29/04/2022 – Según las consultoras de empresas agropecuarias, la duda actual de los productores se expresa en la disyuntiva: “¿Vendo granos ahora o espero? ¿Compro insumos ahora o espero?”.

Zorraquín + Meneses, una de las consultoras más escuchadas, no tienen una respuesta concreta, pero en sus “Apuntes para Empresas” del mes elaboraron algunas consideraciones para poder encontrar un camino de estabilidad y operar en medio de las turbulencias que vienen desde Chicago. Los productores buscan algo de certidumbre en medio de la fuerte volatilidad que azota a los mercados.

El análisis

“El mercado de granos y el de insumos siguen con señales distorsivas. La guerra en Ucrania y el cierre por pandemia en ciudades de China (con barcos y containers detenidos en los puertos) han potenciado los ruidos comerciales. Han ayudado a sostener los altos precios de los commodities, han encarecido los fletes, han hecho subir a  valores inéditos los fertilizantes y sostienen el precio de los agroquímicos en el doble o el triple de lo habitual”, mencionaron los consultores.

Con ello, admiten que ante este panorama, es muy difícil hacer pronósticos, aunque advierten que “todo indica que a corto plazo (campaña agrícola 2022-23) este escenario tiende a sostenerse, siendo conscientes de la volatilidad que enfrentaremos”.

Cómo cubrirse

Entonces, con una realidad donde “los granos parece que se mantendrán en una franja de valores altos, no parece haber urgencia para vender”, consideraron “aconsejable” tomar coberturas a través de opciones, o bien fijar precios a futuro para disminuir riesgos a la baja.

“Esperar puede tener la ventaja especulativa de que el gobierno está acelerando la devaluación del tipo de cambio, lo cual tenderá a mejorar el precio en pesos. Un buen motivo para vender puede estar asociado a tener un buen destino para el uso de los pesos que se generen”, remarcaron..

En esa línea, aconsejaron comprar “cosas” que estén dolarizadas; por ejemplo, adelantar pago de arrendamientos que no estén en valor grano, hacerse de insumos, repuestos o maquinaria, o invertir en dólar MEP si existe capacidad de ahorro a mediano plazo.

“La alternativa de especular vendiendo granos y generando pesos a invertir en plazo fijo o fondos de inversión al 45% anual o más, pensando que esta tasa irá por encima de la tasa de devaluación, lo vemos como parte de una estrategia lógica del destino de los fondos”, añadieron.

¿Comprar insumos?

Respecto a si conviene comprar insumos, la respuesta es “depende”. “En el caso de semilla de girasol y en menor medida de maíz, quizás convenga acelerar la compra ante posibles faltantes, aunque los valores parecen altos (sobre todo en girasol). En el caso de agroquímicos, más allá de algún posible faltante de marcas específicas, pareciera que los precios actuales se van a sostener altos pero no van a seguir subiendo, lo cual permite adecuar la estrategia de compra a la decisión de venta de granos o de posibles excesos de liquidez”, dijeron.

Por eso, mencionaron hay que tener en cuenta que las empresas y las tarjetas agro están sosteniendo financiamiento a tasas “razonables” o al menos por debajo de la inflación esperada, lo cual genera una alternativa interesante. En cambio, “los fertilizantes son un caso aparte: valores por las nubes, amenaza de faltantes, falta de financiamiento y obligación de recibirlos a corto plazo (los vendedores en general no ofrecen almacenaje luego de la compra) hacen un combo complicado”.

Así, “la estrategia de cambiar granos disponibles por fertilizante hoy parece la mejor alternativa, pero es difícil hacer una recomendación de tipo general”, remarcaron. “En resumen, el menú de opciones es variado y diversificar estrategia de compra y venta hoy parece lo más acorde para estos mercados alterados que se enfrentan”.

BCR News