11/08/2022 – La Bolsa de Comercio de Rosario indicó que la oleagiosa sumaría unas 700 mil hectáreas en el próximo ciclo 2022/23 y alcanzar las 16,8 millones de toneladas.

https://www.profertil.com.ar/

La siembra de soja podría crecer 700.000 hectáreas en la campaña venidera 2022/23 respecto al ciclo pasado y alcanzar las 16,8 millones de hectáreas, estimó ayer la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De esta manera, la intención de siembra de la oleaginosa crecería 4,3% y pondría fin a seis campañas consecutivas de retroceso en el área implantada.

“Desde la campaña 2015/16 hasta la 2021/22, la oleaginosa fue perdiendo casi el 20% del área sembrada; en el 2022 la tendencia se revertiría, la soja vuelve a subir”, marcó la entidad.

Los técnicos explicaron que “el principal factor de influencia es el clima”, ya que “con pronósticos climáticos poco alentadores y altas posibilidades de una Niña, que reincidiría por tercera vez, el productor la vuelve a privilegiar como una apuesta segura en un año de alta incertidumbre”.

Otras razones apuntadas por la BCR están referidos a costos, disponibilidad de insumos y “los malos resultados del maíz temprano en la región central”.

Teniendo en cuenta la nueva proyección de superficie y descontando 400.000 hectáreas que podrían perderse o no cosecharse, la entidad calculó que la producción alcanzaría las 47 millones de toneladas, 4,8 millones de toneladas por encima de la campaña anterior.

En contraposición, la superficie de maíz de la campaña 2022/23 se contraería 4,7% y pasaría de 8,4 a 8 millones de hectáreas.

“Los motivos detrás de la caída se centran principalmente en el clima, el fracaso de los maíces tempranos en la región central, el alto nivel de inversión y la incertidumbre”, explicó la entidad.

La Capital