intendente dijo que los primeros casos aparecieron el último domingo y que inmediatamente empezaron a interrogar a esas personas para poder retirar los productos contaminados de circulación.

Recomendaciones

Por último, la Provinca recordó que la triquinosis es una enfermedad transmitida por la ingesta de carne de cerdo cruda o mal cocida, contaminada con el parásito Trichinella spiralis.

Las manifestaciones clínicas son muy variables y pueden cursar como una infección inadvertida o presentar síntomas que, por lo general, comienzan con fiebre, dolor muscular intenso, dolor de cabeza y dolor e hinchazón alrededor de los ojos. También pueden aparecer signos gastrointestinales como diarrea y vómitos.

“Es importante destacar, que en este contexto de pandemia, esta enfermedad inicialmente puede presentar síntomas compatibles con Covid-19, es por esto que también se alerta al personal de salud de estas localidades”, indicó el Ministerio de Agricultura.

Para prevenir esta enfermedad se recomienda:

  • No consumir ni permitir el consumo de carnes crudas y/o chacinados caseros que no hayan sido inspeccionados previamente a la elaboración.
  • Verificar el rótulo o etiqueta de fabricación en todos los subproductos de cerdo que se adquieran. Deberá leerse claramente lo siguiente: Marca del producto; empresa responsable; número de habilitación nacional del establecimiento; fecha de elaboración y de vencimiento del producto; condición de mantenimiento en cuanto a temperaturas ambientales; y rótulo con la composición del producto.
  • No consumir choripán en puestos no autorizados o no habilitados
  • La salazón y el ahumado de las carnes no son suficientes para destruir los parásitos presentes.

Agrovoz

Ver Más